Destacadas

“Siempre hice mi trabajo y nunca falté un solo día”

Alberto Esteban “el pibe” tiene 87 años, vive en Unquillo hace 80. Trabajó en la minera y como constructor.

Alberto Esteban “el pibe” tiene 87 años, vive en Unquillo hace 80. Trabajó en la minera y como constructor.

unnamed-4

Por Malena Aliverti y Pia Degiovanni. 4°A IENM.

El Milenio: ¿Por qué le dicen “el pibe”?

Alberto Esteban: Porque yo tenía un hermano que se llamaba Roberto y yo me llamo Alberto y cuando llamaban a Roberto yo iba lo mismo cuando me convenía (risas) por eso me pusieron el pibe, me queda el sobrenombre nomas, ahora me deberían decir el viejo, el viejo pibe (risas).

EM: ¿Dónde trabajó?

AE: Yo trabajé en la minera de Unquillo y construí la fábrica hace 60 años, trabajé ahí unos 30 años.

EM: ¿Cómo llegó a construir la fábrica? ¿Qué estudió?

AE: Y bueno, yo era armador y como era todo de cemento, tuve que armar los silos, era mucho trabajo. Estudié para técnico constructor en la universidad junto al Montserrat, donde fui al secundario anteriormente.

EM: ¿Sigue funcionando esta minera?

AE: Yo no trabajo más ahí y cerró hace unos 30 años.

EM: ¿Qué es lo que usted hacía en la minera?

AE: Era capataz de la fábrica de calidad y latada, dirigía y arreglaba las máquinas, hacía de todo para que anduviera.

EM: ¿Cómo llegó a ser capataz de la minera?

AE: Por mis méritos, como yo construí la fábrica, me quedé después de capataz. También recibí medallas por mi esfuerzo porque siempre hice rendir la fábrica y nunca falté un solo día.

EM: Luego de jubilarse siguió trabajando ¿En qué?

AE: Sí, también, antes y después de trabajar en la minera edifiqué unas 30 casas en Unquillo. Construí el puente de entrada y revoqué por dentro la iglesia de Unquillo; ya hace muchos años, casi 70.

EM: ¿De qué manera cree que usted aportó en la historia de Unquillo?

AE: La minera de Unquillo fue muy importante, unas 300 personas trabajaban ahí para ganarse la vida y llevar el pan de cada día a sus casas.

EM: ¿Cuál fue el momento de mayor felicidad de su vida?

AE: Cuando me casé, mucho antes de empezar a trabajar en la minera y ya tenía unos 30 años.

EM: ¿Algo que le gustaría decir?

AE: Quédense en Unquillo, yo vine acá en el año 35, viví en Córdoba capital y en Tulumba antes, un día vinimos de vacaciones, como nos gustó mucho este pueblito nos vinimos a trabajar acá.

Periódico El Milenio y la página web www.elmilenio.info son un Proyecto Comunicativo Escolar de la FUNDACION JOSEFINA VALLI DE RISSO, que gira con el nombre de fantasía Instituto Educativo Nuevo Milenio e Instituto Milenio Villa Allende.

0 comments on ““Siempre hice mi trabajo y nunca falté un solo día”

Dejá un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: