Para no perder el rumbo y dejar de realizarlo, estudiantes y docentes del Instituto Milenio Villa Allende se reinventaron y decidieron llevar a cabo junto al Periódico El Milenio, la Semana de “Aprender a Emprender” de una manera virtual. Participaron: El Enjambre, Teilú, Henen Destilería, COC, Aiken, La Tinta, Trópico y Bineural-Monokultur.

  • Por Ana Laura Rumachella.
  • 6to Año, Instituto Milenio Villa Allende.


“Aprender a Emprender (AE)” es un evento virtual que las y los alumnos de 6to año del Instituto Milenio Villa Allende (Fundación Josefina Valli de Risso) realizan durante los primeros días de octubre. Vale recordar, que la primera jornada se realizó en el año 2018, mientras que en este 2020, pandemia mediante, tendrá su tercera edición con una vuelta de rosca en un formato distinto y online.

AE se desarrolla desde el 5 al 8 de octubre, a través de vivos que realizan los estudiantes junto con los entrevistados de exitosos emprendimientos de la región por medio de la cuenta oficial de Instagram del Periódico El Milenio (@elmileniook).

A continuación, la semana completa con cada vivo:


El Enjambre (Tienda de artesanías y arte cooperativo y autogestivo)


Teilú (Plataforma de películas y series adaptadas)



Henen Destilería



COC (Local Gastronómico y de bebidas)



Aiken



La Tinta (Medio de comunicación digital cooperativo)



Trópico



Bineural-Monokultur (Compañía de Teatro)




Una vuelta de rosca


Esta experiencia fue pensada en un principio para llevarse a cabo en una jornada de un día y durante una mañana. Donde los alumnos y las entrevistadas/os se encontraban en el teatro Roberto Risso del mencionado colegio, llevando a cabo las diferentes entrevistas. Este año, debido a la situación, estudiantes y profesores se vieron exigidos a repensar esta experiencia.

Esta nueva modalidad permite abrirnos al público, ya que deja de ser solo hacia adentro de la escuela, para llegar a otros jóvenes de diferentes instituciones, a sus familias, amigos y vecinos de Sierras Chicas que estén interesados en escuchar las charlas”, explicaron los y las organizadores.

Sin lugar a dudas, que tanto para el alumnado como para los docentes de la institución cordobesa, esta nueva iniciativa los desafía a ir más allá de su zona de confort, incorporando nuevas herramientas que brinda la tecnología y tratar de que esta Semana de “Aprender a Emprender” sea gratificante y llegue para quedarse.