Se trata del primer caso llevado a tribunales, el cual comenzó por teleconferencia sin público pero con testigos. La demandante, aseguró ser víctima de bullying durante sus últimos años del secundario y por ese motivo, llevó a juicio a tres de sus ex compañeras.

  • Colaboración: Bautista Rota
  • 6to Año, Instituto Milenio Villa Allende

Este lunes 7 de septiembre en horas de la noche, finalizó el primer juicio por bullying que se tiene registro en el país, el cual tuvo como protagonistas a cuatro ex estudiantes del Instituto del Rosario de Villa María.

De esta forma, las tres acusadas fueron absueltas del delito de lesiones leves psicológicas por la jueza en lo Correccional y Criminal de Villa María, Eve Flores, quien sostuvo que no se pudo probar la existencia de las lesiones referidas por parte de la demandante. El fiscal de Cámara Francisco Márquez y la querella también respaldaron el fallo.

Además, la jueza también afirmó que en el momento del hecho, las acusadas eran menores de edad y por lo tanto inimputables. Por lo que a su parecer, no es conveniente utilizar la Justicia Penal para resolver “problemas de convivencia escolar”.

El caso


El juicio comenzó en diciembre de 2015, cuando Victoria Pucetti, actualmente de 24 años de edad, demandó a tres de sus ex compañeras del Instituto Rosario por el delito de lesiones leves psicológicas.

Según comentó la joven que recientemente se recibió de abogada, las acusadas se encargaron de hostigarla no solo en sus últimos años del secundario, sino que continuaron posteriormente durante un par de años más.

¿Te imaginas encontrarte en tu último año de secundaria y que tus compañeras, casi adultas, hagan todo lo posible por lastimarte y humillarte? ¿Te imaginas que te hagan aislar al límite de tener que terminar tu sexto año en casa y recibirte por Internet?” expresó la joven en sus redes sociales horas después de finalizado el juicio.

“¿Te imaginas que se minimice tu dolor porque no lo consideran grave ni un delito? Si todavía no te imaginaste todo esto, agradecelo. Agradecelo porque sucede. Agradecelo porque hay alguien que puso y va a seguir poniendo su cuerpo, alma y corazón en defender esta causa” sostuvo Victoria, quién además manifestó que continuará peleando el caso hasta que se considere al bullying como un delito.