Anuncios

El milenio

10 años conectando Sierras Chicas

Agua potable, un recurso complejo

Unquillo y Mendiolaza son ciudades con un excesivo aumento de la población en los últimos años. Mario Raúl Hoya, presidente de la Cooperativa de Agua, Obras y Servicios Públicos de Unquillo y Mendiolaza Ltda que provee del recurso a estas ciudades, habló sobre la problemática y los avances en la zona.

maxresdefault

Por Francisco Del Río y Mauricio Bouchet, 4º Año A. IENM.| periodico@elmilenio.info

El Milenio: ¿Hay mucha demanda de nuevas instalaciones en la zona?

Mario Raúl Hoya: La cantidad de conexiones que se hacen por año aproximadamente es de 300, esto tuvo un pico hace un año y medio atrás cuando hubo que realizar 800 nuevas conexiones en pocos meses para abastecer a los habitantes de El Talar (Mendiolaza) que vivían allí sin redes de distribución y consumiendo agua con camiones. Una vez que se hizo la obra (y a pesar de que ésta estuvo bastante tiempo realizada pero sin uso) al lograrse la combinación de la misma, la cooperativa tuvo que enfrentar el desafío de hacer estas 800  conexiones en tres o cuatro meses aproximadamente.

EM: Tras esas conexiones ¿Todo El Talar dispone de agua?

MRH: Hoy El Talar está al día en cuanto a la demanda del servicio de agua, por ende, todas las personas que viven allí tienen agua de la cooperativa.

EM: Ya que es una entidad semipública ¿Recibe contribución del Estado?

MRH: No es una entidad semipública, es una entidad privada, la diferencia que hay con otras empresas es que las otras son privadas y con fines lucrativos, nuestra cooperativa es una empresa privada pero de capital social y sin fines de lucro. De cualquier manera, el tema subsidios siempre es una posibilidad pero no es algo que nos haya beneficiado en una cantidad importante; sí hemos recibido algunos pero en función del volumen y el patrimonio institucional han sido bastante escasos.

EM: ¿En el futuro vamos a necesitar otra fuente de agua con el incremento de la población?

MRH: Sí, ya sucedió antes y va a necesitarse otra fuente en el futuro. Este sistema para Río Ceballos, Unquillo y Mendiolaza estuvo previsto para ser abastecido desde el Dique La Quebrada y la planta potabilizadora de agua ubicada en el mismo lugar para una población de alrededor de 45.000 habitantes, lo cual hoy está holgadamente superado y es por ello que fue necesario la incorporación de una nueva fuente de agua que es la de La Calera; para eso, esta planta tuvo que ser ampliada en su capacidad de producción, se la llevó al triple de su capacidad, y, con ese importante caudal de agua potabilizada, se puede abastecer el crecimiento de La Calera, Saldán, Villa Allende, Mendiolaza y Unquillo. De esta manera se descomprime el Sistema de La Quebrada para que pueda tener el crecimiento de Río Ceballos y parte de Salsipuedes.

hoya

EM: ¿Es suficiente la cantidad de personal y equipamiento que tiene la cooperativa?

MRH: La cooperativa ha ido acompañando su infraestructura, ya sea de herramientas y personal, edilicia y de capacidad operativa a medida que la demanda se ha ido incrementando, por supuesto que lo hemos hecho en un marco de austeridad ya que en la actualidad la cooperativa tiene 31 empleados para abastecer dos localidades con 9.000 conexiones.

EM: ¿En qué zona está haciendo hincapié actualmente la cooperativa?

MRH: La jurisdicción de prestación de servicios es todo Unquillo y todo Mendiolaza. En Mendiolaza casi que no hay conflictos en cuanto a la jurisdicción que hay que atender, en cambio en Unquillo sí hay algunos focos en donde la jurisdicción está ocupada por otras instituciones, como el caso de Cabana, que tiene una cooperativa que es más antigua e incluso nació con el loteo del mismo nombre y luego se convirtió en una cooperativa que tiene más de 60 años, y después hay otra con las mismas características que surgió en Alto Alegre que atiende un limitado número de usuarios de algunas manzanas de ese barrio que también nació con una infraestructura que era del propio barrio y hoy se encuentra constituida con una cooperativa que presta servicio a aproximadamente 120 usuarios.

EM: ¿Es decir que en Unquillo encontramos tres cooperativas de agua en total?

MRH: Si, tres entidades diferentes y que cada una atiende a un sector, obviamente que la cooperativa de Unquillo-Mendiolaza tiene el grueso de las conexiones ya que estas dos entidades una tiene 100 a 120 usuarios y los otros 180 usuarios.

EM: En relación a la inundación del 15 de febrero ¿Cómo afectó esto a la Cooperativa?

MRH: La afectó muchísimo, no solo tuvo importantísimos daños en la infraestructura de redes, sino que también sufrió la inundación en la sede, con importantes pérdidas ya que arruinó parte del mobiliario, el grueso del Sistema de Computación, equipos de internet que teníamos almacenados en el sótano. Tuvimos  un perjuicio aproximado (ya que es muy difícil cuantificarlo en total) de aproximadamente $1.000.000. Con estas pérdidas la cooperativa colaboró trayendo un camión de agua potable y también el uso de los camiones que tiene.

EM: ¿Luego del 15 de febrero cómo ha sido la demanda de nuevas conexiones?

MRH: Luego del 15 de febrero las demandas de nuevas conexiones no tuvieron cambio debido a que en las casas que se debieron desalojar y considerar inhabitables  se cancelaron conexiones luego se incorporaron en los nuevos hogares de estas personas o su gran mayoría.

EM: Las conexiones que se hacen ¿son las que se autorizan desde el Estado o las que se demandan desde la población?

MRH: Son las que se demandan como consecuencia de la radicación de importante número de familias en la zona y en la medida que tengan red de distribución en la puerta de sus domicilios. Después existen otros tipos de situaciones que deben desarrollarse con toda la infraestructura necesaria para prestar el servicio. Me gustaría aclarar que el mayor desafío de todas las entidades de gobierno, sea nacional, provincial o municipal, y con el acompañamiento de instituciones como la nuestra, es dotar a  estas zonas de la infraestructura necesaria para la prestación de los servicios de todo tipo, y en relación a cooperativas como la nuestra prestadora de servicios públicos, tienen que ir acompañando la infraestructura que van demandando las nuevas familias que se radican y que permiten que ese desarrollo sea sustentable, de lo contrario, y al no tener una planificación adecuada, se generan muchos conflictos ya que la gente se instala a vivir sin los servicios mínimos y luego la demanda se convierte en un problema a resolver que no siempre es contemporáneo con las urgencias de los mismos.

Anuncios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: