En la zona rural afectada ayer permanecen varias dotaciones y soldados del Ejército. El índice de riesgo de incendios se mantiene como MUY ALTO.

Tras el intenso fuego que este viernes arrasó una amplia zona del campo militar en el camino a La Calera, el sector se mantiene en guardia de cenizas.

Cubriendo el perímetro, y a los fines de evitar un posible reinicio, hay bomberos de los cuarteles de La Calera, La Cumbre, Alta Gracia, Villa Rumipal; personal de El Cuenco (ONG que trabaja en la reserva natural) y efectivos del Ejército Argentino.

En el sector también se desplaza personal del Plan Provincial de Manejo del Fuego, Defensa Civil y Secretaría de Gestión de Riesgo.

Para este sábado el índice de peligro de incendios forestales permanece en rango MUY ALTO

El incendio del viernes


El viernes el fuego afectó una extensa superficie de terreno de monte nativo, aunque sin inconvenientes para las viviendas.

En el lugar combatieron las llamas 60 bomberos voluntarios con apoyo de camionetas, autobombas, camiones cisterna y dos aviones hidrantes. Debido al intenso humo que cubrió la zona, Policía Caminera interrumpió durante una horas el tránsito de la ruta E55.