Dos caras de la misma moneda: éxito y fracaso en los niños

Los niños, como cualquier persona, atraviesan por momentos de errores, fracasos y frustraciones… lo importante es que ellos están aprendiendo a vivir y  pueden hacer de ellos un aprendizaje para la vida.

fracaso-escolar

Por Natalia Boffelli (Lic. En Psicopedagogía, MP: 13-1567).

Los berrinches cuando no consiguen algo es una reacción muy típica, como lo es el enojo o la negación y es allí donde el adulto debe hacer de nexo para que los niños enfrenten con mayor naturalidad y progresivamente los fracasos.

Pero el adulto debe saber que la frustración ante no poder hacer o conseguir algo no los hace infelices y que la opción correcta no es solucionarles todo y ofrecerles todo; la persona feliz y la que aprende a ser feliz es aquella que logra asumir los fallos, las imposibilidades y darles solución. Aprender a tener estrategias y recursos emocionales para enfrentar las diferentes situaciones que la vida les presenta es parte muy importante para el equilibrio emocional posterior o adulto.

Otra cuestión también relacionada es que a medida que el niño se desarrolla debe aprender a esforzarse por las metas a alcanzar; en la vida no se consiguen las cosas, o deseos sin trabajar para ello y este factor es importante que los adultos lo tengamos en cuenta, otorgar o dar está bien pero con límites.

Todos aprendemos y disfrutamos de los éxitos, pero lo importante es afrontar los fracasos y encontrarles la salida o el lado positivo a lo que creemos o vemos como negativo. Aprender a sumar y no restar es la labor. Lo importante y esencial es un cambio de actitud guiada para aprender de los errores. Los niños naturalmente atraviesan por esto, ensayo-error es su actividad natural al aprender a caminar por ejemplo, prueba hasta que disfruta del logro y la cara de satisfacción frente al esfuerzo y logro es más sana y destellante.

Los padres y educadores no siempre estamos para alivianar las cosas o situaciones de los menores… en algún momento se enfrentan a peleas con amigos, a no poder hacer algo y ellos no deben morir en el intento, sino aprender a pensar cómo solucionar y lograr de otra manera lo que no pueden conseguir y saber también que en la vida no todo lo que se desea se obtiene, por tanto la frustración debe superarse, pensarse, solucionarse,  en compañía o solos.

Lo ideal es que aprendan de las experiencias pues de esta manera van teniendo recursos que luego asocian y se transformas en nuevas posibilidades de solución. El adulto no siempre piensa como niño, no se posiciona desde su mirada y esto puede llevar a errores que difícilmente se puedan solucionar, ponerse a su altura, reconocer sus recursos, ayudarlos a pensar soluciones posibles es el desafío.

Acompañarlos a encontrar en el error lo positivo y disfrutar luego de los logros es escoltarlos. Incentivar a que lo intenten una y otra vez, a buscar nuevas formas, a hablar de sus problemas, a darles una palmada y continuar debe ser nuestra posición para que ellos trabajen por sus superaciones. Así conocerán sus capacidades y limitaciones y encontrarán la forma para salir adelante.

Muchas veces hay que llorar o desilusionarse… sus lágrimas hoy pueden ser logros después si les enseñamos a aprender de cada experiencia. Hacerles ver las posibilidades sin solucionarles todo. La sobreprotección es una solución del momento pero no a largo plazo, deben ellos salir adelante sin bastones y los éxitos serán más disfrutables si aprendieron a convivir y superar los fracasos y volver a intentar con perseverancia.

Recordar: Valorar lo positivo, aprender de los fracasos, fortalecer el esfuerzo, enfrentar las situaciones y perseverar es ayudarlos.

EL MILENIO

[elmilenio.info] Sitio Web de Noticias – Director: Guillermo E. Risso – Propietario: Fundación Josefina Valli de Risso – Domicilio de la publicación: Crucero General Belgrano, b° Los Talitas – Unquillo – Tel: 03543 480349 [Copyright Ⓒ 2017 Fundación Josefina Valli de Risso]

ESTAMOS SEGUROS QUE TE VA A GUSTAR

Comentarios en Facebook

Conectate con Sierras Chicas
A %d blogueros les gusta esto: