El mejor hándicap de Córdoba

El polista unquillense Francisco Pizarro es reconocido internacionalmente por su gran desempeño profesional. Representó varias veces a la selección cordobesa de polo.

Pizarro
Francisco Pizarro es un representante internacional del polo argentino.

Redacción El Milenio 

La Asociación Argentina de Polo tiene a una Asociación de Hándicap, la cual evalúa a los jugadores según su desempeño y organización en la cancha, y los valorizan con una puntuación del 1 al 10. Esta Asociación no tiene como parámetros los goles que cada jugador efectúa concretamente, sino más bien la actitud y aptitud dentro de la pista de juego.

Pizarro actualmente es número cinco de hándicap, el más alto de Córdoba. Al respecto, el polista dijo: “La organización es muy importante, sino se tiene eso al cien por ciento, los caballos no rinden y uno tampoco. Se necesita también una parte económica, porque los caballos son muy caros y depende de tu nivel de juego necesitas un mejor caballo”.

“El polo se basa en la rapidez que tenga el caballo para realizar la jugada que quieras. Por eso, el caballo te puede ayudar mucho a tu juego. Hay un 40% de habilidad y un 60% de infraestructura”, describió Pizarro.

Francisco tiene una trayectoria profesional de casi 20 años en el polo. Es un referente en las Sierras Chicas sobre este deporte.

Actualmente juega en Seattle, al norte de Estados Unidos, en un equipo de un empresario. Aunque también jugó en otros 22 países más.

En cuanto al polo en la región serrana, Pizarro aseveró que no hay muchas opciones donde practicar el deporte, y menos aún de poder desarrollarlo profesionalmente. “En Córdoba está Pompeya, en Ascochinga, que para mí es el mejor; después hay un lugar en Mendiolaza, en El Talar; también  está el Galpón, y Malagueño. Pero hoy, el mejor es Pompeya ahí en Ascochinga”, testificó.

En cuanto a las posiciones de los jugadores dentro de la cancha, el deportista contó que el número 1 y el 2 atacan, el número 3 es el armador, y el 4 está siempre defendiendo y parando a los rivales.

“El numero 1 siempre esta adelante y atacando, el 2 hace el trabajo sucio, porque va siempre a chocar y siempre está defendiendo para que el número 3 del contrario no pueda parar al otro número 3. Este también puede atacar y defender. Yo personalmente juego de número 3, que junto con el número 2 son los que más trabajan”, afirmó Pizarro.

Por otra parte, el polista comentó a El Milenio que la copa más importante que jugó fue la Copa República Argentina. También jugó una copa en Portugal, donde representó a Argentina. Asimismo, en Inglaterra jugó una copa muy importante que presenta la Reina de Inglaterra.

Argentina y el polo.

“Argentina es el mejor equipo del mundo en polo”, aseguró Pizarro, quien agregó: “Es el único país que puede armar un equipo con hándicap de 40, por eso la Federación Internacional de Polo lo ponen a 16 goles para darle la posibilidad a otros equipos de ganar sino Argentina arrasaría”.

Recientemente se jugó el Mundial de Polo en Chile, y Argentina quedó eliminada en la primera ronda. El problema es que el campeonato internacional se juega hasta un cierto hándicap, que se traduce hasta 16 goles, para darle la oportunidad a países la oportunidad de ganar. Si el hándicap fuera ilimitado, Argentina podría poner a jugadores como Facundo Pieres, Adolfo Cambiaso y otros.

Las bases.

En el polo existe una regla básica a la que la mayoría denomina “línea de pelota”, que se refiere a la trayectoria que realiza la bocha cuando un jugador le pega, y ésta no puede ser atravesada por ninguno de los otros jugadores.

Sin embargo, lo que está permitido es trabar el taco, para que el jugador no pueda pegarle a la bocha, lo cual significaría defensa.

“Se puede hacer contacto, tiene que ser hombro con hombro, no podes tomar de atrás a un jugador porque es muy peligroso. No se puede tomar a 45 grados porque te podes caer al piso con caballo y todo. Lo más importante es no cruzar la línea imaginaria”, describió el polista.

Los caballos.

Argentina tiene los mejores caballos del mundo para desempeñar el deporte polista. Esto se debe a que tiene la producción de una raza nueva que se llama “polo argentino”, que desde hace alrededor de 20 años se viene creando.

“Todo el mundo viene a comprar nuestros caballos por una cuestión genética. Y los precios se disparan. Por ejemplo, David Nalbandian pagó en el último remate, un clon de la Cuartetera que hoy es la mejor yegua de polo que hay, unos 800 mil dólares. Después hay de todos los niveles, desde 2000 dólares”, detalló Pizarro.

Por otra parte, el polista describió que acompañado al alto costo de los caballos, que son parte de la utilería para la práctica del deporte, la vestimenta también implica un gasto significativo.

“Un taco vale entre 50 y 90 dólares, un par de botas unos 500 dólares, pero también hay botas de 2000,  un casco te puede salir entre 300 y 400 dólares y para arriba también esos valores”, aseguró Pizarro.

EL MILENIO

[elmilenio.info] Sitio Web de Noticias – Director: Guillermo E. Risso – Propietario: Fundación Josefina Valli de Risso – Domicilio de la publicación: Crucero General Belgrano, b° Los Talitas – Unquillo – Tel: 03543 480349 [Copyright Ⓒ 2017 Fundación Josefina Valli de Risso]

ESTAMOS SEGUROS QUE TE VA A GUSTAR

Comentarios en Facebook

Conectate con Sierras Chicas
A %d blogueros les gusta esto: