La municipalidad de Villa Allende solicita a los dueños de las viviendas inundadas, que permitan la demolición de las mismas.

El municipio local contestó las acusaciones sobre las demoras en la entrega de las viviendas a cuarenta familias afectadas por la inundación, a pesar de que las obras han finalizado, por medio de un comunicado firmado por el intendente de la localidad, Eduardo “Gato” Romero.

A pesar de que el jueves 15 se comenzó con la entrega de viviendas a los vecinos, de hecho, las primeras dos casas fueron otorgadas  a las familias Montoya y Gaitán; los próximos adjudicatarios deberán cumplir con el requisito que se detalló en el aviso oficial.

Concretamente: “El Plan consiste en ofrecer a los propietarios o poseedores de viviendas ubicadas en la margen del arroyo Saldán, cambiar sus casas en “zona inundable”, por otras ubicadas en ‘zona no inundable’. Con ello se persiguen dos objetivos fundamentales. Por un lado, dar una solución habitacional al problema de los vecinos inundados.

Y por otra parte, “… el objetivo consiste en demoler las propiedades ubicadas en ‘zona inundable’, ampliando el cauce a fin de lograr un correcto drenaje del río”. Al respecto, desde el municipio, argumentaron que la condición para que se entreguen las llaves de las viviendas a los afectados por la inundación, sea que el propietario permita derrumbar los restos de su propiedad.

Vale aclarar entonces, que para recibir las nuevas viviendas el propietario o poseedor deberá  ceder sus propiedades o posesiones a la Provincia o Municipio, para que la Provincia proceda a la demolición.

 

inundacionesvillaallende

Por: Josefina Rodriguez Brañas – IMVA – 4 B

Anuncios

Dejá un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.