El Milenio

Noticias de Sierras Chicas

Salud brinda recomendaciones para prevenir la gripe

La principal medida de cuidado es la inmunización para grupos de riesgo. Las dosis están disponibles en los vacunatorios de la provincia para la población objetivo y deben colocarse cada año. También es importante la adecuada higiene de manos, mantener una buena ventilación en los ambientes, y cubrirse con el pliegue del codo al toser o estornudar.
  • Guadalupe Rojas, Delfina Setien (IMVA)

La gripe o influenza es una enfermedad viral respiratoria que se presenta habitualmente en los meses más fríos del año. Se transmite de una persona a otra, fundamentalmente por las gotitas que se emanan al toser, estornudar o hablar.

Los síntomas más comunes son: fiebre mayor a 38 grados, tos, congestión nasal, dolor de garganta, de cabeza y muscular, y malestar generalizado. En niños y niñas, pueden aparecer también problemas para respirar, vómitos o diarrea, e irritabilidad o somnolencia.

Suelen manifestarse a las 48 horas del contagio, y la mayoría de las personas afectadas se recupera en una o dos semanas, con reposo y sin necesidad de recibir tratamiento médico. Sin embargo, en personas embarazadas, adultas mayores, con enfermedades crónicas, y en niñas/os pequeños, la infección puede conllevar graves complicaciones, y poner en riesgo la vida.

De allí que la vacunación oportuna en estos grupos represente la herramienta de mayor eficacia para la prevención y en ese sentido se recomienda su aplicación, en lo posible, antes de la llegada del invierno.

Campaña de vacunación antigripal 2023

La campaña de vacunación antigripal se realiza cada año con el objetivo de ampliar el acceso y avanzar con las coberturas antes de que comience la circulación del virus influenza. Es gratuita y obligatoria para la población objetivo y se puede aplicar junto con cualquier otra vacuna, incluyendo las dosis para Covid-19.

En Córdoba comenzó en marzo y las dosis se encuentran disponibles en toda la red de vacunatorios para todos los grupos objetivo:

  • Niños y niñas de 6 a 24 meses de edad (son dos dosis, si no las recibió anteriormente).
  • Personas embarazadas – en cualquier trimestre de la gestación- y puérperas (hasta 10 días desde el egreso e la maternidad).
  • Personas entre los 2 y 64 años que tengan factores de riesgo.
  • Personas de 65 años y mayores.
  • Personal estratégico.
  • Equipos de salud.

Quienes tengan factores de riesgo (*), al asistir al punto de vacunación, deberán presentar orden médica o documentación que certifique la existencia de enfermedades preexistentes (excepto personas con obesidad). Asimismo, se recuerda que se debe presentar DNI y carné de vacunación, aunque este último requisito no es excluyente.

(*) Factores de riesgo: obesidad, diabetes, enfermedades respiratorias, enfermedades cardíacas, inmunodeficiencias congénitas o adquiridas, pacientes oncohematológicos, trasplantados o personas con insuficiencia renal crónica en diálisis, personas con retraso madurativo grave en menores de 18 años de edad, síndromes genéticos, enfermedades neuromusculares con compromiso respiratorio y malformaciones congénitas graves, tratamiento crónico con ácido acetilsalicílico en menores de 18 años, convivientes de personas con enfermedad oncohematológica y convivientes de recién nacidos prematuros menores de 1.500 g.

Vale destacar que la formulación cambia en cada campaña, de acuerdo a las cepas del virus circulante, por lo cual es necesario acudir a inmunizarse nuevamente cada año.

Medidas de prevención

  • Lavarse frecuentemente las manos con agua y jabón.
  • Cubrirse la boca o la nariz al toser o estornudar con el pliegue del codo.
  • Ventilar los ambientes y permitir la entrada de sol en casas y ambientes cerrados.
  • Mantener limpios picaportes y objetos de uso común.

Además, se recomienda a la población que, ante cualquier síntoma de gripe, acuda a la consulta a un centro de salud, guarde reposo, tome abundante líquido y no se automedique.