La convocatoria para el mediodía del 8 de octubre fue cancelada. Tras un diálogo con el intendente, el núcleo de comerciantes espera flexibilizaciones para el fin de semana.

El reclamo de los comerciantes de Río Ceballos fue puesto en pausa, al menos, momentáneamente. Luciano Ávila, del sector de indumentaria, explicó a El Milenio que la decisión se tomó ya que el COE de Sierras Chicas realizará tests serológicos, antígenos, rápido y PCR en la ciudad durante la jornada del 8 de octubre.

«El intendente entiende y comparte la preocupación de los comerciantes, pero sigue sosteniendo que lo mejor es seguir con las restricciones. En principio si el resultado de los hisopados de mañana no lanza una explosión de casos, nos dio su palabra de flexibilizar los horarios a partir del viernes 9 de octubre», agregó Ávila. No obstante, aclaró: «De no cumplir, se convocará una marcha para ese viernes».

Eduardo Baldassi.

Por su parte, Eduardo Baldassi en comunicación con El Milenio señaló que el operativo sanitario se lleva a cabo en la Posta de Barrio Loza. Respecto al conflicto con el conjunto de trabajadores, comentó: «Siempre mantuvimos un diálogo, consideramos que realmente están afectados en lo económico, pero tenemos que encontrar un equilibrio para que haya el menor impacto; a partir de eso está consensuado que se flexibilicen algunos horarios desde el 12 de octubre», y continuó: «El compromiso del Ejecutivo es tomar alguna decisión más a partir de los resultados obtenidos en la muestra del día de la fecha, puede ser efectivizada durante el fin de semana».

«También tenemos que ver lo que sucede en toda la ciudad, se tendría una foto de toda la película solamente», indicó a la vez y remarcó que el reclamo del sector industrial le parece «entendible, razonable y justo». «Asimismo, dependemos de la situación de la Provincia», agregó.

Finalmente, evaluó el contexto de la localidad ante el aumento de casos y reflexionó: «Mirar para atrás ya no sirve, lo que tenemos que hacer es aprender a convivir con el virus, la visión que uno tiene es que esto va a durar un tiempo, nos tenemos que acomodar a una nueva normalidad, tratando de minimizar los riesgos de la enfermedad».