Anuncios

El milenio

10 años conectando Sierras Chicas

Más presupuesto para obras públicas

Para Pablo Cornet, titular de la Secretaría de Hacienda, uno de los principales objetivos es aumentar el porcentaje de recursos destinado a obras de pavimentación, cordón cuneta, desagües e iluminación. Además, en dos años, la proporción de vecinos al día con las tasas municipales pasó del 53% al 68%.


Por Lucía Argüello | luciaarguello@elmilenio.info

Colaboración: Clara Luz Gelosa y Serena Brasca. 4°B IENM.

Pablo Cornet tiene 36 años y una larga historia vinculada a Villa Allende. Sus tatarabuelos paternos fueron Don Juan Martín de Allende y Doña Mercedes de Goycoechea, y aunque por esos azares del destino le tocó el apellido Cornet, aun así, tras pasarse una vida entera en la localidad, su relación con la Villa es ineludible. “Al Intercórdoba le sigo diciendo La Quebrada”, bromea durante la entrevista.

Contador público y docente de la Universidad Nacional de Córdoba, Cornet ha trabajado en empresas privadas y ha tenido emprendimientos propios, los cuales abandonó en diciembre del 2015 para dedicarse íntegramente a la función pública. “Realmente lo disfruto mucho, aunque me levante feliz a trabajar todas las mañanas y me acueste todas las noches angustiado pensando en las cosas que faltan”, afirma el actual Secretario de Hacienda mientras explica cómo es la labor del área que encabeza.

→“Hay mucho para hacer en la función pública, es apasionante”, afirmó Pablo Cornet, Secretario de Hacienda de Villa Allende.

EM: ¿Cuáles son los principales factores que se tienen en cuenta para definir el monto de los impuestos?

PC: En primer lugar, habría que aclarar que el municipio no cobra impuestos, sino tasas. La diferencia es que las tasas se cobran en relación a un servicio que se presta, y los impuestos, no necesariamente. Las tasas (de inmuebles, automotores y comercio e industria) se definen principalmente en función de cuánto le cuesta a la municipalidad brindar esos servicios: recolección de residuos, recolección de poda, mantenimiento del alumbrado público, barrido, riego y mantenimiento de las calles, etc.

Cuando asumimos, las tasas de la propiedad no alcanzaban para cubrir ni siquiera el servicio de recolección de poda. Un kilo de pimiento costaba más que la tasa de propiedad. Por eso empezamos la gestión con un aumento del 120% (que, en realidad, por una serie de descuentos, terminó siendo un 65%), pero en los dos años posteriores hemos sido la ciudad del corredor Sierras Chicas que menos ha aumentado sus tasas.

EM: ¿Cuáles son las otras fuentes de ingreso que tiene la municipalidad?

PC: Las tasas representan casi el 45% de la recaudación total, después está la coparticipación provincial, que ronda el 50%, y, por último, un pequeño porcentaje que proviene de las multas y los derechos que se cobran por cada trámite, como los derechos de edificación.

EM: Actualmente, ¿hay muchos vecinos deudores?

PC: Cuando llegamos al gobierno, sólo el 53% de los vecinos pagaba sus tasas. Hoy en día, esa cifra llega al 68%. Si bien podría ser mejor, es un buen aumento. Para lograrlo nos acercamos al vecino, otorgándole más facilidades de pago (con planes para que regularice sus deudas) y más medios de pago (se puede pagar por débito automático, con tarjeta de crédito o a través de la página web, ya no sólo de manera presencial en la municipalidad o en un Rapipago). Asimismo, hemos reclutado empleados experimentados que conocen del tema y han hecho un muy buen trabajo en términos de recaudación.

EM: ¿Cómo se elabora el presupuesto anual?

PC: El Intendente está intentando que la gestión de Villa Allende sea una gestión por proyectos. O sea que cada secretaría presenta los proyectos para su área, nosotros los revisamos (según el orden de prioridad que les dé el intendente) para ver cómo les vamos a destinar los fondos y así vamos consolidando el presupuesto que después pasa al Concejo Deliberante.

EM: ¿A dónde se destinan principalmente los recursos de la municipalidad?

PC: Hoy en día, estamos tratando de aumentar la proporción del presupuesto que se destina a obras públicas: cordón cuneta, pavimentación, desagües, alumbrado público, etc. Parecen obras chiquitas, pero son realmente costosas. Una cuadra de pavimento está cerca de los 600 mil pesos. Actualmente le dedicamos a obras públicas más presupuesto propio que en los últimos diez años.

Por supuesto, una gran parte de los recursos se destinan al salario de los empleados (que representan el 65% de los egresos totales), pero vale recordar que las municipalidades somos organizaciones que prestamos servicios y esos servicios demandan mano de obra intensiva. En la Municipalidad de Villa Allende, contrariamente a lo que muchos piensan, no sobran empleados, sino que sobran servicios, servicios que en otras localidades no se prestan o están a cargo de otros estamentos gubernamentales. Tal es el caso del hospital municipal (que podría o debería ser provincial), que tiene una partida de 50 millones de pesos sobre un presupuesto anual general de 500 millones, o de seguridad ciudadana, donde tenemos 50 inspectores.

EM: ¿Podría realizar un balance de las principales acciones llevadas a cabo por la Secretaría en estos dos años de gestión?

PC: En materia de salud, se logró la aprobación y habilitación del hospital (que ni siquiera estaba autorizado a funcionar como tal cuando asumimos) y en dos años le hemos aumentado a los médicos más que en toda la gestión anterior (aun así, creemos que están mal pagos, pero de a poco queremos ir recomponiendo esa situación).

En obras públicas se hizo muchísimo. Se repavimentó todo el centro de la ciudad (y ya tenemos licitadas 56 cuadras de pavimento más), se hizo cordón cuneta en varios barrios como Villa Brizuela, Polinesias y Golf, se consiguió la aprobación para la primera etapa de la obra de cloacas, se repavimentó la Avenida Goycoechea (con fondos del gobierno provincial) y se están colocando mil cien luces LED.

Se avanzó mucho en modernización con el lanzamiento de la plataforma vecino digital (que permite hacer trámites y sacar turnos por la web para ahorrarse las colas) y en transparencia (en lo que va de la gestión se hicieron más procesos licitatorios que en todo el período de septiembre de 1994 a diciembre del 2015).

También hemos bajado los consumos internos, ya que se despilfarraba mucho, y estamos haciendo un gran ordenamiento de la Municipalidad para optimizar el uso de los recursos, aunque todavía tenemos muchas deudas. Queremos que Villa Allende sea más eficiente para poder brindar los servicios que prestamos sin tener que aumentar las tasas.

Anuncios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: