Anuncios

El milenio

10 años conectando Sierras Chicas

¡Campeones invictos!

Con el empate 1 a 1 ante Chacarita, Talleres finalizó el torneo ascendiendo y sin perder ningún partido, por lo que se convirtió en el primer equipo que sale campeón de la PBN de manera invicta. Además, con Kudelka como técnico, se llegó a 26 encuentros sin caer. ¡Salud, campeón!

13465995_1121944441198180_4850919642196002951_n


Federico Sánchez
Por Federico Sánchez (Radio Máxima 89.3)

Columna deportiva 

El arranque del partido fue intenso. Porque Chacarita, antes del minuto, se ponía en ventaja luego de un gran gol de Menéndez. Golpe duro para Talleres, que salió en busca del empate y en la primera que tuvo lo consiguió, también con un lindo gol en el que participaron Solís, Klusener y Barrionuevo para habilitar a Bay y marcar el 1 a 1 a los ‘5.

No había prácticamente medio campo y el partido se jugaba en las áreas, lo que lo hacía aún más atractivo. Hasta ahí, lo mejor del torneo.

Talleres no se achicaba en la cancha del escolta y casi se pone arriba con un tiro libre de Solís, que se desvió en la cabeza de un defensor y pegó en el travesaño. Pero, en la réplica, el Funebrero aprovechó el quedo de Encina y contó con otra chance clara: remate al palo del volante por izquierda y, en el rebote, Achucarro apareció para salvar en la línea.

El partido era un ida y vuelta constante, con errores defensivos por ambos lados y, por ende, muchas chances de gol. La última de la primera etapa fue de Solís, que en el mano a mano ante el arquero definió de manera displicente.

En los últimos minutos el trámite se emparejó y las defensas de ambos conjuntos mejoraron. La posesión estuvo dividida y lo más importante fue la lesión de Klusener, que le dejó su lugar a Strahman.

En la segunda etapa no se vio todo lo bueno e interesante que se vio en la primera. Sí bien ambos elencos contaban con cierto orden, no hubo un jugador que rompiera esa monotonía para llevar peligro al arco contrario.

Los arcos estuvieron de más, el encuentro se jugó mucho en la mitad de cancha y por momentos subía la tensión entre los jugadores.

Entre bostezos transcurría los minutos, en lo que se puede rescatar la única llegada del complemento por parte de Chacarita, con un cabezazo que tapó Herrera. Además, la zonsa expulsión de Encina, por simular, y las variantes posteriores de Kudelka: Juárez por Ramis, para rearmar el medio campo, y Gutiérrez por Solís.

El resto del partido transcurrió sin pena ni gloria, en el que se notó que ambos veían con buenos ojos el empate y lejos estuvieron de hacerse daño uno al otro.

Talleres se conformó con no perder y transformarse en el primer campeón invicto de la Primera B Nacional y el que ganó el torneo con mayor efectividad. El mejor, lejos.

Como dije, fueron dos tiempos totalmente distintos. De todas formas hay que tener en cuenta que este fue un equipo atado con alambre, con varias ausencias y con jugadores que no han jugado demasiado minutos, caso Achucarro de central o Encina de titular. Pero lo supieron llevar adelante.

En el primero creo que hubo una endeble defensa, en la que cometió los errores para que Chaca, que juega bien, llegue en reiteradas oportunidades. Pero también la “T” tuvo una delantera efectiva, que llegó y generó situaciones de gol.

En el complemento todo se armó mejor, se prioriza el arco propio y el ajeno les quedó un poco lejos. Pero claro, el objetivo era mantener el invicto a como dé lugar. Y se consiguió, lo que es un motivo más para festejar este semestre perfecto con ascenso incluido.

No hay mejor manera que terminar el semestre así, siendo ampliamente el superior. Aparte de los dos récord que batió Talleres, se puede rescatar el hecho de ascender dos fechas antes, de sumar 49 puntos, de sacarle 6 al escolta, de ser el equipo más goleador (31), el menos goleado (11) y, como si fuera poco, ningún rival les hizo dos tantos en un mismo partido.

Desde lo numérico y desde lo futbolístico, en este torneo fue el mejor en todo sentido. Y el mejor, por lo general, es el campeón.

Posiciones 

posiciones

Mi uno por uno

Herrera: a pesar del gol tempranero, después mostró seguridad como siempre;

Cháves: el volante izquierdo le hizo lo que quiso. Le costó en la marca y, por ende, en la proyección.

Komar: seguro de arriba, con dudas por abajo. Regular actuación.

Achucarro: buena alternativa de central. Estuvo firme y sin grietas.

Bay: arrancó mal pero se redimió con su primer gol en Talleres. Luego, cumplió; Jeréz

Silva: cuando hizo falta metió pata fuerte y también aportó juego.

Encina: esperaba más de él. Se nota su clase, pero no pudo desequilibrar;

Ramis: merodeó en el sector derecho. No gravitó en defensa ni en ataque, estuvo contenido.

Barrionuevo: algunas ráfagas como la asistencia en el gol, pero por ahí se ausenta en el campo de juego.

Solís: un problema para el lateral funebrero pero no pudo plasmarlo en los últimos metros.

Klusener: en lo poco que jugó, aportó más juego que poderío ofensivo.

Los cambios eran lógicos y estuvieron bien hechos: Strahman entró para reemplazar a Gonzalo, pero no le quedó ninguna chance de gol; Juárez parchó el medio campo y lo hizo bien; mientras que Gutiérrez jugó poco, algunas corridas nomas.

Palabras de un hincha 

De esta manera finaliza otro torneo más y, por suerte, con una enorme sonrisa. La felicidad que medio Talleres en el semestre es inexplicable y voy a estar eternamente agradecido. No hay nada ni nadie que me haga más feliz.

Gracias a Dios, la próxima crónica oficial será en Primera División. Escribiendo siempre en Federal A y PBN, también ascendí yo en cierto modo.

Lógicamente se lo va a extrañar y mucho a Talleres, pero éstos días de vacaciones hacen bien para poner la cabeza en remojo y relajarse un poco. Fueron meses de mucha tensión y nerviosismo que, finalmente, se transformó en alegría y felicidad.

Ahora habrá que esperar hasta el 23/07 para jugar el amistoso con Belgrano. Entre medio habrá confirmaciones de todo sentido, así que veremos qué sucede.
Será hasta entonces. ¡A seguir así!

¡Vamos Talleres!

Anuncios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: