Anuncios

El milenio

10 años conectando Sierras Chicas

“Tener la voz sana y ganas de venir a cantar”

De esta manera Luis Pérez, fundador del coro musical “Guasos”, sintetizó los requisitos para participar de su nuevo trabajo.

  • Por Tomás Vicente. periodico@elmilenio.info
  • Tomás Ullua, Matías Allasia y Rocío Fernández. 4°A y B IENM.
  • Delfina Hidalgo y Romina Converti. 4°A IMVA

→“Considero que todos los que vienen a cantar conmigo son alumnos, vienen a aprender y uno tiene que estar en el rol docente siempre”.

En entrevista con El Milenio, el Director y Compositor Luis Pérez compartió su experiencia sobre el proyecto musical “Guasos”. Se trata de un coro conformado por voces de varones, ensayos quincenales en Río Ceballos, y la complementación con el estudio de la música mediante diferentes audios. De este modo, se busca recuperar el origen y los antiguos sonidos de los múltiples folclores del mundo.

El Milenio: ¿Cómo fue su formación?

Luis Pérez: Yo estudié en la UNC, en lo que ahora es la Facultad de Artes y creo que fue lo mejor que me pasó en la vida. Cuando llegué sólo era un melómano, muy fanático del rock sinfónico inglés, gracias a la influencia de un amigo muy informado. Pero cuando fui a la escuela, se me abrió la cabeza para siempre y no volví a tener ese fanatismo que te cierra la ventana.

EM: ¿Cómo surgió este proyecto?

LP: Surge a partir de mi relación con Río Ceballos, trabajé mucho tiempo ahí, pero en los últimos años me fui porque estaba afectado a dirigir uno de los coros oficiales de la provincia, que funciona en Río Cuarto.

Cada tanto armaba un concierto de navidad, ensayando tres o cuatro veces y me volvía a ir. Entonces fue surgiéndome una suerte de afecto, una demanda de volver a hacer actividad ahí. Además, son muchas las persona con las que he cantado y en un lugar chico, como Río Ceballos, uno se convierte en una persona conocida.

No es fácil conformar un grupo con personas que canten y con alguien que dirija, parece muy sencillo, pero es importante la empatía entre la gente. Ahí radica la importancia del director, debe ser aceptado por el grupo, en mi caso hace muchos años que trabajo con chicos que tenían 14 o 15 años y ahora con 30, la relación se mantiene.

“Las voces de los varones es inexplicable, tiene un sonido sólido y potente, generan una especie de onda sonora similar a las cuerdas de los contrabajos”.

EM: ¿Qué objetivo persigue el coro?

LP: El objetivo es la indagación, la investigación de las posibilidades de las voces de varones, que tienen un sonido muy particular. Los hombres producen un sonido de enorme relevancia, tienen una potencia que es muy sólida, muy compacta y eso me permite investigar sobre los folclores de cualquier lugar del mundo, sus literaturas y músicas ancestrales.

Históricamente ha habido lugares como astilleros o aserraderos en Europa, sobre todo donde han trabajado centenares de hombres en condiciones de vida muy duras. Esto ha dado lugar a generar mucho material sobre el cual se puede trabajar.

EM: ¿Cuál es la diferencia que le quieren dar a “Guasos”?

LP: Una diferencia fuerte, primero porque desde la formación de uno, se puede elegir muy buen el material. Hay que saber seleccionar lo que se va a interpretar, imaginen que los que fueran a cantar no tuvieran experiencia, estaría muy mal si eligiera una música muy difícil que hiciera que se frustren y piensen que la música es una cosa horrible; que el recuerdo se les quede y nunca más canten. En este caso la formación te da el saber de lo que puede o quiere dar el grupo.

EM: ¿A quién admite Guasos? ¿Con qué criterios invita a sumarse al coro?

LP: Se buscan hombres mayores de 18 años y de Sierras Chicas, con eso es suficiente. No necesito que sepan cantar, preciso que sean afinados, que tengan una voz sana, si no lo son, busco las mejores palabras para decirles que no pueden. Pero en realidad todo el mundo puede cantar, lo que es deseable es que lo hagan con las mismas condiciones, con sus pares.

Algunos creen que tienen que saber algo de ópera y no, nada que ver. Podés tararear, pero si lo haces horrible no tenés oído y es probable que no vayas a funcionar en un grupo donde todos los que están tienen un odio de bueno para arriba.

“Suele pasar que alguien se acerca y te comenta “Yo no sé cantar, mi familia dice que soy un desastre”, pero se ve que algo le pica y viene igual. Resulta que el tipo abre la boca y tiene una voz hermosa. Te encontrás con personas buenísimas, que primero necesitan sacarse todo el peso de esa mochila. Luego necesitan aceptarse y finalmente terminan por destaparse”.

EM: ¿Tuvieron dificultades para realizar este proyecto?

LP: La única dificultad que nos sucede a todos en municipios chicos, es sobre el lugar donde trabajar. Pero las municipalidades suelen ser muy colaboradoras, a lo sumo puede pasar que no te den mucha atención si venís de afuera.

Igual como recién empezamos, nos habíamos juntado en la casa de uno de los integrantes porque tenía un lugar grande. Ahora estoy yendo a la municipalidad de Río Ceballos a pedir si me pueden prestar un lugar, pero por ahora dejo el WhatsApp de mi propio teléfono, para que el que esté interesado me llame y yo le aviso donde nos juntamos.

EM: ¿Cuántas veces se reúne?

LP: Suelen ser encuentros muy relajados, nos reunimos dos martes al mes, alrededor de dos horas. Porque hoy en día la vida está muy cargada de responsabilidades y actividades, entonces si ponés muchos ensayos faltan muchos también. Les doy cosas para que aprendan en casa, yo les grabo la parte que cada uno tiene que interpretar, se las canto y les doy la partitura. Ellos se van a sus casas, lo escuchan y cada tanto, agarran el material para verificar, cuando vienen tenemos la ventaja y cantamos, es sumamente placentero.

 

Anuncios

One thought on ““Tener la voz sana y ganas de venir a cantar”

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: