Anuncios

El milenio

10 años conectando Sierras Chicas

Conexión demorada

INFORME ESPECIAL


Sorpresivamente, la pavimentación del tramo que vincula Unquillo con Río Ceballos, sobre la Ruta E-53, se ha detenido a fines del año pasado. En este informe especial, un repaso por las causas que llevaron a su paralización y las posibilidades de continuación y finalización de la obra.


A mediados de 2018 comenzó la obra de pavimentación de la ruta S-441, conocida como Av. Amadeo Sabattini. La misma busca unir a la localidad de Unquillo (desde la calle San Martín) y la intersección con Río Ceballos, entre la ruta E-53. El tramo tiene una extensión de 3,8 kilómetros y pasa por delante del ex frigorífico Estancias del Sur.

De esta manera, la obra permitiría la comunicación entre Unquillo y la ruta E-53, por lo que la localidad tendría acceso pavimentado ha dicho sector. Pero, con el correr de los meses y mientras se realizaba la pavimentación de aquel tramo, la obra se detuvo inesperadamente.

Originalmente, el proyecto estaba a cargo de la firma constructora Afema S.A y tenía un plazo inicial de ocho meses, aspecto que se vio afectado tras la detención de la obra, en octubre de 2018.

Pero ¿Cuáles fueron las razones que desencadenaron esta paralización? La respuesta no es unánime, sino que es el resultado de un cúmulo de aspectos, desde las finalizaciones contractuales, pasando por el “desbarajuste económico” que señala el intendente de Unquillo, hasta problemas de infraestructura vinculados a las cámaras sépticas y sangrías.

Viejos contratos, nuevas licitaciones

En primer lugar, y de común acuerdo, se rescindió el contrato con la empresa constructora Afema.  “El contrato original con la empresa databa del año 2011 y con los cambios de diseño introducidos, la ecuación económica financiera pactada, originalmente, no era viable”, explicó Laura Sacchetto, vocera de Caminos de las Sierras.

En este sentido, la empresa se encuentra trabajando para lanzar un nuevo proceso licitatorio, el cual se realizará este mes. “Lo concreto es que en enero se resolverá esta situación para que la obra pueda desarrollarse”, expresó la portavoz.

Señaló además, que “la licitación será publicada con soporte digital a través del portal web de Compras y Contrataciones del Ministerio de Finanzas de la provincia”.

A nivel económico, también es importante destacar que el contrato original no consideraba la construcción de un puente, que terminó por agotar el presupuesto previsto. El puente fue edificado con los niveles que alcanzó el arroyo durante las inundaciones de 2015.

Desbarajuste Económico

La crisis cambiaria junto a la devaluación impactó claramente en los costos de producción, incluyendo la mano de obra y los materiales. Este aspecto afectó la continuidad de la obra, la cual empezó a detenerse paulatinamente, hasta paralizarse definitivamente el año pasado.

El intendente de Unquillo, Jorge Fabrissin, dijo que “con todo este desbarajuste económico, la obra se fue por las nubes” y que, pese a tener la intención de pagar, la provincia no tenía la autorización inicial, lo que derivó en la detención de la obra, hasta que el contrato fuese negociado nuevamente.


“Con todo este desbarajuste económico, la obra se fue por las nubes” – Fabrissin.


El proyecto continuará una vez que el Tribunal de Cuentas apruebe la renegociación del contrato, ya que este organismo fiscalizador debe aprobar cada uno de los gastos. “El expediente entró al tribunal y me dijeron que harían lo posible para sacarlo lo más rápido que se pueda”, destacó el funcionario.

Fabrissin recalcó que, una vez aprobada la renegociación, la obra será reanudada. En este sentido, no hay una fecha predeterminada de continuidad de la obra.

Resolver y continuar

Por su parte, Osvaldo Vottero, Director Provincial de Vialidad, señaló otra problemática: la infraestructura. “En un tramo importante hay un gran problema de sangría, de muchas viviendas que vuelcan los líquidos hacia la calle. Es necesario resolver el tema de cloacas previo a lo que significa la repavimentación de la zona”, señaló.

Actualmente, la municipalidad junto a la provincia se encuentran trabajando en este aspecto.

Pese a esta dificultad, el director expresó que nunca se dejó de trabajar. Se optó por “saltear ese tramo” y continuar con otros, además de arreglar cordones. “Cuando no se trabaja en un lado se trabaja en otro. Se va achicando el total de la obra”, explicó.

La ruta actualmente

Mientras se espera la respuesta del Tribunal de Cuenta, el municipio unquillense es el encargado del mantenimiento de la zona, en donde se encuentra la obra sin terminar. El tramo está ubicado frente al Instituto Educativo Nuevo Milenio, en el barrio Los Talitas.

“Hacemos lo que podemos, sin alterar la situación”, explicó Fabrissin. Además, señala que desde el municipio se arreglan los pozos que se forman con la lluvia y con el tránsito, principalmente, de los camiones que recogen la basura de la ciudad de Unquillo.

Asimismo expresó su preocupación sobre el gran volumen de polvo que se genera en ese tramo y resaltó la necesidad de atender esta situación. “Realmente estamos en emergencia hídrica, pero esa zona, cuando está muy transitada,  es una nube de polvo. Es imposible estar ahí, por eso lo regamos, para que no haya tanto polvo en suspensión”, agregó.

Finalmente, sobre la fecha estipulada para realizar el tramo Río Ceballos y Unquillo, Osvaldo Vottero y Jorge Fabrissin prevén que será en el transcurso de este año. La obra se encontrará terminada a fines de 2019, principios del 2020.

Anuncios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: