Anuncios

El milenio

10 años conectando Sierras Chicas

Horror en una ciudad

Dayana Gorosito denunció al personal del Hospital Urrutia de Unquillo porque no le entregaron el cuerpo sin vida de su hija recién nacida cuando fue a reclamarlo. Con el correr de los días, la investigación de la Justicia cordobesa avanzó y la beba apareció muerta en una bolsa llena de juguetes.  La mujer y su pareja, Luis Oroná, se encuentran presos en Bouwer, a la espera de la sentencia.

En un principio, la versión de la joven fue acompañada por la protesta de numerosos familiares, amigos y vecinos en la puerta del hospital. Foto: El Milenio.

Por Matías Pérez | matiasperez@elmilenio.info

Dayana Gorosito (20) tiene un hijo de 2 años, y denunció haber tenido a su segundo bebé el jueves 19 de mayo en el Hospital Provincial Profesor José Miguel Urrutia, en Unquillo. Tras conocerse la noticia, los familiares y amigos de la denunciante se manifestaron contra los profesionales de la salud apoyando la versión de los hechos de la mujer.

Pero con el correr de los días la investigación dio un giro que sorprendió a la opinión pública, es decir que ahora la lupa de la Justicia no estaba centrada en el nosocomio sino en Dayana y en su marido, Luis Oroná.

Finalmente, ambos fueron imputados por el delito de Homicidio Calificado Agravado por el vínculo de la beba recién nacida. La reconstrucción de esta historia de horror a continuación:

La denuncia de Dayana

De acuerdo a las primeras declaraciones de Dayana Gorosito, antes de “dar a luz” se habría dirigido durante la madrugada del pasado jueves 19 de mayo hacia el dispensario más cercano, ubicado en el barrio Gobernador Pizarro. La mujer fue en busca de atención médica, pero según contaron familiares, no había ningún profesional que le se la brindara en dicha posta, por lo que no le habría quedado otra opción que dirigirse caminando hacia el Hospital Provincial.

Siguiendo sus dichos, el camino de Dayana hacia el nosocomio no fue nada fácil, ya que comenzó a sufrir contracciones y según cuentan allegados, un hombre que conducía su vehículo visibilizó el mal estado de la mujer ofreciéndole llevarla hacia la guardia del centro de salud.

Las contracciones fueron en aumento por lo que el personal médico del Urrutia habría decidido pasarla de forma urgente a la sala de parto. En ese momento, fuentes familiares aseguraron que el pedido de Dayana a los profesionales de la salud de que le hicieran cesárea y en vez de parto natural no se cumplió.

Transcurrido el parto, la beba habría nacido con el cordón umbilical enrollado en el cuello, ahorcándose y ocasionándole la muerte. En ese momento, la mamá habría visto a la recién nacida tan solo por cinco minutos. Después de ese momento, pierde de vista a su hija.

El hospital, acusado

Tras las acusaciones de negligencia por parte de Dayana Gorosito y su entorno familiar, desde la dirección del hospital negaron que la mujer haya ingresado al nosocomio. Pero la versión de la joven fue acompañada por la protesta de numerosos familiares, amigos y vecinos en la puerta del hospital.

Así fue como el pasado sábado 21 de mayo por la tarde, más de 30 personas, se movilizaron frente al nosocomio ubicado en el barrio Residencial exigiendo respuestas. Por esto mismo, la calle Tres de Febrero estuvo completamente cortada y sólo se podía acceder de forma peatonal. Más tarde se dirigieron hacia la Avenida San Martín donde se encuentra la Municipalidad.

“Ingresó sola, y ella cuando le dicen que muere la criatura pide el alta voluntaria a las 12.30 horas, entonces la doctora que estaba a cargo le pone un calmante y un antibiótico por vena, le sacan el suero y le dan el alta, al final sale sola caminando hacia la casa”, le dijo a Radio Nativa, Rita Oroná, tía de Gorosito.

Así fue como la opinión pública, sin saber el desenlace de la historia, se hizo eco de las acusaciones. El hospital y sus profesionales habían quedado más expuestos que nunca.

El director del hospital, Pablo Amodei, aseguró a Día a Día que el parto de Dayana no fue atendido en esa institución. “No hubo partos en este hospital el día jueves”, ratificó.

La justicia imputó

Debido a las complicaciones que sufrió la mujer tras una infección uterina, la que fue detectada por un médico forense tras revisarla, lo que provocó que Dayana Gorosito deba ser internada en el Hospital Rawson de la ciudad de Córdoba.

Pero el pasado 24 de mayo la justicia dispuso que tenga custodia policial.

¿Por qué? Es que Gorosito fue imputada por la fiscal Liliana Copello bajo la sospecha de haber cometido Homicidio Calificado por el Vínculo, luego de que se hallaran un colchón y ropa manchada con sangre en un terreno ubicado a 100 metros de la casa donde residía. Así fue como el caso fue girado por Copello a la fiscal de Violencia Familiar, Mercedes Balestrini, quien dispuso que Dayana esté bajo arresto.

Desde el Rawson, la joven volvió a ratificar sus dichos al canal de noticias cordobés CBA24n:

“Me dijeron que pasara a la sala que me iban a tomar los datos. Me dice que ya llega otra enfermera para que me vea y me pongan un inyectable para que se me pase el dolor. Me dormía, pero no se me pasaba el dolor. Hice una enorme fuerza y salió (la bebé). Me dicen que se ahorcó con el cordoncito. Me dicen que estaba muerta y fue sólo un minuto que pude verla. Cuando me pasan a la sala para que me quede ahí, me ponen suero. Me dijeron que al otro día fuera con los papeles y buscara a la bebé”.

Pero ante los resultados que comenzaban a rebelarse con la investigación, la imagen de la denunciante ante sus allegados y opinión pública comenzó a generar desconfianza en cuanto a su versión de los hechos. Aunque lo que vendría sería mucho peor.

En fuga

En un principio, la versión de la joven fue acompañada por la protesta de numerosos familiares, amigos y vecinos en la puerta del hospital. Foto: El Milenio.

Tras la decisión de la Justicia, la mujer que se encontraba internada con custodia policial, escapó por un ventiluz de un baño cuando fue trasladada para higienizarse. Así fue como descendió hasta el patio interno del hospital y se fugó, mientras que la Policía realizó un rastrillaje en inmediaciones del lugar para intentar dar con ella, pero no tuvo éxito.

Luego de un operativo cerrojo, la joven fue reducida en un colectivo de Intercórdoba, en la localidad de Mendiolaza. En dicho momento, Gorosito presentaba algunas lesiones en los antebrazos a raíz de su escape.

Horas más tarde, Luis Oroná, su pareja, también fue detenido en el marco de la investigación por la muerte de la beba. A partir de ese momento, tanto Gorosito y Oroná fueron acusados por homicidio calificado.

La peor noticia

El hogar de la pareja en el barrio Gobernador Pizarro de Unquillo fue el lugar donde se encontró el cuerpo sin vida de Selene, la beba de Dayana Gorosito. Foto: El Milenio.

El cuerpo de la beba que Dayana Gorosito había denunciado desaparecido en confusa situación y que “involucraba” a personal médico del Hospital Provincial de la ciudad de Unquillo, apareció sin vida durante la noche del 5 de junio, en el barrio Gobernador Pizarro.

Vale aclarar, que si bien la mujer aseguraba que desde el nosocomio nunca le entregaron el cuerpo, estos dichos fueron desmentidos desde las autoridades del mismo.

El cuerpo de la criatura, estaba oculto en un bolso localizado en el baño de la vivienda de la pareja, debajo de una pila de juguetes y fue descubierto cuando familiares limpiaban la habitación que ambos ocupaban, los que inmediatamente dieron aviso a personal policial.

“Fuimos al dormitorio de mi sobrinito (hijo de Dayana Gorosito) y empezamos a sentir olor, era medio raro. Levantamos el colchón y no había nada. Se nos da por buscar por un bicho muerto y entre los juguetes del nene estaba ella ahí, morada”, declaró un familiar a un medio cordobés.

Finalmente, al lugar en cuestión arribaron personal de la Policía Judicial, la Policía de la Provincia, brigada de homicidios, el servicio de emergencias CEMI, bomberos de Unquillo, Bomberos de Córdoba y Gendarmería.

El resultado de la autopsia

Pasaron un par de días de aquel domingo decisivo para el caso de Dayana Gorosito. Ese día, cuando un allegado a la familia dio aviso a la policía de Unquillo que dentro de un bolso ubicado debajo de un moisés de la casa de la pareja y tapado de juguetes, se encontraba el cuerpo sin vida y en descomposición de una recién nacida.

Inmediatamente, al lugar arribaron personal de la Policía Judicial, la Policía de la Provincia, brigada de homicidios, el servicio de emergencias CEMI, bomberos de Unquillo, Bomberos de Córdoba y Gendarmería, quienes corroboraron el horror.

Para la Justicia fue un homicidio, por lo que tanto Dayana Gorosito como su pareja, José Luis Oroná, permanecen detenidos. En este sentido, los investigadores no pueden explicarse cómo fue que el bolso donde se encontraba el cadáver no había sido hallado antes en la vivienda, a pesar de que se había realizado una inspección con perros.

El resultado de la autopsia del bebé de Dayana Gorosito no se hizo esperar, el mismo determinó que “la pequeña nació viva, respiró unos instantes y fue guardada dentro de la mochila, donde finalmente murió de frío”.

El dato: No se descarta que la criatura haya fallecido por falta de oxígeno.

En detalle: La Voz también informó que “de acuerdo a fuentes de la causa, la autopsia ratificó que la criatura nació viva, por lo que se terminó por descartar la tesis de un aborto”.

Lo que dejó este caso, y lo que vendrá

En cuanto al Hospital de Unquillo, quedó completamente desmentida la acusación por parte de Dayana Gorosito, familiares y amigos. Al respecto, el jefe de enfermería, Darío Castro en comunicación con El Milenio, dijo que si bien la situación respecto al hospital mejoró, “lo que más dolió fue que nos ensucien el nombre de tal manera, no solo a mí, sino a un montón de gente. Porque fuimos acusados de algo tan grave relacionado con la vida de un menor, incitando que se piense cualquier cosa sobre nuestro trabajo y el hospital”.

Actualmente, ella y su pareja, se encuentran alojados en la cárcel de Bouwer e imputados por homicidio calificado por la muerte de una beba recién nacida en la localidad de Unquillo. En estas horas están siendo indagados por la fiscal Mercedes Balestrini.

Anuncios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: