Anuncios

El milenio

10 años conectando Sierras Chicas

Reciclando valores

Correr tras un camión diariamente es un verdadero desafío y sólo unos pocos se atreven, pero en ello aportan su grano de arena al mundo.


Por Amira López Giménez | amiralopez@elmilenio.info

Colaboradores: Lourdes Muttigliengo y Valentina Martínez. 4°A IMVA.

Melina Cottone y Sabina Enrici. 4°A IENM.

Hace tres meses que la planta de reciclaje de la ciudad de Unquillo se encuentra bajo la dirección de Mauro Lescano, quien anteriormente supo dirigir el cuerpo de seguridad ciudadana de la villa serrana. Actualmente, y a pesar de que el manejo de la basura pasó a estar bajo la lupa, los recolectores de residuos siguen sorteando los clásicos obstáculos, como la basura mal dispuesta, la exposición a vidrios y elementos cortantes e inclusive a las mascotas de los hogares. Sin embargo, la recolección de residuos representa la tarea más importante de una comunidad que apunta no sólo al equilibrio ambiental, sino también a la limpieza general de los espacios urbanos que día a día son compartidos por los vecinos.

En un mano a mano con El Milenio, Mauro Lescano contó sobre los vaivenes de la actividad, los peligros y las grandes anécdotas que suelen suscitarse en uno de los trabajos más expuestos y exigentes en términos de salud, y también el menos valorado.

El Milenio: ¿Cuál es el tratamiento que hace hoy la planta?

Mauro Lescano: El tratamiento del residuo sólido, que sería la basura de todos los vecinos, comienza cuando es recolectado en un camión prensa, que es especial para la recolección en cuanto a carga. Luego va a un contenedor que tenemos en la planta y ese contenedor es transportado a la planta recicladora de Córdoba en Piedras Blancas. No obstante, la recolección de poda se deja en la planta y la diferenciada la hace una empresa que está trabajando con nosotros desde el año pasado.

EM: ¿Cómo son las tareas diarias en la recolección de basura?

ML: Simplemente, mi función es organizar al personal en el lugar de trabajo para que se cumpla al máximo con las expectativas del día que ya están pactadas, como así también con las recolecciones, los microbasurales, y los reclamos de los vecinos. Hay personas que no colaboran y tiran la basura en cualquier lugar. También organizamos eso, para tratar de tener la ciudad lo más limpia posible que me parece que es lo que corresponde para cada uno de nosotros.

En cuanto al recolector, se trata de una tarea muy importante. Dentro del grupo de trabajo están divididos, a ellos les digo como sobrenombre las estrellas, porque si llueve o hace calor o frío ellos salen igual, casa por casa a recolectar. Los protejo mucho, en total hay catorce recolectores de los cuales nueve salen todos los días.

Si bien los recolectores se ocupan de cargar cada residuo que encuentran en la vía pública, resulta imperiosa la colaboración de los vecinos en relación a la división de la basura para su posterior reciclado.

EM: ¿Los recolectores deben cumplir con ciertas características en relación a estado físico para realizar la actividad?

ML: Eso tiene que ver con el área de recursos humanos, que determina el personal para cada espacio. De todos modos, hay una anécdota: “Durante la maratón que se hizo en Unquillo, tuvimos la suerte de tener cuatro corredores de la planta que compitieron, uno salió sexto en la general y tiene 41 años. El resto de los corredores eran todos atletas y él es un atleta diario, sale desde Cabana y se va corriendo hasta Forchieri. O sea, tiene muy buen estado físico y los otros también, anduvieron muy bien y no me sorprendió”. Es un lindo grupo de trabajo, todos tienen buena predisposición, podemos tener falencias como todos los seres humanos, pero es muy bueno resaltar la labor que ellos tienen que hacer día a día para el pueblo.

EM: ¿La gente ayuda a que su tarea sea más sencilla?

ML: Es una pregunta muy importante. Una parte de los vecinos ayuda, la otra parte no. Si bien habría que hacer una estadística para medir si es así, lo cierto es que necesitamos más compromiso de nuestros vecinos. Esa es la realidad. Los recolectores me transmiten la información, hay vecinos que no sacan a horario la basura, es difícil que se reconozca o que sea valorada nuestra función. A veces las personas deberían tener en cuenta, como por ejemplo en los modos de sacar la basura, que no sean bolsas con sobrepeso porque se desfondan, en síntesis: acomodar los residuos para el otro de manera solidaria.

EM: ¿Cuáles son los reclamos de los vecinos para con los recolectores y los de los recolectores para con los vecinos?

ML: Los reclamos de los vecinos para con el recolector no son muchos. Puede suceder que en alguna casa quede una bolsa sin retirar, eso sería mínimo, pero si reclama todo el barrio no. Puede suceder que el recolector no vió la bolsa, algunos suelen dejar los residuos en el pilar de la luz y eso no se hace, porque es muy peligroso, incluso en los días de lluvia donde el recolector directamente no la levanta porque corre riesgos innecesarios.

EM: ¿Cuáles son los riesgos que puede correr el trabajador?

ML: Además de los pilares de luz, los autos representan un riesgo. El conductor debe prestar atención porque los chicos están corriendo, cruzando las calles apresurados. Otro tema son los perros sueltos o bien los cestos de basura muy pegados al alambrado o puerta de casas, en cualquier barrio, cuando se va a retirar, el perro viene a morder y ha sucedido en algunas ocasiones. Ese es otro problema, los vecinos que tienen muchos perros, pero no tienen bien delimitado el terreno. También el tratamiento del vidrio es muy importante, por eso se deben sacar los residuos de la manera adecuada. Los vidrios pueden colocarse en una bolsa envueltos en papel o en una caja donde se aclare que hay vidrios, así cuando viene el recolector ya sabe que está manipulando un elemento cortante.

EM: Hablaba del proyecto sobre la recolección diferenciada en todos los barrios.

ML: Sí, ahora lo que se está haciendo es muy mínimo, la recolección diferenciada está en el barrio Residencial, Villa Aurora y en la Avenida San Martín. Se recolecta por separado, está lo reciclable, lo desechable y lo compostable. Lo que se está planificando a través de las reuniones entre el área de ambiente y el gobierno es lanzar o comenzar el proyecto en todo el pueblo, donde vamos a necesitar mucha colaboración de los vecinos. Si bien hemos empezado con algunos barrios, al principio la propuesta genera cierto rechazo o incertidumbre en cuanto a si se puede diferenciar con conciencia. Esto es muy importante, porque si no lo hacemos vamos a terminar contaminados todos los seres humanos, vamos a perjudicar a nuestras generaciones, es una conducta que va a demorar mucho tiempo hasta que los vecinos tomen conciencia de que el tratamiento de la basura y residuos en general, es muy importante para el planeta.

Anuncios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: