5 julio, 2022

El Milenio

Noticias de Sierras Chicas

Más árboles, por más bosques

La Fundación Bosquizar se dedica a la preservación de ecosistemas a partir de la plantación de especies que fueron degradadas por diversos factores. Ricardo Suárez, biólogo y presidente de la institución, inició su labor por vocación y hoy cuenta con un equipo que recorre el país reforestando.
  • Colaboración: Josefina Serra y Mía Mastronardi (4to IMVA). Camila Tomé y Francisco Gómez (4to IENM).

Aunque hace solo dos años que se consolidó como fundación, el origen de Bosquizar se remonta a la adolescencia de su propulsor, Ricardo Suárez. Amante de la naturaleza, el actual biólogo siempre disfrutaba pasar sus fines de semana entre amigos, en la montaña.

Fue durante una de esas tantas tardes escalando que se topó de frente con la degradación del monte y decidió tomar cartas en el asunto. “Todo empezó por esa necesidad de averiguar por qué faltaban determinadas especies en lugares donde deberían estar”, rememoró en diálogo con El Milenio.

Así, Ricardo y sus compañeros empezaron a reforestar por su cuenta, de manera informal. Años más tarde, lejos de detenerse, esta acción seguía creciendo, con Suárez a la cabeza. Así, pasó de plantar 2 mil árboles por año a más de 50 mil. Cuando llegó a los 150 mil ejemplares, su propulsor se dispuso a darle un marco formal a la propuesta, convirtiéndose en el presidente de la Fundación que bautizó Bosquizar.


“Nos proponemos no solamente plantar árboles, sino hacer bosques, que es algo mucho más amplio, diverso y filosófico. Se trata de generar vida, interacción entre especies y que surjan árboles de todo tipo, entendiendo lo útiles, necesarios y bonitos que son”, explicó Suárez.

Además, detalló que su objetivo es “mitigar, restaurar y proteger ecosistemas naturales, esencialmente a partir del trabajo participativo”. En este marco, contó que la mayoría de los involucrados son voluntarios y que hoy su equipo está compuesto por diez personas.

Vale aclarar que este grupo va variando según la zona de acción. Es que, aunque la organización posee sede en Río Ceballos, extiende su trabajo a distintos puntos del territorio nacional y, en ese marco, se van sumando personas de manera temporal.


La experiencia y el trabajo de Ricardo hacen que frecuentemente Bosquizar reciba invitaciones para trabajar en distintas provincias, como Jujuy, donde estuvieron en mayo. “Se van abriendo puertas con tantos años de trabajo, así incluso llegué a Perú y Ecuador también”, reveló el profesional. 

En cuanto a los fondos para llevar adelante todas las propuestas, la mayoría provienen de Acción Andina y Global Forest Generation, grupos internacionales comprometidos con el ambiente.

Para concluir, invitó a participar del VII Congreso Regional de Conservación de Bosques y Cuencas Hídricas. El evento tendrá lugar durante septiembre en la Sala Caminito Serrano y las inscripciones para formar parte están abiertas hasta agosto.