Salud

Obesidad y sedentarismo, enemigos del Corazón

El sedentarimos aumentó casi un 50% en todo el mundo debido a la pandemia. Los gimnasios y centros de salud notaron una merma importante de actividad en los ultimos meses y la tendencia parece no revertirse. Carla Cucurel, cardióloga y pediatra de Villa Allende, explica a El Milenio los problemas de no adoptar un estilo de vida más sano.

Colaboración: Agostina Bertossi (6to Año IENM)


Los cierres de los gimnasios y las medidas restrictivas tienen por objetivo evitar la circulación y la aglomeración de personas en espacios cerrados como medidas necesarias para evitar la expansión de una pandemia que no da tregua.

No obstante, esto no significa descuidar una buena alimentación y una rutina que incluya actividad física constante como medios para lograr un completo bienestar físico y mental.

Según la profesora de la Universidad de Harvard I-Min Lee explicó en un artículo publicado en la revista científica Lancet, el creciente sedentarismo del último año es tan dañino para el organismo como lo es el fumar.

Dado que es un factor de riesgo tan común en muchas de las enfermedades crónicas que sufrimos, en reglas generales, si eres físicamente inactivo tu riesgo de mortalidad prematura es probablemente comparable con la de fumar”, expresó.

Por su parte, la Organización Mundial de la Salud (OMS) explicó que el sedentarismo aumenta las probabilidades de muerte en un 20% o hasta 30% en comparación de las personas que se mantienen activas, ni hablar si a eso se le suma una mala alimentación.

Se produce como un efecto dominó”, comienza explicando la cardióloga y vecina de Villa Allende, Carla Cucurell a El Milenio sobre los problemas que ocasiona la falta de ejercicio.

Una alimentación poco saludable (caracterizada por un bajo consumo de frutas y verduras y un consumo elevado de sal, azúcares, grasas y alimentos procesados) y la falta de actividad física favorecen el sobrepeso y la obesidad, que a su vez aumentan la posibilidad de tener hipertensión arterial, diabetes y colesterol elevado” manifestó.

Según su explicación estos factores sumados a otros problemas como el tabaquismo, son considerados factores de riesgo para las enfermedades cardiovasculares, que son aquellas que afectan al corazón y a todas las arterias del organismo.

Prevenir para no lamentar


Además, la Dra. Cucurell, sostuvo que cada factor de riesgo afecta en forma diferente a las arterias y el corazón, pero en conjunto causan “ateroesclerosis”, que es el depósito de colesterol en el interior de las paredes de las arterias, provocando su obstrucción y afectando la llegada de la sangre a órganos vitales como el corazón, el cerebro y el riñón.

Por lo que aconseja en primera instancia tener conciencia que estamos expuestos a enfermarnos desde la infancia y juventud por lo que no es óptimo esperar a la adultez para cambiar a un estilo de vida más saludable.

Alimentarse en forma saludable, realizar actividad física diariamente, mantener un peso adecuado ayudan a prevenir la hipertensión arterial, las alteraciones del colesterol y la diabetes. A largo plazo esto disminuye el riesgo cardiovascular”, sintetizó la entrevistada, quien también explicó que los efectos de los factores de riesgo se van sumando uno tras otro con los años y terminan acelerando el deterioro del corazón.

En su mayoría pueden ser controlados con cambios en el estilo de vida (a través de una alimentación saludable, la actividad física, el abandono del cigarrillo, etc.) y, si no es suficiente, con tratamiento farmacológico.

Es fundamental resaltar que la prevención de estas enfermedades empieza desde que somos pequeños. La incorporación de hábitos saludables comienza en la infancia”, resaltó la profesional.

En la misma línea, la cardióloga también comentó que debido a la pandemia, el cuidado es doble para las personas trasplantadas, considerando que tienen que tomar medicamentos constantemente que muchas veces, bajan las defensas y eso los hace pasibles de enfermedades virales como la actual Covid-19.

El paciente debe recibir de por vida medicamentos que modifiquen la respuesta inmune (llamados inmunosupresores). Estos medicamentos al disminuir las defensas también hacen que sea más susceptibles a infecciones, por lo que también se indican antibióticos, antivirales y antimicóticos durante los primeros meses”, explicó.

Obviamente se aconseja al paciente que tiene que cuidar ese corazón llevar una dieta saludable, no fumar, hacer ejercicio y tener cuidados para poder reducir el riesgo de infección”.

Hacia leyes y hábitos más sanos


Por otra parte, la profesional quien se desempeña en distintos Centros de Salud de Sierras Chicas, sostuvo que, en relación a los problemas cardíacos más comunes, en bebés e infantes van a estar relacionados con malformaciones congénitas.

En niños y adolescentes uno de los grandes problemas que existen en la actualidad es el sobrepeso y la obesidad generados por la mala alimentación y el sedentarismo.

Recientemente hice un trabajo que se presentó en el Congreso Nacional de Cardiología con 400 niños que fueron a mi consultorio para las fichas médicas: de cada tres niños que iban a la consulta, uno tenía problemas de sobrepeso u obesidad, valor que coincide con lo que se informa a nivel nacional”, comentó Cucurell.

En muchos de ellos también se encontró hipertensión, colesterol elevado, etc. Esto demuestra que la realidad que vivimos en las Sierras Chicas no escapa a lo qué pasa en el resto del país”.

Por este y otros motivos, la profesional se mostró a favor de un cambio en las leyes donde se busque que las personas consuman menos productos procesados y más productos naturales, como la nueva Ley de Etiquetados Frontal que busca advertir a los consumidores sobre alimentos que contengan excesos de grasas o sodio.

La ley de etiquetado frontal es un derecho que tenemos como consumidores para saber qué es lo que realmente estamos comiendo y así poder elegir con conocimiento, evitando la información engañosa, su sanción ayudará a tomar conciencia para prevenir las enfermedades cardiovasculares”, sostuvo sin un atisbo de duda.

 “El conocimiento nos da poder para elegir lo que nos hace bien”, sentenció la Dra. Carla Cucurell.

0 comments on “Obesidad y sedentarismo, enemigos del Corazón

Dejá un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: