Anuncios

El milenio

10 años conectando Sierras Chicas

Sororidad en encuentro

MIRÁ CÓMO NOS PONEMOS


Sierras Chicas se pronunció en apoyo a la eliminación de la violencia hacia la mujer, en una jornada que contó con la presencia de referentes, bandas feministas y se coronó con una marcha.

Ilustración: Melania Kobylnik para elmilenio.info

El 25 de noviembre, Día Internacional contra la Violencia hacia la mujer, se realizó en el Anfiteatro Ricardo Rojas el “1° Encuentro de Sierras Chicas por la Eliminación de la Violencia Contra las Mujeres”.

Organizado por la agrupación “Feministas Sierras Chicas”, este evento surgió a partir de la “necesidad de visibilizar que acá también estamos agrupadas, unidas y en red”, indicó Emi, representante del grupo –se utiliza seudónimo para resguardar identidad-.

El Anfiteatro, colmado de mujeres, solas, entre amigas o con sus hijos, se encontraba decorado con piedras violetas en sus gradas, que sostenían papeles con diferentes nombres de víctimas de femicidios, para recordar a las “compañeras” asesinadas. Además, estaban colgados en las barandas y ubicados también en los escalones carteles dónde se plasmaban situaciones cotidianas de machismo.

Por otra parte, un “roperito” tuvo su espacio al costado del escenario dónde cada miembro de la agrupación hizo sus aportes, destinado hacia aquellas que necesitaran retirar alguna prenda. Y, por último, un puesto de apostasía para quién deseara realizar el trámite de bajarse de la Iglesia Católica.

Estos condimentos, junto a la comunidad “Bordando por la Paz”, que se dedican a realizar pañuelos en alusión a la temática feminista, la “Red de Sostenes” que acompañan a mujeres en situación de violencia, la Mesa de Género de Mendiolaza y las bandas “Mestizas” y “Acordeonas”, entre otras, fueron los encargados de dejar una huella auténtica y sorora al primer encuentro.

Las Mestizas, luego de hacer un breve recorrido por su música, se manifestaron “muy felices de participar en este encuentro hermoso que esperamos que sean muchos más”. Mientras que, la Mesa de Género de Mendiolaza manifestó que estas reuniones sirven para ampararse entre todas en “cosas en las que por ahí nos vemos solas”.

Los niños también tuvieron su momento de recreación. La artista Garba, que además fue la vocera en toda la jornada, comenzó la tarde invitando a los más pequeños a dibujar y cantar. Entre tanto, también integrantes de la organización del encuentro, dedicaban su tiempo a estampar remeras con diversas frases como: “Vivas nos queremos” o “Ni una Menos” y la repartición de folletos de servicios otorgados por el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos.

Al finalizar las presentaciones y con el micrófono abierto, donde numerosas actoras subieron a dar sus testimonios y compartir experiencias, la multitud que copó la plaza salió a la vía pública a marchar.

El encabezamiento de la marcha: una pancarta de denuncia “El estado es responsable. Ni Una Menos” junto a cantos alusivos a determinados asuntos. Las feministas de la zona inundaron la calle principal de Río Ceballos, cerrando así una jornada festiva, de diálogo y valga la redundancia, encuentro entre compañeras.

Deconstruirse y avanzar

“La idea es tender una red en Sierras Chicas con el encuentro, y extenderlo a otras localidades”.

“Los encuentros abren puertas a la perspectiva de otras enseñanzas, nos permite vernos, poder hablar de lo que nos pasa”, señalaron Artemia y Susana, una pareja trans que militan el feminismo hace ya muchos años y estuvieron presentes acompañando esta ocasión.

Y ese fue el objetivo con el que nace Feministas Sierras Chicas, deconstruir y abrirse a nuevos conocimientos, al entender, al acompañar. “Tenemos que cambiar la cultura dominante, la educación, refundar y tener pensamiento crítico acerca de sacarse el patriarcado de encima”, continuaron Artemia y Susana.

Actualmente, una de las grandes problemáticas en la región es la ausencia de un refugio de contención para víctimas de violencia de género. El objetivo del grupo feminista, entonces, es actuar como sostén y apoyo para aquellas que estén padeciendo algún tipo de violencia, ya sea en el hogar, institucional o laboral.

Además, no hay comisiones policiales donde acercarse a denunciar. Ni en la comisaría de Río Ceballos ni en Villa Allende, por citar ejemplos, toman la notificación, por lo que, sólo queda reducido al Polo de la Mujer en la Ciudad de Córdoba o a la línea del 144. “La misma represión policial hace que no tomen las denuncias”, expresó Emi, y añadió que, en su caso personal, para recibir la atención correspondiente debió acercarse con abogados a la comisaria.

“Nos busquemos, nos encontremos entre todas y gritemos BASTA de violencia de género”.

Frente a estas aristas se generó que alrededor de 60 mujeres, entre ellas también identidades disidentes, travestis, lesbianas y trans, se reunieran. Definidas como una asociación gubernamental y de mujeres “autoconvocadas,” donde cada una aporta lo que puede desde su lugar. Sin embargo, reconocen que sería muy importante el apoyo municipal en este transcurso, ya que “son procesos súper importantes y tenemos pensado seguir ampliando y comunicando sobre esto” declararon.

Desde la organización pretenden darle continuidad a los encuentros, brindar espacios de socialización y para tal labor necesitan presupuesto y difusión. El objetivo próximo es comenzar con los talleres de ESI –Educación Sexual Integral- y para ello “el acompañamiento del gobierno sería ideal”.

Anuncios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: