Anuncios

El milenio

10 años conectando Sierras Chicas

El río volvió a sonar

María Castillo organizó en la ciudad de Cordoba la exposición artística y debate “Cuando el río suena…” de la que participaron vecinos y medios de la región. La misma estará vigente hasta el 18 de agosto en el auditorio de Luz y Fuerza. 

13932800_1333099930051689_6888959001897523478_n
María Eugenia Castillo, organizadora y creadora de “Cuando el río suena…”

Por Redacción El Milenio | periodico@elmilenio.info 

El pasado 04 de agosto, el Periódico El Milenio participó de la exposición artística y debate “Cuando el río suena…” organizada por María Castillo, en el auditorio de Luz y Fuerza de la ciudad de Córdoba.

El evento contó con la presencia de medios locales, vecinos y autoridades. Nuevamente, el reclamo de los damnificados y la angustia ante la no concreción de las obras prometidas tras el 15F, a poco de cumplirse un año y medio de la fatídica inundación, marcaron el tono de la jornada.

Este medio agradece profundamente la invitación y renueva su compromiso con los ciudadanos de Sierras Chicas.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Ausencia

Uno de los invitados a la conferencia que se llevaría a cabo durante la noche, fue el Ministro de Agua, Ambiente y Servicios Públicos, Fabián López: “López no fue ni envió a nadie”, aclaró a El Milenio la organizadora.

Recordar para transformar 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Recordar para transformar, la producción realizada íntegramente por Periódico El milenio junto al Departamento de Medios Audiovisuales Milenio fue presentada ante el público de “Cuando el río suena…”. En la misma se plasma en pocos minutos lo que sucedió durante el gran aluvión y la situación actual de varios de los lugares que fueron afectados.

La emoción pudo sentirse entre los presentes en el auditorio de Luz y Fuerza. Asimismo, el cortometraje documental no solo fue presentado en la jornada de la mañana sino que también fue proyectado durante el cierre de la conferencia que se realizó durante la noche.

 

Idea: Periodico El milenio.
Realización: Departamento de Medios Audiovisuales Milenio.
Propietario: Fundación Josefina Valli de Risso.

Cuando el río suena…

Por Eugenia Castillo

El 15 de febrero de 2015 la ciudad de Río Ceballos junto a las localidades del cordón de las Sierras Chicas, sufrieron una de las peores catástrofes socio-ambientales de su historia. Una lluvia incesante de lluvias que alcanzaron entre 270 y 300 milímetros borró la marcada frontera del casco urbano con su periferia, arrastrando un número aún incierto de vidas a su paso. Se transformó en un acontecimiento traumático, un momento denso en nuestro tiempo reciente.

De ese hecho se saben pocas cosas con certeza, salvo que los distintos estamentos del Estado estaban sobradamente avisados del peligro. Ante la alerta, y como es característica de la ciudad, primó el interés económico.- la del lucro- que permitió: que no respeto el estado de los bosques y por sobre la magnitud del desarrollo urbano, es decir. Cómo se usó y ocupó la tierra.

No se evaluaron un conjunto de variables: pendiente, distancias a los ríos y arroyos, niveles de altitud en relación al mar y la manera en que participan las subcuencas hasta la salida de la cuenca de Río Ceballos-Saldan. Hoy están definidas zonas de bajo y alto riesgo de inundaciones ante lluvias persistentes. Y es exactamente en estas últimas zonas, sobre todo en los márgenes de los ríos, donde se produjeron los mayores desastres.

El porqué del proyecto

Invitar a participar a toda la ciudadanía, a sumar su experiencia en primera persona, tanto si vivieron el momento de la catástrofe o si el mismo lo vivieron desde lejos teniendo sus afectos en ese lugar, desde las siguientes expresiones artísticas: fotografía, textos, video, audio y objetos.

La muestra se resiste al distanciamiento y sale al cruce de el hecho ocurrido: una detallada infografía de los hechos y, sobre todo, deja entrever que está realizada por muchos. Incorporando los créditos de cada uno de los participantes, dando cuenta de la participación.

Un reclamo de participación acuciante. Una interrogación por la ciudad que construimos más que por la que imaginamos. Y está bien que sea así, porque además también es una manera de sanar.

Anuncios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: