16 enero, 2022

El Milenio

Noticias de Sierras Chicas

Gabriela Guevara: Juegos para aprender y reflexionar

Para la docente de matemáticas e informática Gabriela Guevara Kaiser “es importante que los chicos puedan reflexionar a través de los juegos”, por lo que creó varios sistemas para que las futuras docentes puedan innovar en la creación de nuevos (y divertidos) métodos de enseñanza.

Gabriela Guevara Kaiser es una docente muy querida en la comunidad educativa de Unquillo, quien desde hace varios años da clases de matemáticas en diversos establecimientos de Sierras Chicas como el Instituto Educativo Nuevo Milenio y el Instituto Nuestra Señora de las Mercedes de la citada ciudad, aunque también trabaja en el Instituto Técnico Maestro Alfredo Bravo de Río Ceballos.

“Es una profe fantástica, logra que entiendas y quieras las matemáticas”, comentó una de sus estudiantes a este medio. “Si no lo entiendes de una manera, va mejorando y cambiando los ejemplo hasta que sean muy fáciles de comprender”, comentó otra estudiante.

No es para menos, la profe Gabriela o “Gaby” para los conocidos, lleva en la sangre las matemáticas al ser instruida desde muy pequeña por su padre, José Guevara Salvatecci, un importante ingeniero civil en su Perú natal.

“Desde los 10 años me tenía sentadita estudiando”, recuerda con cariño Gabriela, quién además es profesora de informática. “Mi padre fue el genio que abrió la luz a este maravilloso mundo que son las matemáticas”.

Su pasión por esta ciencia y la docencia, la llevó a escribir tres libros; “Enseñar a Enseñar Matemáticas”, “SOS, me recibí de docente. ¿Ahora qué hago?” y “Neurociencias y matemáticas emocionales”, todas de Editorial Brujas.

Aprender divirtiéndonos


De esta forma, a principios del mes de octubre de este año, Guevara estuvo al frente de la 4ta Feria de Juegos Matemáticos y Ciencias Naturales en el espacio del Instituto Nuestra Señora de las Mercedes.

El objetivo de la jornada -que se desarrolló durante dos días consecutivos- fue ayudar a las estudiantes del profesorado de nivel Inicial y Primaria (2º y 3º) a enseñar las matemáticas de una forma divertida y fácil de comprender.

“Es importante que los chicos puedan reflexionar sobre los contenidos matemáticos”, comenta la experta a El Milenio. “En cuanto a la didáctica, siempre busco la forma para que las docentes puedan explicar la matemática a través de los juegos, sobre todo a los más pequeños”.

Según explicó a este medio, los juegos fomentan no solo la comprensión y el uso de contenidos Matemáticos y de Ciencias Naturales, así también el desarrollo del pensamiento lógico, favoreciendo la autoestima de los estudiantes, relacionando las matemáticas con situaciones divertidas.

“Esta última jornada fue muy divertida, introdujimos juegos de preguntados e incluso algo de música, la imaginación fue el único límite a la hora de crear nuevas propuestas”, sostuvo emocionada.

Según su pareciación, este tipo de jornadas ayudan a adquirir un desarrollo colaborativo y un trabajo en equipo, propiciando la realización de cálculos mentales, estimulando el razonamiento inductivo y deductivo.

Vale aclarar que en ambas jornadas estuvieron presentes estudiantes del nivel primario, donde compartieron juntos con las futuras docentes una tarde divertida aprendiendo y enriqueciendo los vínculos que tanto hace falta en estos tiempos de pandemia.

“Ellas (por las futuras docentes), van a ser las protagonistas y encargadas de enseñar a los más pequeños, por lo que tienen que aprender a innovar y crear un juego que permita a sus futuros estudiantes no a resolver por resolver, si no a reflexionar sobre el contenido matemático”.

Aprender de la experiencia


Según comentó la docente con más de 28 años en el servicio de la enseñanza, esta interesante forma de aprender matemáticas fue el resultado de varias de sus experiencias en diferentes establecimientos educativos, no solo de Argentina, sino también de México y Perú.

“Casi toda mi vida la dediqué a las matemáticas”, sostiene la entrevistada, relatando que si bien su primer acercamiento a la enseñanza fue a principios de los 90’ en distintas escuelas de Perú, fue recién en el Colegio Militar Pedro Ruiz Gallo de Lima, donde ayudando dos meses como profesora, comenzó esta idea de mezclar juegos con aprendizaje.

Posteriormente en 2008 el destino quiso que fuera a estudiar y perfeccionarse en la Universidad Autónoma de México (UNAM), donde perfeccionó esta forma de enseñar gracias a un tiempo colaborando en la enseñanza de estudiantes de nivel secundario y de preparatoria.

“Los estudiantes realizaban juegos de matemática y física y los presentaban a sus familias los sábados, era como el logro que habían conseguido”, rescata la docente.  

“Lo voy a implementar en Argentina”, se dijo a sí misma y de esta forma a partir del año 2015, ya como encargada de la materia “Matemática y Didáctica” del terciario del Instituto Nuestra Señora de las Mercedes, empezó con este novedoso sistema que continúa hasta la fecha.

“Lo único que la vida no va a quitarle a los jóvenes son los estudios, eso es lo más importante”, comenta la profesional que aspira el próximo año a realizar algo más importante y que involucre a toda la comunidad de Unquillo, aunque por ahora, falta pulir algunos detalles.