Durante la mañana del 26 de agosto, autoridades municipales y vecinos se reunieron en La Quebrada, para tratar la problemática en torno a especies que constituyen, en palabras de la comunidad, “parte del patrimonio cultural”. Tras el encuentro, se decidió conformar una comisión, ya que la Municipalidad aduce que es disposición provincial cortar ejemplares, en función del plan LEP.

Luego de la presentación de una carta y el reclamo de los vecinos solicitando la suspensión de la extracción de árboles en el predio del actual Arena Pádel y en la zona de La Quebrada, autoridades municipales se reunieron con la comunidad para tratar la cuestión. Del encuentro, que tuvo lugar a las 10 horas, a la vera del río, participaron Hernán Tissera, Director de Centros Vecinales, Oscar Peralta, de la Dirección de Ambiente y el Secretario de Obras y Desarrollo Urbano, Gabriel Campos.



Marien Quinteros comentó a El Milenio que los representantes del Municipio adujeron que es disposición provincial la tala de especies, en función del Plan LEP (limpieza, ensanchamiento y profundización de los arroyos) instaurado luego de la inundación del 15F. Lo que se busca, a través de este es el dragado del río, una operación que consiste en la limpieza y ahondamiento del cuerpo de agua.


“Como hay una disposición que trata el dragado del río, hay otras leyes de turismo que hablan de proteger nuestro patrimonio cultural y natural, ecológicamente cuidando lo que nos rodea y si mal no entiendo se refiere a cuidar esto”, señaló Quinteros, conmocionada y agregó: “Me dejó incertidumbre, si uno no está ahí parado pueden venir las máquinas en cualquier momento, más allá de que el municipio dice que no lo van a permitir”.


Tras la reunión, el núcleo de vecinos acordó conformar una comisión, de la cual formarán parte también los miembros de la Municipalidad y consejeros de la Cooperativa de Agua. En total, se suman unas 50 personas que incluye la iniciativa.

“Me llamó la atención que digan ‘la Provincia es dueña del río’, cuando la Provincia está a cargo del cuidado del mismo, no pueden hacer lo que quieren”, concluyó Quinteros.