Anuncios

El milenio

10 años conectando Sierras Chicas

El mismo equipo

Desde diciembre pasado, la Dirección de Salud de Unquillo depende de la Secretaría de Desarrollo Comunitario, aunque el personal se mantiene -a grandes rasgos- con respecto al de la gestión anterior. Para su nuevo responsable, el doctor Juan Pablo Gaydou, esto representa una fortaleza del servicio sanitario local.

62
“En términos ideales me gustaría que mejoraran las condiciones laborales, porque no tengo dudas del compromiso de los miembros del equipo que podría estar trabajando en otros espacios mejor pago y sin limitaciones de otros recursos”.

Guadalupe Gómez Silva, 4° IENM y Franco Paviatto, 4º IMVA

Juan Pablo Gaydou es oriundo de la ciudad de Santa Fe, hace 13 años se radicó en la capital cordobesa para estudiar medicina y allí sigue residiendo. Su relación con Unquillo nació en el 2012 cuando empezó a hacer asistencia en el centro de salud de barrio Gobernador Pizarro.

Durante su formación hizo post-grados en salud mental y fue parte del Programa Nacional Médicos Comunitarios: “Desde mi formación social y comunitaria, fui generando propuestas para desarrollar tareas por fuera del centro de salud. A partir de éstas, desde el equipo, me ofrecieron asumir algunas responsabilidades y en 2014 pasé a ser el coordinador médico de la Dirección de Salud. Con el cambio de gestión, nos propusieron seguir trabajando de la misma forma y a mí hacerme cargo de la Dirección, pero el equipo de salud se mantiene, sólo hubo cambios en algunos enfermeros”, señaló Gaydou.

Línea de trabajo

“Reconocemos como positiva la decisión de la nueva intendencia de mantener la política de salud, que la podría haber cambiado, estando en todo su derecho. Esto es favorable porque la Dirección de Salud tiene una trayectoria, una política y línea de trabajo que se ha mantenido a lo largo del tiempo, más allá de los cambios de dirección o de gestión, lo que permite consolidar una forma de trabajo y no genera cambios drásticos, redundando en un mayor beneficio en salud para la población”, explicó el doctor.

Concretamente, la línea de trabajo tiene que ver con centrar el enfoque de derechos en la política de salud, que significa entender la salud como un derecho y no como un servicio.

“Además, desde que se volvió a provincializar el Hospital Urrutia, el sistema municipal de salud se ocupa de la atención primaria, que la entendemos desde un enfoque más integral, como una forma más cercana a las poblaciones, lo que implica poder habilitar espacios o instancias donde los barrios o vecinos usuarios de un servicio de salud, puedan participar no solamente hacia adentro de los centros de salud, sino también por fuera, en articulación con los miembros del equipo de salud”, dilucidó Juan Pablo.

IMG_2880

Balance

El responsable del área de Salud aclaró: “No milito políticamente en Unquillo –ni en la gestión anterior ni en esta, no era ni soy parte del espacio político- entonces desde ese lugar, de un análisis para mejorar, tiendo a reconocer las fortalezas y debilidades de ambas”.

Mencionó como debilidades las dificultades para reacomodarse después del cambio de gestión: “Aunque debo reconocer que nuestra área fue una de las menos afectadas por conflicto de la reducción de personal municipal. Originalmente habían quedado afuera cuatro personas de un equipo de aproximadamente 30 (entre administrativos, enfermeros y otros profesionales de salud) y dos de ellas aceptaron volver en las condiciones que se negociaron entre el gremio y la intendencia, mientras que otros dos decidieron no volver”.

En términos médicos lo que más atienden los dispensarios son afecciones clásicas como resfríos, gripes y vómitos, a las que pueden dar solución fácilmente con los recursos que cuentan.

“Pero las problemáticas más complejas y que atañen también a Salud, como son la violencia entre pares, de género, inaccesibilidad a determinados recursos y vulnerabilidades de distintos tipos o que a su vez, hacen también a las enfermedades, no hay una sola área que la pueda abordar por sí misma”.

Recursos

Aunque no han tenido una restricción para adquirir los insumos necesarios, para Gaydou el límite ha estado más en el proceso de compra, no a nivel burocrático, sino con los proveedores. “En los meses de enero y febrero nos habíamos quedado sin algunos insumos por el reacomodamiento del cambio de gestión y hubo faltantes en odontología por ejemplo. Hoy, con algunas demoras, estamos teniendo -a grandes rasgos- los insumos para el funcionamiento cotidiano de un centro de salud de primer nivel de atención público y gratuito como son los nuestros”.

“Una gran falencia que arrastramos hace años es la escasez de personal administrativo. Otra cuestión que ya resulta prioritaria, son los problemas edilicios en todos los dispensarios, porque ha habido falta de mantenimiento durante mucho tiempo y que sumado a las lluvias, deriva en goteras, humedad y frío. No obstante, desde la intendencia tienen previsto ocuparse y destinar fondos para hacer un mantenimiento integral.”, indicó el médico.

Los dispensarios de Pizarro y Forchieri, por ser los de mayor demanda, atienden todos los días de 8 a 18 horas y los otros tres van variando sin horario fijo, pero mínimamente la mañana está cubierta y algunos profesionales van por la tarde. “Para lo que se considera primer nivel de atención, el tipo de servicio está cubierto. En cada uno hay un referente de medicina familiar, clínica y pediatría y nos gustaría poder ofrecer en todos ginecología y odontología, pero como limitante en recursos están los profesionales y el espacio físico”.

El responsable de salud finalizó argumentando que la mayor parte de la asistencia en los centros de salud sigue siendo, por lo que se conoce, como demanda espontánea. “En cuanto a proyecto asistencial, estamos haciendo hincapié este año, en un abordaje integral de enfermedades crónicas (como hipertensión y diabetes)”.

64
“Mi intención es que queden consolidadas y determinadas ciertas líneas y políticas de trabajo independientemente de mi permanencia en el equipo”.
Anuncios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: