Volver a soñar

Talleres derrotó a Sol de América en Formosa por 1 a 0, logrando así el tan ansiado ascenso a la B Nacional del fútbol argentino.

12034284_10156103634080526_306534726346744157_o

Por Ignacio Parisi | ignacioparisi@elmilenio.info

Difícil, como no podía ser de otra manera. El Club Atlético Talleres de Córdoba logró un último triunfo ante Sol de América que lo depositó de manera directa en la segunda categoría del fútbol argentino, fue por la mínima, 1 a 0 con el gol de Victorio Ramis. En un encuentro friccionado en la mitad de la cancha, con pocas ocasiones para desplegar una sucesión de pases, ni libertades para los jugadores de más jerarquía como Juan Pablo Francia, el “10” del equipo albiazul.

Las altas temperaturas, la humedad y la ansiedad del equipo cordobés conspiraron en contra de la fluidez en el juego. En ese marco se repartieron las escasas ocasiones de gol tanto para Talleres como para Sol de América hasta que llegó la apertura del marcador a los nueve minutos del complemento. A partir de allí  Talleres cedió la iniciativa a sabiendas de las pocas armas ofensivas de su rival,se dedicó a intentar algún contraataque y confiar en la férrea defensa que presentó el conjunto de Barrio Jardín en todo el desenlace del torneo.

El árbitro anunció el final del juego, desatando así la locura de todo el pueblo albiazul, desde los 3000 presentes en Formosa viendo el partido, hasta la enorme porción de Córdoba que salió a las calles a festejar un triunfo que llevaban un año y medio esperando. Sierras Chicas no se quedó afuera, centenares de fanáticos coparon los distintos puntos de encuentro, desde Salsipuedes hasta Villa Allende, con banderas flameando y cánticos que todavía siguen resonando en el paisaje serrano.

Felicidad en estado puro para una hinchada que ha tomado un rol protagónico (una vez más) en el resurgir de un equipo hundido. Llenaron canchas grandes y chicas en estadios cercanos o lejanos para mantener viva una ilusión que terminó siendo lo necesario para volver a encender el motor de un oxidado Talleres.

El equipo dirigido por Frank Kudelka culminó el tetradecagonal invicto, habiendo convertido 22 goles y recibiendo apenas 8, de menor a mayor sin grandes figuras pero con inteligencia y justeza para cerrar los partidos clave. Un conjunto efectivo con un técnico que supo entender los momentos de sus dirigidos y brindarle un giro al timón cuando las presiones tocaban la puerta.

Así termina el recorrido de “el matador” por una de las categorías más complejas  que puede ofrecer el fútbol argentino. Talleres no logró un rendimiento brillante en un certamen donde se juega en canchas ubicadas a miles de kilómetros y en muchas ocasiones en mal estado, pero si encontró otras virtudes más importantes, vinculadas con el carácter y la actitud.

De aquí en más será momento para el club cordobés de armar un equipo con la jerarquía necesaria para afrontar un torneo de mayor nivel manteniendo una base, con un técnico como Frank Kudelka, viejo conocedor de la B Nacional.  Tiempo para Talleres de no repetir viejas fórmulas, ni cometer los errores que llevaron a uno de los equipos más convocantes del país a perder su categoría.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

EL MILENIO

[elmilenio.info] Sitio Web de Noticias – Director: Guillermo E. Risso – Propietario: Fundación Josefina Valli de Risso - Domicilio de la publicación: Crucero General Belgrano, b° Los Talitas – Unquillo – Tel: 03543 480349 [Copyright Ⓒ 2017 Fundación Josefina Valli de Risso]

ESTAMOS SEGUROS QUE TE VA A GUSTAR

Comentarios en Facebook

Conectate con Sierras Chicas
A %d blogueros les gusta esto: