fbpx

INFORME ESPECIAL 


Hace 30 años, moría el líder de la emblemática banda Virus.

942953_614789935217590_617256500_n-622x3901

Federico Moura fue el líder y cantante de Virus, una de las bandas más emblemáticas de los ’80, la década de los raros peinados nuevos, el new wave, el fin de la dictadura y el inició del videoclip.

Moura vivía en Brasil, cuando en 1980 sus hermanos, Marcelo y Julio, lo convencieron de volver al país y unírseles a Virus, el grupo que estaban formando junto a Enrique Mugetti y a Ricardo y Mario Serra.

Virus fue la banda encargada de iniciar la revolución del rock argentino, además de aprovechar las tecnologías de por aquel entonces: sintetizadores y bases de secuencias MIDI, que permitían romper los típicos esquemas de formación voz-bajo-batería-guitarra. Se destacaron, a su vez, porque era imposible reconocerles influencias directas. Eran pura originalidad, creatividad y vanguardia.

5c1a96562895b_virus-tapa-nota

Con ellos, Moura editó seis discos. El primero, “Wadu Wadu” (1981), los mostró como una novedosa propuesta. El hit homónimo se convirtió en un clásico instantáneo.

“Virus recupero el tiempo perdido en el rock nacional”, señala Oscar Jalil en un podcast para La Nación. “Aportó la diferencia, desde la estética con una mirada mucho más distendida. La tapa del disco con la banda usando remeras ajustadas, pelo corto, vaqueros y zapatillas era algo que no existía en el rock argentino. Y por supuesto la idea de agitar, de hacer un rock bailable”, explicó.

Por esos años fue productor del primer disco del exitoso trio Soda Stereo, a quienes conoció mientras compartían escenarios under como Marabú o Café Einstein.

“Relax” (1984) fue su cuarto álbum. Temas como “Amor Descartable” y “Me puede programar” se apoderaron de las radios, en una época en la que Spotify ni siquiera era un proyecto.

A este le siguió “Locura” (1985) el disco más popular del conjunto, llegando a vender unas 200.000 copias.  Sus cortes fueron «Pronto entrega» y «Una luna de miel en la mano».

moura

El último álbum que editó junto a Virus, “Superficies de placer”, se encuentra en el puesto N° 18 como uno de los mejores de la historia del rock argentino según la  revista Rolling Stone.

Mientras componía este disco, la salud de Federico se vio afectada por una neumonía. Por recomendaciones de sus conocidos, se realizó un chequeo médico en donde le diagnosticaron VIH.

Falleció el 21 de diciembre de 1988, debido a un paro cardiorespiratorio. Gustavo Cerati lo definió como “un ser inolvidable” y lo era. Hoy, 30 años después de su desaparición física Federico Moura sigue siendo una leyenda.

Dejá un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: