Anuncios

El milenio

10 años conectando Sierras Chicas

Sobre el flamenco en las sierras

Desde Andorra a Córdoba, Latin Stride Flamenco pasó por Sierras Chicas y encantó al público con su particular estilo. 


Por Amira López Giménez | amiralopez@elmilenio.info


Cuando a las personas se les dice flamenco muchas recuerdan los acordes de la guitarra de Paco de Lucía y otros recuerdan su tierra ancestral o algún viaje a Europa. Sin embargo, si se le agregan estilos latinos y un poco de jazz da como resultado Latin Stride Flamenco, pues este es el nombre del trío proveniente de Andorra que recorrió las sierras y dejó su sello en las memorias musicales de la región.

El místico castillo San Possidonio en Villa Allende fue su residencia por unos días y también A Gusto, el ya clásico resto bar en Unquillo, fue uno de los tantos lugares donde estos músicos llevaron su arte. La mezcla de estilos latinos, guitarra flamenca y un piano jazz, una reconciliación de estilos ancestrales en la búsqueda continua del equilibrio, son parte de este reconocido trío musical que recorre el mundo y que ha pisado suelo argentino.

Su gira por el país arrancó en Córdoba, más específicamente en Unquillo, donde el público quedó admirado por estos sonidos extranjeros. Se conocieron en la Escuela Superior de Cataluña y mientras la ciudad que los reunió se convulsionaba en un histórico proceso independentista los músicos se dieron cita en Sierras Chicas. Desde aquí contaron sus travesías, historias y miradas a futuras giras por República Checa, Cuba y China.

Llevan más de quince años juntos pero no se definen así mismos como una banda sino más bien como un encuentro de músicos, conformado por Jordi Barceló  en piano, Pablo Gómez en percusión y Manuel Alonso en guitarra. Este trío y sus acordes han formado parte de distintos festivales que les abrieron sus puertas como EuroJazz México, Festival Jambo, La Ghironda, entre otros grandes eventos de la música y pos supuesto, los clubes de jazz.

“El nombre del proyecto define un poco lo que realizamos, Stride es lo que popularmente se conoce en el mundo del jazz. El stride piano es lo que hace la mano izquierda del pianista que camina sola, es un estilo de los años treinta, luego se hizo más popular con el Harlem de los años cuarenta. Lo que nosotros hacemos es aplicar el estilo del stride piano a la música latina. El flamenco viene pues porque los temas que hemos compuesto son muy flamencos, pero permiten esa versatilidad entre los dos estilos. Hay piezas que se las puede tratar desde una visión flamenca o de una visión latina. El resultado: salen cosas totalmente diferentes. La idea del Latin Stride Flamenco es que tanto el Latin como el Flamenco caminan juntos”, comenzó detallando Jordi Barceló, pianista y compositor en diálogo con El Milenio.

Por su parte, el Licenciado en Guitarra Flamenca, Manuel Alonso, agregó: “Yo más bien lo veo desde las tradiciones musicales. En algún momento de la historia los estilos tuvieron un ancestro en común y han derivado en otros. Por ejemplo en América y en España hay músicas que hoy por hoy podrían parecer muy diferentes pero que en un inicio tuvieron en común algo ancestral. En este intercambio de comercios que había entre España y América también viajaban canciones, músicos, letras, melodías. De alguna manera lo que buscamos es encontrar ese punto, sin hacer una fusión que sería meter todo a la fuerza, sino más bien encontrar el punto donde coinciden. Ese es un trabajo bastante difícil y estamos en ello en la medida que vamos tocando y componiendo, rolando el proyecto comenzamos con algunos temas que tuvieron un tratamiento más flamenco y otros con un tratamiento latino”.

Tras bambalinas:

Luego de su gira y de sus clínicas musicales brindadas en la región los músicos cuentan su historia y sus experiencias en Sierras Chicas donde dieron a conocer su particular y profesional estilo. Durante una tarde en el castillo San Possidonio tuvimos un mano a mano con Latin Stride y esto contaron:

El Milenio: ¿Por qué se decidieron por la música?

Manuel: Porque empecé a tocar de muy niño y siempre me he ganado la vida con ello, cuando mis compañeros estudiaban estaban decidiendo qué carrera estudiar yo ya estaba tocando y trabajando, ya estaba en el medio. De alguna manera no lo decidí sino que la vida me llevó sola a la música.

Jordi: No es algo que decidiera a conciencia. Cuando tenía cuatro añitos mi padre me regaló un pequeño piano y me dijo: ¡Toca! Y desde los cuatro años hasta los catorce fue que decidí ser pianista y nunca he decidido otra cosa.

Pablo: Empecé con la música muy tarde con 20 años arranqué a estudiar, cuando era más chico trasteaba todo y buscaba mucho ritmo pero nunca me dediqué, tampoco tuve la suerte de meterme en un conservatorio asi que fue de más mayor. En un principio comencé estudiando solfeo en una escuela y también de oído y luego comencé a estudiar la carrera de música. Antes estudiaba filosofía pero me cansé y me metí con la música donde descubrí que tenía mucha facilidad.

EM: ¿Y el público como lo recibe?

Pablo: Todas las músicas tradicionales son bien recibidas en realidad. Todo lo que tenga que ver con músicas tradicionales abiertas a la improvisación como legado del jazz siempre hace que sea más atractivo. Cuando la gente ve sólo música tradicional o gusta mucho el estilo o no lo escuchas nunca, el público de lo tradicional está muy definido pero si se abre a algo más estandarizado como lo es la improvisación en el jazz pues hace que sea más atractivo e incluso comercial.

Jordi: A un concierto de Latin Stride le gusta a todo el mundo, incluso a mi abuela le encanta y no es entendida en jazz. Lo importante es que la música llegue. La respuesta del público es la sorpresa, a la gente le gusta y no es necesario que sea entendida en el jazz. Lo interesante de escuchar a un grupo así es que haya ganas de escuchar algo diferente y es seguro que va a gustar.

EM: ¿Ya vienen de gira en Argentina?

Jordi: Venimos de Buenos Aires, nos ha ido muy bien. En estos días vamos a hacer una master class donde vamos a explicar cómo hacemos esto ya sea con el flamenco a través de la guitarra o con percusión de la música latina, sobretodo porque es un instrumento poco usual aquí en el país que es el cajón flamenco.

Pablo: Es como el cajón peruano pero evolucionado de otra manera. El cajón peruano no tiene bordas negras ni cuerdas por dentro. Este es un cajón de madera y para adaptar el sonido flamenco a la caja peruana se le agregó unas cuerdas por dentro que le brinda un sonido más agudo. El cajón flamenco proviene del cajón peruano.

EM: ¿Cómo fue la obtención de las técnicas y su encuentro en Latin Stride?

Pablo: La técnica es exactamente igual en todos los estilos pero sí hay ciertos estilos que desarrollan más una técnica como la guitarra flamenca donde se usa más el pulgar y la mano derecha para obtener melodías más rítmicas. Todo cuesta, aunque parezca que los músicos andamos de fiesta, durante el día estudiamos mucho.

EM: ¿Cómo son las giras?

Jordi: Si, hemos estado el año pasado en el Festival de Eurojazz en la ciudad de México, luego también estuvimos en el sur de Italia en el festival de Agironda, también es España y en Andorra. Hay proyectos de nuevas giras a República Checa, Cuba y China. Igual es complejo, justamente a las giras tratamos de coordinarlas con nuestros trabajos, Manuel es Director de la Escuela de Guitarra Flamenca en Andorra, Pablo es profesor de master class de la música de Cataluña en percusión flamenca y yo pues dirijo dos centros de estudios musicales en Andorra. Cuando coinciden las vacaciones escolares aprovechamos para desarrollar y caminar con nuestros proyectos.

EM: ¿Qué experiencia pretenden llevarle al público?

Jordi: Con nuestro proyecto y sobre todo cuando lo llevamos afuera a otros países intentamos exportar lo que hacemos allá, para nosotros es más fácil y la expectativa es que la gente disfrute al máximo de una experiencia poco usual y obviamente esperamos que guste.

Manuel: La idea es también divertirse, nosotros lo disfrutamos y también esperamos lo mismo del público.

Anuncios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: