16 mayo, 2022

El Milenio

Noticias de Sierras Chicas

Unquillo: padres y estudiantes de la escuela Proa exigen mejores condiciones edilicias y de cursado

Aseguran que varios cursos todavía no iniciaron las clases por falta de docentes a cargo y que el establecimiento no tiene la capacidad para recibir a los más de 100 estudiantes que cursan en el lugar. Además exigen que la municipalidad los reciba y les informe de los avances del nuevo edificio prometido en 2019. Volverán a reclamar el sábado a partir de las 17:00 en el Parque Integrador.

El pasado sábado 26 de marzo se realizó en el Parque Integrador de la ciudad de Unquillo, una nueva protesta de padres y estudiantes autoconvocados que integran la escuela Proa de la citada ciudad.

Reclaman que varios cursos todavía no iniciaron las clases por falta de docentes, además de que no cuentan con las instalaciones necesarias para realizar las actividades en las que se debería especializar la institución como computadoras o acceso a Internet.

“Los estudiantes de tercero y cuarto año, todavía no tienen designados los docentes que impartirán las materias. Actualmente los chicos solo están haciendo cinco materias, por lo que están haciendo un promedio de dos horas de clases por día”, se lamentó Verónica Sandoval, madre de un estudiante que asiste a la institución.

Según explicó Sandoval a El Milenio, el colegio, cuya orientación es el desarrollo de Software, ofrece cuatro cursos, de primero a cuarto, donde asisten aproximadamente 25 estudiantes por curso. Además se les ofrece desayuno, almuerzo y merienda mientras dura la jornada educativa.

“La intención de la convocatoria espontanea realizada el sábado, fue simplemente comunicarle a la comunidad de Unquillo, la situación actual de la comunidad Proa. Si bien entendemos que se trata de una propuesta experimental, apostamos por este sistema por la importancia que van teniendo las nuevas tecnologías en el mundo moderno”, sostuvo la entrevistada.

Vale destacar que la escuela PROA de Unquillo funcionó inicialmente en el 2019 en la sede del Centro Vecinal de San Miguel y posteriormente se trasladó al viejo edificio de la Escuela Especial Profesor Luis Morzone. 

“Siempre con la promesa de que iban a iniciar con la construcción del colegio, pero eso fue en 2019. Ahora con el regreso de la presencialidad, entendemos que en cualquier momento las instalaciones pueden colapsar porque están muy deterioradas y no están preparadas para atender a más de 100 estudiantes”, explicó la madre y vecina unquillense.

También comentaron que recién el próximo 5 de abril se realizará en la sede del Ministerio de Educación de la provincia, la licitación del nuevo terreno donde estará el colegio.

“La promesa es que ni bien esté la licitación, comenzarán con la obra. Calculan que el nuevo edificio estará listo para cuando de inicio el nuevo ciclo lectivo del año que viene”, afirmó Sandoval.

Finalmente también avisó que los padres y estudiantes seguirán asistiendo todos los sábados al Parque Integrados desde las cinco de la tarde para difundir su problemática de forma pacífica. También cuentan con un canal oficial en Instagram, donde avisan de los avances de esta lucha.

“Necesitamos que (la Municipalidad) nos reciba y que nos cuenten que gestiones están realizando para que los chicos puedan hacer sus talleres, nuevos gabinetes o mantenimiento del edificio provisorio que en la actualidad solo se encarga una sola persona”, sentenció Sandoval, quien agregó que ya presentaron varios notas de reclamo tanto a la Municipalidad de Unquillo, como para la provincia.