Anuncios

El milenio

10 años conectando Sierras Chicas

Elisa Cuitiño: “La equitación es parte fundamental de mi vida”

Elisa Cuitiño detalla la equitación como deporte, incluyendo el trabajo en equipo que se debe lograr entre jinete y caballo.

  • Por Sophia Stroscio y Melina Briñon Paz. 4°B IMVA

La vida de Elisa gira gran parte del día alrededor de los caballos, es algo sobre lo que no hay dudas. “Los caballos siempre me gustaron y formaron parte de mis actividades. Desde chiquita mis padres tenían caballos, así que nosotros andábamos en el campo y cuando crecí yo quería saltar; a los 17 años empecé a montar, desde ahí no pare nunca más”.

El Milenio: ¿En qué consiste este deporte?

Elisa Cuitiño: Consiste en trabajar con un caballo; el caballo es un atleta, ya que entrena lo mismo que un atleta para correr o saltar en alguna competencia, por ejemplo, de 100 metros con valla o una carrera de velocidad, o cualquier prueba de atletismo.

También uno debe trabajar el adiestramiento, para que el caballo se vuelva un atleta: le hacés distintos ejercicios para ir logrando que el caballo se vaya reuniendo, y cuando conseguís la reunión de caballo conseguís que sus patas se pongan bien debajo de su panza, entonces va sacando fuerza y generando músculos para aguantarte a vos arriba y tener fuerza para saltar.

Al caballo no sólo lo entrenás saltando, sino que hacés trabajo en el plano, en la pista, ejercicios como alargar, que vaya más largo o más corto, que pare, que salga al galope, que frene, que doble, que haga vuelta, que haga círculo.

EM: ¿Qué elementos se requieren para practicar esta actividad?

EC: El caballo principalmente, y hay que tener un equipo especial para el caballo y para el jinete. El caballo necesita su cabezada, su montura, sus protectores; y el jinete necesita tener un pantalón cómodo, con botas y polainas que protegen la pierna y el casco por seguridad.

EM: ¿Sin montura es mucho más complicado?

EC: Saltar sin montura es casi imposible, más que complicado, porque tenés que usar mucho las piernas y te cansás bastante, entonces podés hacer sin montura un saltito, dos saltitos, pero no un recorrido entero; se te acalambran las piernas.

EM: ¿Qué tipo de prácticas se pueden llevar a cabo con el caballo?

EC: Lo que hago yo es saltar, hacer adiestramiento, que consiste en entrar a una pista, un rectángulo que tiene 20 metros por 60 metros, que tiene letras y te van dictando una tabla que vos tenés que hacer. Por ejemplo, te dicen: entrar por la letra A, hacer alto y saludar al jurado en la C, salir a trote a la mano derecha en la M, hacer un circulo de la M a la B, asentar la pierna, hacer apoyo.

EM: ¿volteo desde que edades se puede hacer?

EC: Volteo es a partir de los dos años y medio o tres, porque como no tenes montura en volteo tenes que fijarte como te agarras, es una actividad muy segura para que los chicos empiecen a tener contacto con el caballo y se relacionen de una manera muy segura.

EM: ¿Cuántos hípicos hay en Sierras Chicas?

EC: Hípicos que están en el circuito son 4, e hípicos que son mas chiquititos y que no están en el circuito de Córdoba deben ser 4 o 5 mas.

EM: ¿Qué cualidades debe adquirir quien quiera participar de concursos?

EC: Pertenecer a una escuela para que le den un caballo y tener muchas ganas, mucha pasión y ganas de participar y de entrenar, por supuesto.

EM: ¿Cómo son los concursos? ¿Cuál es su objetivo?

EC: El objetivo del concurso es demostrar todo lo que hiciste trabajando, todo lo demostrás en una pista, en un minuto y medio más o menos aproximadamente.

Existen programas de 30 cm que se llama categoría iniciado, que es para los mas chiquitos, los que recién se están iniciando en la actividad (y es una prueba que la podés hacer al trote o al galope), y de ahí vas subiendo en altura; la categoría escuela es de 30 a 60 cm, tercera podés saltar de 90 a 120 cm, segunda categoría 130 cm, y primera categoría hasta 140 cm.

EM: ¿Existe alguna raza de caballos que sea particularmente más fácil a la hora de cabalgar?

EC: Existen muchas razas. Para salto la raza se llama “Silla Argentina”, y existe una agrupación, llamada “Fomento Equino”, que los va agrupando a los caballos, y los que son de esta raza son especialmente utilizados para saltar. Pero cualquier caballo puede saltar hasta un metro, al menos la mayoría.

EM: ¿Cuál es la manera óptima para cuidar a un caballo?

FC: En el club tienen boxers, que es como se llama a los lugares donde los guardan; sus camas se hacen con viruta, y se las cambia una vez al mes. Hay un chico que los cuida y los limpia; y se les hace la cama todos los días, la limpian, se saca el guano y, una vez al mes, le sacás toda la viruta. Todos los días tenés que cuidarlos, cepillarlos, limpiarlos, sacarlos, ya que es un animal que está guardado en un box de dos por dos, y si vos no vas y lo sacás todos los días, se aburre. El cuidado es permanente, vos te hacés cargo de un ser vivo y lo tenés que cuidar todos los días.

EM: ¿Cuánto sale, aproximadamente, practicar este deporte?

EC: El deporte, para empezarlo, no es carísimo como todo el mundo cree. Las clases, de una vez por semana, salen mil quinientos pesos, y dos veces por semana, dos mil doscientos. Sin embargo, vos cuando tenés tu caballo propio tenés que pagar su pensión, su veterinario, entre otras cosas. Al caballo hay que vacunarlo cada tres meses, hay que hacerle anemia cada sesenta días, herrarlo cada treinta, entonces son gastos que se te van acumulando si tenés caballo propio.

EM: ¿Y cuáles son los beneficios que brinda la equitación?

EC: Los beneficios son un montón. Primero, te hace interactuar con un espacio sano, porque es un deporte al aire libre, y ahora muchos chicos están frente a la computadora y las pantallas, por lo que esto te hace abrir la cabeza porque estás en un espacio libre.

También es una actividad que te levanta mucho la autoestima, ya que el caballo te da seguridad, por lo que tiene muchos beneficios en lo que respecta a como se siente uno consigo mismo, porque si vos podés controlar a un animal que pesa 500 kilos, entonces sentís mucha seguridad para enfrentar otras cosas.

La equitación te hace hacer mucha gimnasia; parece que no, pero, aunque todo el mundo dice “Pero vos vas arriba del caballo y no hacés nada”, cuando te subís al animal te das cuenta de que hacés mucho, ya que se trabaja todo el cuerpo, porque trabajás al mismo tiempo piernas, brazos, cintura, abdominales, entre otros. Y necesitás hacer todo al mismo tiempo, así que es algo que te da mucha coordinación, porque cada miembro de tu cuerpo tiene que trabajar de una forma distinta para darle ayuda al caballo y que trabaje como vos querés; las manos trabajan por separado, las piernas por separado.

Anuncios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: