fbpx

El Milenio se reunió con Fuerza Policial Antinarcotráfico de Córdoba con el objetivo de conocer a fondo el alcance de sus políticas de lucha contra el avance del narcomenudeo en la Provincia. La FPA es pionera a nivel nacional, y en tres años de existencia detuvo a más de 3000 personas y cerró 900 puntos de venta de droga.

  • Por Matías Pérez. matiasperez@elmilenio.info
  • Franco Bonvino

[dropcap]E[/dropcap]l hecho de que la demanda interna de drogas haya mostrado en años recientes niveles inquietantes en los países del Cono Sur, principalmente Brasil y Paraguay, hicieron que Argentina tenga una ubicación estratégica para las empresas de narcóticos que buscan alcanzar mercados en auge como el europeo, pasando por países de África occidental como Ghana, Guinea y Nigeria.

Entonces, las llamadas mafias transnacionales comenzaron a trabajar en sociedad con grupos delincuenciales locales, haciendo visible que Argentina no es sólo un punto de tránsito, sino un actor con un papel cada vez más internacional en la dinámica de las drogas.

Hoy, el país está atravesado por una lucrativa cadena productiva ilícita que involucra procesamiento, tráfico, distribución y uso de drogas; actividades vinculadas a los precursores químicos, al lavado de activos y a las armas livianas; manifestaciones de violencia múltiple, por lo que los gobiernos ya no esperan una solución categórica, rápida y milagrosa.

Esto no se trata de un hecho aislado para la Provincia de Córdoba, ya que, por su ubicación geográfica, su buena conectividad, su densidad poblacional y el acceso a insumos químicos que son imprescindibles en la cadena de producción de la droga, se ha convertido en un campo fértil para la penetración de poderosas mafias que lucran con la vida de los jóvenes.

En esta línea, se comenzaron a adoptar medidas concretas para que este problema no continúe creciendo en los próximos años, uno de estas es la Fuerza Policial Antinarcotráfico (FPA), la que desde hace tres años fue creada en la ciudad de Córdoba, contando en la actualidad con dos subsedes provinciales, una en San Francisco y la otra en Departamento de Colón, más precisamente en Jesús María, al que pertenece Sierras Chicas. 

Invitados por la FPA, El Milenio visitó la central de esta fuerza antinarcotráfico en la capital cordobesa. Fue así, que este medio fue recibido por las autoridades, quienes a través de un recorrido por el predio dieron a conocer el alcance de sus políticas de seguridad en toda la Provincia.

La construcción de una fuerza desde cero

El jefe de la FPA, Francisco Salcedo, el director General de Operaciones, Héctor Brunotto y el director General de Investigaciones Criminales, Diego Ramacciotti recibieron a El Milenio en la sede central de la ciudad de Córdoba.

Tiempo atrás, la Justicia cordobesa había creado los primeros fueros especiales de lucha contra el narcotráfico y contaba en ese momento con fiscales especializados en la materia. Pero ya Córdoba tenía vista la conformación de una fuerza específica para la lucha contra una problemática que venía en aumento.

La ecuación que se buscó desde un principio resolver por parte de la fuerza fue la siguiente: sin narcotráfico no hay narcomenudeo y sin narcomenudeo no hay narcotráfico. Es decir, la lucha es ante todo contra el narcotráfico por más que se vaya directamente contra la venta al menudeo.

En este marco, la FPA nace hace tres años atrás -mayo de 2015- y lo hace con muchas características relevantes, hasta el punto que marca un momento bisagra a nivel país. “En principio, fue algo muy difícil, se trató de un desafío muy importante porque iniciamos una fuerza desde cero”, explicó a El Milenio, el jefe de la FPA Córdoba, Adrián Salcedo.

Y lo anterior fue posible porque la FPA depende del Fiscal General de la Provincia de Córdoba y esto es algo que la hace diferente, ya que articula todas sus acciones con la fiscalía de lucha contra el narcotráfico.

Otra cosa que la hace particular es que la fuerza rinde cuentas a las comisiones de la legislatura provincial. Por lo que la transparencia es parte fundamental de su plan estratégico: “estamos acostumbrados a rendir cuentas. La crítica para nosotros es un punto de partida y de crecimiento”, dijo a este medio, Salcedo.

“Particularmente, creo que Córdoba tuvo una visión prospectiva de esta problemática y que la abordó en ese sentido responsablemente porque se adhirió al proceso de desfederalización en el 2005 luego en el 2012 se generaron y se crearon cuerpos especializados para la lucha contra el narcotráfico desde del narcomenudeo, hasta la creación de la FPA”, agregó el funcionario de la seguridad.

“La Legislatura provincial sancionó en 2012 la ley 10.067, por la cual Córdoba adhirió a la normativa nacional de desfederalización parcial de la competencia penal en materia de estupefacientes”.

El Milenio: ¿Hay antecedentes de que se haya creado una FPA en otra provincia del país?

Adrián Salcedo: No lo hay. En el resto de las provincias del país en ningún lado existe una fuerza como la de la FPA Córdoba.

Hace un tiempo atrás, creo que el año pasado, se juntaron todos los fiscales generales de todas las provincias para ver nuestro funcionamiento y en razón a eso y a las provincias que habían adherido a la Ley de Federalización, ver cómo podrían implementar con sus policías locales una suerte FPA.

Marcando una diferencia, Córdoba cuenta con la única fuerza policial antinarcotráfico exclusivamente para la tarea que ha sido creada.

El Milenio: ¿Con cuántas sedes cuentan en la Provincia de Córdoba?

Héctor Brunotto: Tenemos dos sedes, una de ellas está en Jesús María, la que nos permite tener cubierto todo el corredor norte y donde hemos fortalecido nuestros controles. A su vez, tenemos otra en la ciudad de San Francisco, atendiendo con esta, problemáticas de alta complejidad que tenemos con la frontera de Santa Fe.

Vale aclarar que esta fuerza tuvo dos extensiones de jurisdicciones más allá de las fronteras cordobesas. Una fue la actuación en Santa Fe, donde realizamos cinco allanamientos, sumados a otros cinco que se hicieron en nuestra provincia. En esos procedimientos de antinarcotráfico, detuvimos y desbaratamos una banda que trabajaba de forma permanente la dinámica de ir desde un territorio hacia otro.

Por otro lado, estuvo el allanamiento que realizamos en la Provincia de San Luis con el objetivo de localizar elementos probatorios de una causa sobre una persona que era referente en el narcomenudeo de la zona de traslasierra. Por esto mismo, en el circuito narco delictivo es muy importante la tarea de esta fuerza.

El Milenio: ¿Cómo es el tema de entrenamiento?

Héctor Brunotto: Dentro del área de capacitación, se trata de especializar a la gente en los dos Pilares fundamentales, investigativo y operativo. Y lo que a mí me atañe, más precisamente en la capacitación, traemos instructores de otros países para que capaciten a nuestra gente y de esa forma, cuidando el presupuesto provincial, incluimos a un mayor número de personas.

La fuerza se adapta a los niveles de exigencia que la comunidad pide en los tiempos que corren y estar a la vanguardia del conocimiento para poder reaccionar a lo que se pide.

Actualmente la FPA tiene 280 efectivos, todos en un escalafón único que cuenta con dos especialidades básicas: Investigaciones, con funciones de inteligencia preventiva; y Operaciones, a cargo de la intervención directa por medio de operativos desplegados en el territorio. En esta línea, cuenta con 130 investigadores y 120 efectivos de calle, además de 30 civiles incorporados.

El Milenio: ¿Por qué el generar lazos con la sociedad es una prioridad?

Adrián Salcedo: Valoramos mucho el haber adolecido como fuerza antinarcotráfico, eso ha sido un proceso muy importante y luego, es fundamental para nosotros instalar en la sociedad que somos una herramienta de trabajo y de la lucha contra narcotráfico desde el narcomenudeo.

Es importante tener en cuenta lo que trae aparejado en el tejido social la actividad comercial y la venta del merodeo de las drogas, porque esto va intoxicando y deteriorando todos los extractos sociales, sin depender del nivel económico. Además, de los delitos conexos que traen.

En este sentido, creo que la sociedad ha entendido que somos su herramienta de lucha, por eso tenemos un 0-800-888-8080 donde se han volcado alrededor de unas 9.000 y poco más de denuncias y eso habla de que estamos trabajando responsablemente. En esta línea, el 98% de los datos que se vierten sirven para las investigaciones, por lo que es muy importante la conciencia ciudadana y su participación.

También, quiero aclarar algo, esto es absolutamente anónimo y más allá de eso, nunca se ha registrado ningún tipo de represalias de alguna persona que ha sido denunciante, aún, si esta persona quiera dar su nombre. Lo único que necesitamos es la presunción de la actividad y la dirección, lo demás se encargan los fiscales junto con el equipo de investigaciones.

Los procedimientos de detección drogas|

El procedimiento de detección de drogas está sumamente unido al avance de las nuevas tecnologías. El mismo se realiza con un vehículo equipado una cinta de rayos X, tecnología similar a la que se puede encontrar en los aeropuertos internacionales. De esta forma, se logra detectar cualquier tipo de sustancia narcomenudeo.

Se puede destacar que esta tecnología resulta ser bastante costosa y se necesitan tres miembros de la fuerza para operarla. Ante una situación sospechosa, uno de ellos se encarga de acompañar al civil hacia el lugar donde se encuentra el equipamiento, al que invita a colocar sus pertenencias sobre la cinta antes mencionada. Mientras que el otro oficial se encuentra en el panel de control visualizando que hay dentro de las pertenencias de la persona bajo sospecha.

En este sentido, la pantalla que controla el oficial podrá detectar lo siguiente: las sustancias orgánicas con un color naranja, las inorgánicas con un color azul y lo demás de color gris. Entonces, para finalizar el procedimiento, el último oficial recibe las pertenencias de la persona al otro extremo de la cinta y se las entrega al civil.

Dato interesante es que la camioneta está equipada con dos aires acondicionados que evitan el sobrecalentamiento del equipo de detección, ya que este es muy sensible a las altas temperaturas, las que podrían dañarlo, porque muchas veces los operativos se realizan en zona fronteriza.

Entrenamiento de la fuerza canina|

La FPA cuenta con su propia división canina. La División K-9 antinarcóticos está conformada por perros ovejeros alemanes, ovejeros belgas malinois y mestizos de ambas razas, que son entrenados en la detección de cocaína, marihuana y armas de fuego, tanto para marcación activa como pasiva. Vale aclarar que el criadero se encuentra en la sede central en la ciudad de Córdoba.

El Milenio pudo presenciar un simulacro de detección de sustancias y así lo describe este medio a continuación.

El entrenamiento para enseñarle al perro a detectar la droga se realiza a través de un juego donde el can tiene que encontrar una pelota, y una vez localizada, adopta una posición nerviosa y comienza a ladrar en el lugar sospechoso, donde luego, su entrenador va a revisar y una vez encontrada la pelota se la da como premio.

Es necesario mencionar que “nunca”, durante el entrenamiento, se utiliza ningún tipo de sustancia que pueda afectar al perro, simplemente se trata de un juego psicológico.

Además, los perros que forman parte de la fuerza se encuentran sumamente entrenados contra diversos ruidos al que puedan ser expuestos, como por ejemplo los disparos, los motores de los vehículos, las bocinas, etcétera. En este sentido, siempre se trabaja en equipo, ya que el entrenador vas facilitando el ingreso al animal hacia el lugar donde el guía quiere que el animal inspeccione.

“Con el tema de los canes trajimos gente de Alemania y si bien la FPA adoptó la línea de adiestramiento y asociación de sustancias americana, también queríamos incorporar la europea, hoy decimos con orgullo que los perros cordobeses son los primeros que detectan drogas de síntesis en el país y tenemos resultados positivos”, expresó el director general de operaciones, Héctor Brunotto.

Dejá un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: