Anuncios

El milenio

10 años conectando Sierras Chicas

Salsipuedes: rutas peligrosas

Con un antiguo reclamo, los vecinos de Salsipuedes piden obras complementarias para la ruta E53 y para proteger la vida de sus vecinos.


Por Amira López Giménez | amira.lg@elmilenio.info


Tras el trágico accidente sobre la Ruta E53 que se llevó la vida de una señora de 52 años de edad, los vecinos de Salsipuedes optaron por visibilizar un reclamo que acarrean desde el año 2016. La carretera ha atravesado la vida cotidiana de los pobladores que habitan desde la rotonda del hipermercado local hasta las alturas del hotel Acimra llegando a El Pueblito, pasando por los ejidos de los barrios Villa Sol y Cerro del Sol.

En ambos lados del camino se encuentra un pequeño centro comercial, un jardín de infantes, escuelas, hogares y familias. Sin embargo, cruzar la calle para hacer las compras e incluso asistir a clases se ha convertido en todo un desafío. La tranquila y sencilla vida fue suplantada por las corridas de los peatones en el asfalto y por las peligrosas velocidades de los autos y camiones de carga provenientes de la cantera de El Sauce y otras empresas que utilizan esta vía de transporte.

La ruta E53 fue diseñada para llegar hasta Ascochinga, en algunos tramos cuenta con tres carriles para agilizar la llegada a destino de los automovilistas. Sin embargo, la falta de señales viales claras, carteles que indiquen a la zona urbana, pasarelas, banquinas, sendas peatonales, poca visibilidad, semáforos, ausencia de controles con básculas para los camiones y los pocos inspectores de tránsito disponibles, convierten a la ruta en un callejón sin salida para los pobladores.

Asimismo, los vecinos reclaman por las obras complementarias que se hacen necesarias desde la rotonda del hipermercado local hasta El Pueblito, varios kilómetros de pavimento. Por su parte, el reclamo colectivo busca dejar en claro que no hay intenciones políticas, sólo buscan, de manera adecuada, una respuesta a sus pedidos.

La ruta E53 fue diseñada para llegar hasta Ascochinga, en algunos tramos cuenta con tres carriles para agilizar la llegada a destino de los automovilistas.

“Lo que reclamamos es mayor seguridad en torno a la ruta, para que podamos cruzar tranquilos. Dentro de todo, soy joven no tengo problemas físicos y puedo cruzar corriendo, lo que me evita algún accidente. Pero, las personas que no pueden hacer eso ya sea por la edad o por problemas físicos, o los niños, es bastante riesgoso”, sostuvo Leandro Tahan, vecino del Barrio Cerro del Sol y agregó: “El problema está en la parte que se ensanchó, principalmente desde la rotonda del Súper Mami hacia el lado de Agua De Oro, y puntualmente desde esa rotonda hasta la entrada de la doble avenida de Villa Sol y Cerro del Sol. No es sólo un problema nuestro, lo mismo le ocurre a la gente de El Pueblito que desde hace unos meses le sacaron las lomadas de la ruta y la ensancharon. Su vida también se desarrolla alrededor de esa calle y estaban habituados a como era antes, con lomadas”.

Los vecinos son conscientes de los costos de sus exigencias, pero recalcan que son medidas necesarias para evitar accidentes. “En esta zona, la única obra complementaria que hicieron fue el cartel en el cruce que dice PARE, junto a la dársena para entrar a Villa Sol. Del otro lado, nosotros deducimos que se realizó una especie de curva para poder girar en el sentido contrario, pero no está señalizada y está en pésimo estado. Así, a la ausencia de señales en la ruta se suma el mal estado de las calles aledañas y los giros no señalizados, por ende, la gente no los utiliza”, especificó Tahan en diálogo con El Milenio.

Cruzar la calle para hacer las compras e incluso asistir a clases se ha convertido en todo un desafío.

De esta manera, el centro vecinal de los barrios afectados sumados a otros habitantes, realizaron una protesta el domingo 4 de marzo en la rotonda del hipermercado, sin cortar las vías automovilísticas. “Hicimos una protesta entregando volantes a las personas que circulaban en los automóviles y haciendo notar nuestro reclamo, frenando unos segundos a los autos para que conozcan la otra parte de la obra. Tampoco estamos en contra de la ruta porque es muy importante y facilita la circulación. Si necesitamos que se contemple la otra parte, nosotros la utilizamos cotidianamente”, valoró Tahan.

Por su parte, a pesar de que el último accidente fue fatal, no es la primera vez que ocurre. “Los accidentes no se los atribuimos al ensanche de la ruta, no sería correcto, pero nos moviliza a reforzar las medidas formales que hemos realizado y a tomar mayor presencia en el reclamo. Realmente no nos gusta salir a protestar a la ruta, pero la verdad es que nos sentimos muy solos.


“Lo que reclamamos es mayor seguridad en torno a la ruta, para que podamos cruzar tranquilos. Dentro de todo, soy joven no tengo problemas físicos y puedo cruzar corriendo, lo que me evita algún accidente. Pero, las personas que no pueden hacer eso ya sea por la edad o por problemas físicos, o los niños, es bastante riesgoso”


A raíz de esa protesta el tema ha cobrado más trascendencia y eco. Muchos le han consultado a Bottero (Director de Viabilidad de la provincia) y él sostiene que la responsabilidad por todas las obras complementarias le corresponde a la municipalidad, cuestión contraria a lo que sostenía el municipio que le adjudicaba la responsabilidad a provincia. Entonces, terminamos entrando en un terreno de disputas políticas que a nosotros no nos interesan”, declaró Tahan y agregó: “Es necesario que las autoridades hagan más segura la zona. En el medio del debate estamos nosotros que no nos interesa ese juego, no nos mueve una intencionalidad política. También nos molesta que hagan creer a los demás que este es un reclamo político, que estamos en contra de la intendencia, es mentira, sólo reclamamos que nos den medidas de seguridad viales. Tampoco pretendemos que las obras sean realizadas de la noche a la mañana, pero necesitamos una respuesta porque hasta ahora no la tenemos”.

Anuncios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: