El Milenio

Noticias de Sierras Chicas

Sierras Chicas suma una nueva universidad popular

Tras la creación de la Universidad Popular Mendiolaza, todos los vecinos de la localidad pueden formarse en cursos y talleres gratuitos. Esta flamante delegación es una de las tantas distribuidas en todo el territorio provincial que forman parte del programa de la Secretaría de Extensión de la UNC. La Casa de Trejo certificará todas las capacitaciones.
  • Por Alejandra Boldo. periodico@elmilenio
  • Colaboración: Clarita Aliaga y Milagros Andreu (4to IMVA). Simona Cantos, Costanza Valdetarro y Santino Montiel (4to IENM).

La concentración de la oferta educativa en los grandes centros urbanos es un desafío histórico para los vecinos y vecinas de lugares alejados que quieren estudiar. En este panorama, las universidades populares vienen a ofrecer la posibilidad de acceder a una educación de calidad, pero cercana y acorde a los intereses y necesidades de las localidades del interior.

En abril de este año, se aprobó por Ordenanza N° 954/22 la creación formal y autónoma de la Universidad Popular Mendiolaza, a través de un proyecto elaborado por el municipio. Esta iniciativa se suma a las que ya funcionan en otras ciudades de Sierras Chicas y brinda una nueva opción para la educación permanente al alcance de la comunidad. También implica ampliar las oportunidades para quienes no cuentan con la posibilidad de estudiar una carrera universitaria. 

“La respuesta de los vecinos es muy positiva. Actualmente hay más de 100 inscriptos en los cursos de programación. También en herrería tenemos más de 180 preinscritos”

Carolina Tarditi

Todas las formaciones que allí se impartan serán gratuitas y tendrán el aval de la Universidad Nacional de Córdoba (UNC). Alejandro Mir, coordinador del programa Universidades Populares en Sierras Chicas, que depende de la Secretaría de Extensión de la UNC, explicó que cada municipio es responsable de administrar su universidad popular, con su propia impronta, mientras que desde la UNC la tarea es acompañar su desarrollo. 

“Las universidades populares son de las localidades, de todos sus vecinos. No le pertenecen a la UNC. Lo que se hace es firmar un acta de compromiso, mediante la cual ambas partes se comprometen a construir una institución”, remarcó.


Universidad Mendiolaza

Carolina Werner, secretaria del área de Planificación y Vinculación Institucional de Mendiolaza, señaló que el objetivo de esta nueva institución es “apuntar a la empleabilidad” y generar “espacios de integración para que las personas puedan insertarse en las sociedades”.

Al crearse por ordenanza municipal, la universidad popular cuenta con un presupuesto propio para financiar las capacitaciones. En tanto, para los estudiantes, los cursos no tienen ningún costo. Incluso algunas capacitaciones, como las relacionadas con programación, ofrecen la posibilidad de pasantías e inserción laboral en reconocidas empresas tecnológicas. 

Para diseñar los cursos, el municipio realizó un relevamiento de las necesidades de capacitación de los diferentes sectores. En ese sentido, Carolina Tarditi, directora de Planificación de Mendiolaza, aclaró que todas las capacitaciones y talleres se dan en función de una demanda puntual que surge de los diferentes actores de la comunidad.

Desde que abrió sus puertas, en abril pasado, la respuesta de los vecinos a este proyecto fue sorprendente. Hay muchos interesados y la mayoría de los cursos agotan su cupo a las horas de ser publicados. 

“La respuesta de los vecinos es muy positiva. La creación de la universidad popular generó mucho interés, sumado al trabajo que ya venimos realizando en el campo de la tecnología. Actualmente hay más de 100 inscriptos en los cursos de programación. También en herrería tenemos más de 180 preinscritos”, señaló Tarditi.

El perfil de los alumnos va desde niños que se forman en robótica, adultos que buscan adquirir habilidades digitales, oficios como gasista y jóvenes que miran hacia la educación tecnológica con posibilidades concretas de trabajo. También se capacitan funcionarios públicos. 


Cómo y dónde funciona

La Universidad Popular Mendiolaza funciona en la Casona Municipal (ex predio LV3), un sitio recientemente recuperado, a una cuadra de la rotonda de ingreso. Allí se acondicionaron los espacios para que funcionen las aulas, equipándolas con computadoras y acceso a internet. 

Actualmente, la modalidad de cursado es mixta: virtual y presencial. La oferta académica es variada, con una fuerte impronta de formación en empleo. La inscripción es abierta a los vecinos de Mendiolaza y las localidades vecinas, incluso de Córdoba. A los cursos en modalidad virtual pueden asistir alumnos de todo el país. 

Hay formaciones en programación, habilidades blandas, alfabetización digital, comercio exterior, herrería, construcción en seco y gasista auxiliar, entre otros. Este mes arrancan las capacitaciones en liderazgo emocional, marketing y diseño digital, los dos últimos cursos que están por abrir junto con el de alfabetización digital para adultos mayores. 


No hay un calendario con toda la oferta, ya que los talleres se diseñan en función de las necesidades que surgen de los distintos sectores de la ciudad. Para eso se conformó una mesa intersectorial que permanentemente analiza necesidades de formación. Desde la institución, en tanto, se selecciona a los profesionales más idóneos para que impartan esas formaciones. 

Los formularios de inscripción se dan a conocer por las redes sociales de la Universidad Popular (@universidadpopularmendiolaza), de la municipalidad de Mendiolaza y vía mail (universidadpopularmendiolaza@gmail.com). 


Una región que apuesta a la educación local

La de Mendiolaza es la última de las universidades regionales que se sumó a la lista existente en el corredor de Sierras Chicas. Según detalló Alejandro Mir, son 160 las actas de compromiso firmadas en la provincia. Ya hay instituciones de este tipo en Villa Allende, Unquillo, Río Ceballos, Salsipuedes y Agua de Oro, además de Mendiolaza. La próxima en inaugurar será la de La Granja. 

En esencia, las universidades populares encarnan una responsabilidad de la universidad pública: la de brindar capacitación y educación más allá de su campus. En una provincia tan grande, el objetivo es superar las barreras geográficas y evitar la concentración en la capital, sin ir en desmedro de la calidad educativa.