El límite exterior de la Plataforma Continental Argentina, tras un fallo de ONU, se extendió 1.700.000 kilómetros cuadrados más, lo equivalente a un 35% más de la superficie actual. Este hecho histórico reafirma los derechos de soberanía de la zona política y económica del Atlántico Sur.

El límite exterior de la Plataforma Continental Argentina, tras un fallo de ONU, se extendió  1.700.000 kilómetros cuadrados más, lo equivalente a un 35% más de la superficie actual. Este hecho histórico reafirma los derechos de soberanía de la zona política y económica del Atlántico Sur.

Mapa antártida


Por María Emilia Soria | emiliasoria@elmilenio.info

Tras 20 años de trabajo científico, técnico y jurídico e investigaciones llevadas a cabo por la Comisión Nacional del Límite Exterior de la Plataforma Continental (COPLA) presidida por la Cancillería e integrada por el Jefe del Servicio de Hidrografía Naval y el Ministerio de Economía, se presentó el 28 de marzo pasado los límites exactos del área marítima de la Argentina.

La presentación tuvo lugar en el Salón Libertador del Palacio San Martín, provincia de Buenos Aires, donde el vicecanciller, Carlos Foradori, destacó que este logro “es algo que ha venido gestándose a lo largo de muchos años, no es un trabajo de un gobierno, sino de una política de Estado”. A su vez, la canciller, Susana Malcorra, indicó: “Es un logro  muy significativo de la política exterior de la Argentina, a través de una verdadera política de Estado”.

“Esta es una ocasión especial para la Argentina. Hemos dado un gran paso en la demarcación del límite exterior de nuestra plataforma continental: el límite más extenso de la Argentina y nuestra frontera con la humanidad. La comisión del Límite Exterior de la Plataforma Continental, órgano científico integrado por 21 expertos internacionales de reconocido prestigio y creado por la Convención de la ONU sobre Derecho de Mar, adoptó por consenso, es decir sin un solo voto en contra, las recomendaciones sobre la presentación argentina”, aseguró la canciller Susana Malcorra, a través de un comunicado de prensa.

Con este nuevo mapa austral de la Argentina, el país reafirma los derechos de soberanía, ya que incluye el límite exterior de la plataforma continental de todo el territorio argentino: continental, Islas Malvinas, Georgias del Sur y Sandwich del Sur y Antártida Argentina. Además de los derechos soberanos, exclusivos y excluyentes -no se pueden explorar ni explotar sin el consentimiento expreso-, también se tiene potestad sobre los recursos minerales, hidrocarburos y pesqueros.

Cabe recordar que la presentación del reclamo ante la ONU para extender la plataforma continental se efectuó en abril de 2009, por lo que el dictamen de la Organización ratifica los límites argentinos y la soberanía nacional sobre el Atlántico Sur.

«Por esta decisión el país ganará 1.700.000 kilómetros cuadrados (35% más que la superficie actual) de plataforma continental comprendidos en la nueva demarcación que se presentó, en 2009, es decir entre las 200 millas marinas y el límite exterior. Sólo ese porcentaje representa el 48% del territorio nacional y se sumará a los 4.800.000 kilómetros cuadrados entre la línea de base y las 200 millas marinas», indicaron a Clarín desde la Cancillería.

Cancilleria

Con mayor precisión

Según la propuesta argentina, el resumen ejecutivo del voto unánime de la ONU dice: la “demarcación nueva es de 1.782.500 km2, medida entre las 200 millas marinas y el límite exterior. Con eso, en algunos sectores la plataforma continental llega hasta las 369 millas marinas (683 km2), en otros hasta las 350 millas marinas, y en aquellos sectores dónde el margen continental no se extiende tanto sobrepasa de todas maneras las 200 millas marinas. En un 50% de la super­ficie de la plataforma continental argentina más allá de las 200 millas marinas hay una profundidad superior a los 5.500 metros, llegando hasta un máximo de 6.400 metros. Lejos quedaron los 200 metros de profundidad de la plataforma continental de los años 50”.

Si de recursos se trata

A través de los estudios llevados a cabo por los profesionales que intervinieron en las investigaciones, se profundizó sobre el conocimiento de la geología marina y los recursos existentes. Respecto a ello, Malcorra dijo que “hay riquezas allí que ni siquiera todavía conocemos”.

Asimismo, la nueva demarcación del mar territorial argentino, que amplía la zona exclusiva significativamente, alertó a las empresas petroleras que operan en la región. Una de las primeras consecuencias que se dio a conocer fue la caída de la cotización en las bolsas internacionales de las acciones de las firmas que tienen proyectos de explotación petrolera, por temor a que este nuevo límite pueda afectar en sus operaciones y en la rentabilidad de sus proyectos.

La Comisión de la ONU ya autorizó a la Argentina a dibujar su nuevo mapa con los límites ampliados. Sin embargo, la zona de Malvinas y Antártida están aún en jaque, ya que están pendientes hasta tanto y en cuanto se resuelva la disputa de soberanía. Pero esto no modifica la metodología geológica e hidrológica que presentó la Argentina, y que confirmaría que las Malvinas están dentro del mar territorial argentino.

Séptimo lugar

Con el nuevo espacio reconocido por la ONU, Argentina sube un puesto en el ranking de los países más grandes del mundo, quedando en séptimo lugar ahora, ya que su territorio a partir de ahora será de poco más de 4.800.000 de kilómetros cuadrados.

El ranking hasta el momento es:

  1. Rusia- 17.075.400
  2. Canadá- 9.970.610
  3. China- 9.574.028
  4. Estados Unidos- 9.372.614
  5. Brasil- 8.547.393
  6. Australia- 7.703.429
  7. India- 3.287.263
  8. Argentina- 2.780.272
  9. Kazaquistán- 2.724,900
  10. Alcheria- 2.381,741