Francisco Mariño ejerce actualmente como Secretario de Gobierno en Río Ceballos. Luego de la polémica salida de su antecesor, Ezequiel Lemos, Mariño asumió y comenzó automáticamente a implementar cambios significativos en la gestión.

Francisco Mariño ejerce actualmente como Secretario de Gobierno en Río Ceballos. Luego de la polémica salida de su antecesor, Ezequiel Lemos, Mariño asumió y comenzó automáticamente a implementar cambios significativos en la gestión.

  • Por Clara Angeletti. periodico@elmilenio.info
  • Paulina Acosta y Amparo Ramírez. 4°B IENM
“Le vamos a dar prioridad a lo que es salud y promoción humana”.

[dropcap]C[/dropcap]on nueve áreas a su cargo, a partir de las irregularidades que percibía, Francisco Mariño instauró un nuevo programa de registro para una mejor organización de los pedidos que realiza la gente. Además, declaró que hoy en día actúa como “filtro del intendente” y que prioriza, sobre todo, un buen trato con los vecinos.

El Milenio: ¿Hace cuánto incursiona en política?

Francisco Mariño: En política estoy hace dos años más o menos.

EM: ¿Cómo llegó a ocupar el cargo que tiene hoy en día?

FM: Bueno, el primer cargo que tuve en la municipalidad fue coordinador, en la oficina de empleo. Ahí había que arreglar algunas cositas, y gracias a Dios y a la gestión se arreglaron. Después, como soy abogado y quedó vacante el puesto de asesor letrado, me pasaron a ocupar ese lugar durante cuatro meses. Posteriormente, por cuestiones internas renunció el secretario de gobierno, y me ofrecieron el cargo, obviamente dije que sí.

EM: ¿Por qué obviamente?

FM: Porque es un cargo muy importante, te dan muchas ganas de trabajar; en el cargo que estoy ahora tenés muchas posibilidades de ayudar a la gente, de estar dentro de la gestión, más que en los lugares que estuve. Entonces acá si tenés ganas de trabajar es donde más se puede, por eso el obviamente.

EM: ¿Era el panorama que esperaba?

FM: En realidad me encontré con una situación que no esperaba. Había muchas cosas pendientes, que no se estaban resolviendo, quedaban en la nada.

Nosotros trabajamos como todos los municipios, con informes socioeconómicos de la gente que pide cosas, pide eximición de impuestos, de la tasa de agua, terrenos, etc. Hoy por hoy empezamos a agilizar todo eso, esos pedidos se resuelven, ya sea por sí o por no en una semana.

O sea, me encontré con un panorama en donde la gente me pedía mucho, porque le daban mucho, entonces la idea era cambiar esa modalidad; vos me pedís y yo te ayudo, pero en contrapartida me vas a ayudar también, por ejemplo, en ir a limpiar el centro comercial. Ahora es como que bajamos una línea en la que vengan a buscar trabajo, que no abusen de la ayuda social.

EM: ¿Cómo hizo para adaptarse a un grupo de trabajo ya formado?

FM: Lo que pasa es que mi profesión me lleva a estar en permanente contacto con la gente, y uno, más o menos, de relaciones humanas ya conoce. Sabía que el desafío era grande, por todas esas personas que estaban antes que yo en la gestión, era difícil pero bueno, tengo una forma de trabajar que a la gente le gusta, me adapto y se adaptan a trabajar conmigo.

EM: ¿Cómo es la relación con el intendente? 

FM: El intendente toma decisiones por la investidura que tiene, toma decisiones que no me las consulta a mí porque no tiene porque consultarlas, pero si se trata de que va a ingresar una persona a un área, donde me compete a mí, ahí si me consulta, me llama y acomodamos.

Lo mismo yo; puedo decidir en mis áreas, pero siempre por una cuestión mía es ir y consultarle, ir e informarle, cosa que no pasaba antes.

Eso fue uno de los cambios que hubo, esa falta de información en la gestión anterior muchos lo tomaron como que había conflictos, pero no, eran formas de trabajar. Yo tengo una forma de trabajar y congeniamos bien con el intendente.

EM: ¿Planea postularse para la intendencia en la próxima elección?

FM: No, y te digo por qué. Para ser candidato que deba dirigir una ciudad, por más chiquita que sea, para conducir una escuela, una empresa, cualquier cosa que tengas la responsabilidad de tener gente por detrás, tenés que estar capacitado. Yo no puedo decir que estoy capacitado para ser intendente, sería una irresponsabilidad de mi parte.

Aparte, le debo mucha lealtad al intendente, entonces yo no voy a hacer nada que lo perjudique, menos ser candidato en una interna.

EM: ¿Qué áreas son prioridad?

FM: En realidad, lo que pasa es que promoción humana abarca mucho, o sea te diría que la misma promoción humana te puede armar un ranking, dentro tenés: eximición de impuestos, eximición de tasa del agua, bolsones, luz y terrenos.

Por otro lado, no queremos parar con el tema de las luminarias que hemos empezado a colocar, que estamos arreglando, porque la obra pública es lo que se ve, así que bueno, es a lo que le apuntamos más con el secretario de obras públicas, que no es un área que es mía, pero conocemos también de la situación que no se tiene que parar.

EM: ¿Y cuáles son los proyectos a futuro?

FM: Con toda esta movida de ajuste que tenemos, nosotros le vamos a dar prioridad a lo que es salud, promoción humana, que es donde están la mayoría de los reclamos y cuestiones por las que nos vienen a ver, ahí vamos a ir decantando.

Después tenemos proyectos que son más de obra pública; mejorar lo que son las luminarias, estamos haciendo bastantes instalaciones, hemos mejorado los puentes. Todo lo que podamos hacer como proyecto de obras públicas, lo estamos trabajando.