Edición impresa Sociedad

Helicóptero al rescate

Marcelo Lamon es un médico y vecino de Mendiolaza que ha dedicado gran parte de su vida profesional al campo de la emergentología o medicina de emergencia. Durante los últimos tres años, trabajó en la creación de un simulador de rescate aéreo que permitirá entrenar a socorristas para actuar en diferentes escenarios. En noviembre pudo concretar su sueño y el resultado sorprendió a más de un vecino desprevenido.

El 16 de noviembre, la explanada de la Municipalidad de Mendiolaza fue escenario de la presentación de un imponente helicóptero amarillo que dejó maravillados a los vecinos que transitaban por allí ese mediodía.

Se trataba de un novedoso simulador de rescate aéreo fabricado por el médico y vecino de la localidad Marcelo Lamon. “Uno no dimensiona que no es común tener un helicóptero en el patio de su casa y que eso puede generar sorpresa entre los transeúntes”, comentó entre risas el profesional especializado en Medicina Prehospitalaria y Rescate.

El equipo se utilizará para entrenar a personal médico, bomberos, miembros de defensa civil y otros actores sociales para el auxilio de personas en situaciones de riesgo. A diferencia de otros prototipos existentes en el continente, el helicóptero de pruebas desarrollado por Lamon está optimizado para permitir simulaciones de rescate en diferentes circunstancias y escenarios: ciudad, río y sierra o montaña.

Durante la presentación, el intendente Daniel Salibi destacó el trabajo del Dr. Lamon como “un instrumento sumamente necesario para la capacitación de quienes salvan vidas en situaciones de riesgo” y reconoció al profesional de la salud como “vecino destacado”.

Siempre listos



En febrero de 2016, medios nacionales replicaban la noticia de un accidente aéreo ocurrido en el Cerro Uritorco, donde un helicóptero de rescate de la provincia se estrelló cuando estaba intentando auxiliar a un parapentista herido.

Si bien afortunadamente no hubo que lamentar víctimas fatales, el suceso puso sobre la mesa la importancia de la preparación y el entrenamiento que necesitan los socorristas para responder rápidamente ante una emergencia.

“¿Cómo puede ser que no estemos preparados para actuar en este tipo de situaciones?”, se preguntó Lamon, quien fue director del Servicio de Emergencias 107 y actualmente preside el Comité de Médicos Emergentólogos de la Provincia e integra el Centro de Entrenamiento para Profesionales y la Comunidad (CE.PRO.SAC), a cargo de la Fundación S3.

Ese hecho fue el disparador que llevó al vecino de Mendiolaza a fabricar un simulador que estuviera preparado para ofrecer un entrenamiento completo a los diferentes profesionales de socorro y rescate.

“Al igual que la práctica hospitalaria para un médico residente, en estos casos es sumamente importante para los emergentólogos estar preparados para trabajar en todo tipo de terrenos o situaciones, ya sea un accidente de tránsito, un pozo negro o incluso un incendio”, explicó el especialista.

“Al igual que la práctica hospitalaria para un médico residente, es sumamente importante para los emergentólogos estar preparados para trabajar en todo tipo de terrenos y situaciones”

La solidaridad al servicio de un sueño



Obviamente, conseguir un helicóptero que sirviese de base para acondicionarlo y realizarle todas las modificaciones pertinentes, era el punto de partida y el principal obstáculo a la hora de materializar la idea de Lamon.

Gracias a su trabajo en la Fundación S3 (Saber, Salud, Seguridad), institución que se dedica a capacitar a profesionales y actores de la comunidad en la asistencia a personas cuyas vidas se encuentran en riesgo, mientras llega la ayuda sanitaria o se traslada al paciente a un centro de salud; Lamon pudo movilizar la red de contactos necesaria para concretar tan ambicioso proyecto.

Gracias al boca en boca de colegas y amigos, el doctor llegó a contactarse con la Fuerza Aérea Argentina, quienes no dudaron en prestarle colaboración. Si bien fueron varias las personas que lo ayudaron, se destaca el aporte del comodoro Oscar Battelli, quien desde Quilmes (provincia de Buenos Aires) logró conseguir un destartalado modelo Hughes 500 para que pudiera iniciar su empresa.

Por esas casualidades de la vida, Battelli también resultó ser oriundo de Sierras Chicas (más precisamente, de Villa Allende) y, como destacó Lamon, ese factor ayudó a que se abrieran las puertas de su relación. “Llamar y que te atienda alguien de tu pueblo, es una de esas coincidencias que no te esperás”, expresó el doctor emocionado.

Reconstrucción



Con el helicóptero instalado en su patio, Lamon inició la ardua tarea de acondicionarlo desde cero, ya que no sólo se encontraba en pésimas condiciones, sino que además debía personalizarlo para convertirlo en un simulador todo terreno. “Estaba el detalle del rotor, por ejemplo, que tiene que ser móvil para que puedan trabajar los rescatistas desde la parte de atrás”, explicó el entrevistado.

En este punto, Marcelo recibió una ayuda clave: su propio padre, Ángel Lamon, experto en soldadura y trabajo en metal, quien estuvo días enteros trabajando a su lado en los arreglos generales y puesta a punto de la nave.

“El resultado es muy completo. Está totalmente equipado con todos los artefactos, elementos y herramientas que se necesitan para trabajar en una emergencia”, destacó el profesional. “Este helicóptero es único en América y estamos muy orgullosos de él. Nos basamos en un modelo que está en Alemania, con la salvedad de que el nuestro fue desarrollado completamente a pulmón, con la colaboración y la solidaridad de muchas personas”, añadió el médico.

Para finalizar, Lamon apuntó que su objetivo estará completo cuando encuentren un hangar lo suficientemente grande como para realizar las maniobras de prueba y simulacro. “Mi sueño es que sirva para realizar preparaciones que puedan ponerse en práctica ante cualquier emergencia. Que el lunes puedan usarlo los emergentólogos, el martes los enfermeros, el miércoles los socorristas, el jueves los bomberos, el viernes la policía y los fines de semana todos juntos en una práctica coordinada”, sintetizó.

1 comment on “Helicóptero al rescate

  1. Muy bonita nota, y la alegría de saber que
    todavía hay gente (DESINTERESADA), que
    piensa en el prójimo.-

Dejá un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: