“El bicentenario lo construimos entre todos”

10468095_855751654454461_1223967761984032540_n

Carolina Bennazar. Prof. de Historia y escritora.

El 25 de mayo tiene para los argentinos un significado muy  importante ya que trazó el camino hacia la independencia.

Es el día en que la Patria nos convoca a vibrar por ella, a revisar el pasado en el marco del presente, fomentendo la creatividad y la participación en espacios de reflexión entre todos los que constituimos este hermoso pueblo.

Dejando ir nuestra mirada por esta historia de 205 años, podemos reconocer con alguna precisión momentos de júbilo y dolor, de expansión y de miseria, de encuentro y de desavenencias. Lo que siempre vemos allí, sin embargo, es a la escuela, siempre presente, construyendo, asegurando y soñando con el futuro de una nación con alma. En ella se deben hacer hechos grandes, cosas juntas, querer hacerlas todavía…

En este sentido, la identidad de un pueblo se manifiesta a través de estos valores y de sus símbolos patrios, reivindicando el espíritu del pueblo y la idea de libertad, fomentando el“Patriotismo” que es ese amor, esa fuerza, esa ley natural ineludible que ata al hombre a la tierra en que nace, él se convierte en un defensor y en un trabajador incesante para enriquecerla y hermosearla.

Como amor, es fuente de grandeza y sacrificio, como fuerza es agente de cultura y dominio, como ley es principio eterno que rige la formación y la vida de las sociedades. Es anterior a toda doctrina superior a toda convención e interés y es más poderoso que las voluntades.

“Por eso es germen de perfección moral, móvil eterno de heroísmos individuales y colectivos, y la única inextinguible fuente de verdadera gloria”, Joaquín V Gonzales.

Para nosotros, la patria es nuestra aldea, es decir nuestras calles, barrio, libros, símbolos patrios, nuestros héroes y hombres de trabajo, costumbres, nuestros soles, nuestros desaparecidos o excluidos, los sin techo, los sin patria y los que hacemos de este país la patria.

Nuestra  patria es esa geografía áspera, hosca y torpe que parece olvidada por las lluvias y por quienes tienen la misión de llevar un hálito de alivio para seguir sobreviviendo y luchando con el trabajo por una patria más justa para todos. Nuestra patria son esas cosas simples, esas pequeñas cosas, como la maravillosa costumbre de compartir el trabajo y un mate con los afectos…

En esta conmemoración tan especial sería oportuno traer a la memoria las palabras de Mariano Moreno:”El pueblo no debería contentarse con que sus jefes obren bien, él debe aspirar a que nunca puedan obrar mal. Esto renacerá cuando se reconozcan virtudes de un pueblo sobrio y laborioso”.

Sierras Chicas merece levantarse con fuerzas y nuevos desafíos, esperanza de un mañana mejor, salir de las ruinas que la naturaleza dejo y proponerse ser un conjunto de ciudades prósperas, en libertad y como un conjunto de pueblos de esta gran provincia. Merecemos una oportunidad y aire de cambio renovador, pero solo se consigue con unidad y trabajo. Este es nuestro desafío controlar y hacer valer la patria que construimos velando porque las cosas se hagan bien y nunca mal, la oportunidad se acerca en cada uno está el cuidar de ello.

EL MILENIO

[elmilenio.info] Sitio Web de Noticias – Director: Guillermo E. Risso – Propietario: Fundación Josefina Valli de Risso - Domicilio de la publicación: Crucero General Belgrano, b° Los Talitas – Unquillo – Tel: 03543 480349 [Copyright Ⓒ 2017 Fundación Josefina Valli de Risso]

ESTAMOS SEGUROS QUE TE VA A GUSTAR

Comentarios en Facebook

Conectate con Sierras Chicas
A %d blogueros les gusta esto: