Destacadas Política

“Un poco de todo”

Las tareas de la Secretaría de Seguridad son mucho más variadas de lo que parecería a simple vista. Las infracciones de tránsito, especialmente la falta de licencia, y la problemática de los animales en la vía pública son dos ejes importantes del trabajo cotidiano de un equipo formado por sólo 25 inspectores. Enrique Deanquin, responsable del área, y Marcela Vargas hablan sobre su labor en Mendiolaza.

Las tareas de la Secretaría de Seguridad son mucho más variadas de lo que parecería a simple vista. Las infracciones de tránsito, especialmente la falta de licencia, y la problemática de los animales en la vía pública son dos ejes importantes del trabajo cotidiano de un equipo formado por sólo 25 inspectores. Enrique Deanquin, responsable del área, y Marcela Vargas hablan sobre su labor en Mendiolaza.

seg2Por Lucía Argüello | luciaarguello@elmilenio.info

Colaboración: Agustín Delgado y Matías Zini (4° IMVA).

En Mendiolaza, la Secretaría de Seguridad abarca varias áreas: operativo blanco, patrullaje urbano, control y prevención vial, emergencias, inspecciones y otorgamiento de la licencia de conducir. En la práctica, esto se traduce en tareas de lo más variadas, desde poner una multa a un conductor en falta, hasta sacar a una comadreja atrapada en un tacho de basura.

Enrique Deanquin, inspector histórico de Mendiolaza y presidente del Ente Intermunicipal de Control (que abarca a 17 ciudades del departamento Colón) es el actual Secretario de Seguridad y junto a su compañera de equipo, Marcela Vargas (secretaria del mencionado Ente, operadora de tránsito, capacitadora y evaluadora), explicaron a El Milenio de qué se trata su actividad diaria.

El Milenio: ¿En qué consiste su labor?

Enrique Deanquin: Está dividida en dos partes, seguridad ciudadana y seguridad urbana. En seguridad urbana nos ocupamos de todo lo que es el respeto a las ordenanzas que nos competen, es decir, todo lo que sucede en la vía pública, como ruidos molestos o animales sueltos. En la parte de Seguridad Ciudadana hacemos todo lo que es patrullajes, tránsito, etc. En eso trabajamos muy en conjunto con la policía. Contamos con 25 inspectores, que serían cinco móviles.

Marcela Vargas: Somos una mezcla de defensa civil con tránsito. Seguridad ciudadana hace principalmente tránsito, a través de operadores de tránsito y evaluadores teóricos y prácticos, que son los que hacen el control vehicular en la vía pública. Pero también abarca otras tareas, como los operativos blancos, que es donde se cuida a los chicos a la salida del colegio. Aparte hacemos cumplir ciertas ordenanzas como la de aguas servidas o la de animales sueltos en la vía pública. Hasta realizamos campañas antirrábicas. La vez pasada sacamos una comadreja que hacía tres días que estaba atrapada en un tacho de basura. Hacemos un poco de todo, y para la comunidad, hacemos todo. Cuidamos al pueblo.

seguridad ciudadana mendiolaza

EM: ¿Y en qué no pueden meterse? ¿Dónde termina ese “de todo”?

MV: Cuando empieza la responsabilidad de otra área u organismo. Por ejemplo en caso de incendio forestal, nosotros perimetramos el área y llamamos a los bomberos. Delegamos la responsabilidad aunque permanecemos en el lugar lógicamente.

EM: ¿Cuál es el pedido más frecuente de los vecinos hacia ustedes?

ED: Lo de los perros es un problema bastante grave. Vos ves que hay muchos perros sueltos, a veces al frente de las casas, y vos le preguntás al vecino si el perro es suyo y te dicen que no, pero como les dan de comer, los perros se quedan.

MV: La gente no tiene conciencia de lo que significa tener una mascota. Van a comprar una caniche entonces tiran a la calle el perro “no de raza” que tenían antes, cuando se cansan del caniche, se lo dan a fulanito y después el caniche termina en la calle también.

seg3

EM: ¿Cómo se ha ido adaptando seguridad ciudadana desde su creación?

ED: Yo empecé como inspector hace 25 años y era el único que había, patrullaba con un rastrojero de la muni. En ese momento no había muchos problemas porque éramos 600 personas nomás, hoy hay más de 10 mil habitantes, más todos los que circulan por la ruta de otras ciudades. Hemos incorporado personal lógicamente, pero todavía somos pocos para la cantidad de gente que hay.

MV: Cambia la prevención también. Hoy en día es increíble la cantidad de vehículos que hay en la calle. Con el documento y unos mangos cualquiera se compra una moto y, sobre todo los jóvenes, no tienen conciencia de lo que están conduciendo. El 90% de los accidentes involucran motos.

La gente no toma conciencia, en una hora de control capaz que hacemos 70 multas por no tener la licencia de conducir, es la violación más frecuente a las normas de tránsito que vemos. A veces se dice “qué malos, hacen actas de infracción”, pero lamentablemente la única forma de que los argentinos tomen conciencia, es tocándoles el bolsillo. Los accidentes son una cosa terrible, y para evitarlos uno tiene que hacer control vehicular.

ED: También nos toca a nosotros ser el filtro, porque en Unquillo y en Villa Allende no se hacen controles. Hoy en día la gente está muy enojada, muy susceptible, y nosotros tenemos que callarnos y dejar que nos insulten, a veces hasta nos quieren pegar.

MV: Parece fácil, “estás parado en la ruta y no hacés nada”, pero en realidad es un trabajo duro. La ruta es cruel, en invierno el frío te cala y en verano el calor te derrite. Y es duro también en los accidentes, cuando no tenés palabras para decirles a las familias que esa persona tirada en el piso está muerta.

seg

0 comments on ““Un poco de todo”

Dejá un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: