Anuncios

El milenio

10 años conectando Sierras Chicas

Verano sin flotadores

Con el arribo de la temporada estival llegan también los interrogantes: ¿Qué se puede hacer para lucir mejor?, ¿qué opciones ofrece la cirugía plástica?, y ¿qué tipos de tratamientos no quirúrgicos son recomendables? La Dra. Soledad Rubio Mainardi, especialista en cirugía estética y reparadora, se reúne una vez más con El Milenio para informar sobre los avances en esta área de la medicina.


Por Florencia Giolito | florenciagiolito@elmilenio.info

Colaboradores: Sabina Enrici, Clara Spinoza, Sofía Perrella y Aldana Amuchástegui. 4° IENM.


El Milenio: ¿Cuáles son las cirugías estéticas más pedidas en esta época del año?

Soledad Rubio Mainardi: Es muy frecuente que los pacientes, anticipándose al verano, consulten por cirugías de contorno corporal. El aumento de grasa en el abdomen y espalda es, sin duda, lo que más molesta.

La lipoescultura es la liposucción de varias áreas con inyección de grasa en glúteos, esto favorece las curvas de la mujer y ofrece un gran resultado quirúrgico. Pueden liposuccionarse otras áreas como brazos y parte lateral de los muslos, ofreciendo un resultado integral en la imagen corporal.

EM: ¿Quiénes consultan más?

SRM: Todos consultan por contorno corporal. Desde mujeres jóvenes con buena figura, que pelean con rollitos en zonas difíciles como espalda (¨flotadores¨) o infra glúteos (banana roll).

En muchos casos, la lipodistrofia no es fácil de eliminar con dieta y ejercicio. Además, la distribución grasa en la mujer es mayor en la parte baja del abdomen, las caderas y los muslos. Por ello, una liposucción pequeña puede ofrecer gran mejoría con rápida recuperación.

Los hombres están cada vez más pendiente de su imagen. La lipoescultra masculina, permite quitar excesos de grasas en zonas como la espalda y el abdomen, y definir la región muscular abdominal con mucha precisión,

EM: ¿Qué sucede con el cuerpo de la mujer después de tener hijos?

SRM: El cambio corporal pos maternidad hace que los músculos de la pared abdominal se debiliten y que puedan aparecer hernias y debilidades en la línea media. A su vez, no siempre la piel retrae completamente y puede verse flácida, con estrías y -en los casos en los que se asocia a sobrepeso- existe un delantal colgante de tamaño variable.

En estos casos son candidatas a abdominoplastía -cirugía en la que se quita la piel excedente y se realiza una reparación de los músculos de la pared abdominal- y que se asocia en muchos casos a la lipoescultura para optimizar resultados.

Formada en cirugía general en el Hospital Privado de Córdoba, Soledad. Rubio Mainardi, se especializó en cirugía estética y reparadora en el prestigioso Hospital Gea González de México DF.

EM: ¿La grasa succionada puede inyectarse en otras partes del cuerpo?

SRM: Sí, puede transferirse a otras zonas para mejorar la calidad de los tejidos o para aumento de volumen. Lo más frecuente es colocarla en los glúteos, por dentro de los músculos que lo forman para mejorar la redondez y la proyección de los mismos.

Esta técnica también se utiliza en pacientes con cáncer, para mejorar los tejidos antes de una reconstrucción definitiva, o bien en cicatrices con hundimientos para camuflar los defectos. Igualmente, es empleada en la cara para tratar el envejecimiento en los pómulos, labios o surcos. Es un excelente material ya que es del mismo paciente, se reabsorbe poco y por lo tanto, no requiere necesariamente otras aplicaciones.

EM: ¿Estas cirugías tienen efecto rebote?

SRM: Existen muchos mitos en relación a la cirugía plástica. Quien se hace una liposucción, si luego engorda, recuperará la grasa en el mismo lugar en donde la tenía, ni más ni menos que eso. Lo ideal es apoyar a los pacientes con hábitos nutricionales y deporte, para que la cirugía sea una ayuda o empujoncito para estar bien rápido y mantenerse en mejor estado.

 

EM: ¿En qué periodo del año es recomendable realizarse una de estas cirugías?

SRM: En cualquier caso, las recomendaciones para cualquier cicatriz, incluyen evitar exponerla al sol directamente. Por otro lado, en este tipo de cirugías es recomendable usar fajas de compresión en todas las zonas donde se realiza liposucción. Sin embargo, y al margen de estas limitaciones que pudiera tener la época, el mejor momento para operarse es en el cual puedas tomarte dos semanas de vacaciones para recuperarte adecuadamente.

EM: ¿Qué piensa de los adictos a las cirugías plásticas?

SRM: Existe una patología que se llama síndrome dismórfico que se caracteriza por una alteración en la percepción de la imagen corporal por parte del paciente. El médico es quien tiene la obligación de detectarla, así como otros trastornos psiquiátricos que pudieran observarse en la consulta. No se recomienda realizar una cirugía programada, menos aún una cirugía estética en ese contexto. La expectativa del paciente puede nunca satisfacerse y el cuadro psiquiátrico empeorar posteriormente a la operación.


Anuncios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: