El Ministerio de la Mujer reorganizó la prestación de sus servicios esenciales para garantizar el acceso de las mujeres a sus derechos y desarrolló un Plan de Emergencia Humanitaria en Violencia de Género. Además, creó la División de Género en el COE, para brindar asistencia a las mujeres, especialmente de los cordones sanitarios.

¿Encontraste algún error? Avísanos


Luego de declararse la emergencia sanitaria, el Ministerio de la Mujer de Córdoba presentó un Plan de Emergencia Humanitaria en Género y Violencia Contra la Mujer Covid-19, creó la División de Género en el Centro de Operaciones de Emergencia de la Provincia (COE) e implementó un esquema de atención telefónica para responder consultas y demandas, y concretar denuncias por violencia familiar y/o de género, y abuso sexual.

El Plan de Emergencia propone una serie de acciones y programas específicos, en coordinación con diferentes organismos del Estado, para hacer frente a las situaciones críticas de extrema gravedad vinculadas a violencias por razones de género en el marco de la pandemia, que reclaman asistencia y acompañamiento inmediato.

La División de Género en el Centro de Operaciones de Emergencia de la Provincia (COE), fue creada para acompañar a las mujeres que quedaron en zonas de testeos aleatorios o cordones sanitarios, brindando distintos tipos de asistencias. En este marco, junto con el Ministerio de Salud se puso en funcionamiento el Plan de Salud Integral de la Mujer (SIM), para que quienes necesiten metodología anticonceptiva, turnos de atención, controles y chequeos médicos, lo soliciten telefónicamente incluso en esta situación de pandemia.

Junto a las acciones en territorio, la División Género revisa los protocolos a implementar por el COE y brinda capacitaciones en detección de indicadores de violencia de género a todas las personas que se suman como voluntarias. Mediante el establecimiento de la División Género en el COE, Córdoba se convirtió en la primera provincia a nivel nacional en incluir la perspectiva de género en las acciones de emergencia en el marco de la pandemia COVID-19.

#NoEstásSola



El esquema de atención telefónica implicó el trabajo coordinado de más de cien profesionales quienes respondieron desde la línea gratuita del Ministerio (0 800 888 9898) y también desde el número de whatsapp que específicamente se generó para este contexto. El ingreso de llamadas a la línea gratuita aumentó más de cuatro veces, con un promedio de 300 llamados diarios, llegando a alcanzar 600 en un día. Así, desde el comienzo de la pandemia hasta la fecha, se han acompañado más de 22.526 situaciones de violencia ingresadas de manera telefónica.

Asimismo, la línea de Whatsapp registró más de 3.400 solicitudes y las redes sociales recibieron alrededor de 1.000 consultas. Muchas mujeres manifestaron una gran preocupación por la caducidad de sus medidas de protección, inquietud por los regímenes de visita y por el cumplimiento de la cuota alimentaria de sus hijas/os. Vecinas y vecinos en este tiempo estuvieron atentos y denunciaron hechos de violencia, maltrato infantil o maltrato de personas mayores que detectaron en hogares aledaños. El confinamiento trajo nuevas modalidades de violencia como el ciberacoso y cibercrimen, y dificultó la denuncia de otras, como el abuso infantil, que antes era reportado desde las escuelas y los centros de salud.

El incremento de la violencia familiar y de género se visibiliza en la cantidad de denuncias recibidas a través del 0800 y en las Unidades Judiciales: 2.800 denuncias ingresaron al 0800 mientras que la Unidad Judicial del Polo de la Mujer recibió 2.346, de las cuales 1.946 fueron de violencia familiar, 381 por delitos contra la integridad sexual y 76 por contravenciones. El 0800 recabó también denuncias por violencia penal, maltrato infantil y violación de las medidas de restricción.

Constituyen, también, un indicador los 784 Botones Antipánico entregados en este período y las 717 detenciones por parte de la Policía de la Provincia y las 602 intervenciones realizadas por la Brigada Integral de la Mujer, a partir de la activación del Botón Antipánico. 

La cuarentena también intensificó el trabajo en el Centro Integral de Varones. La refuncionalización hacia una atención telefónica permitió mantener los seguimientos individuales y grupales, como así también recibir primeros contactos. Se realizaron 10.151 acompañamientos telefónicos, de los cuales 296 nuevos casos fueron atendidos en el Centro, oficiados por los juzgados de violencia. El análisis de las intervenciones realizadas indica que para estos varones el aislamiento implicó una falta de contacto con referentes positivos y sus hijas/os, pérdida de trabajo, ausencia de lugares de residencia permanente, aumento del consumo problemático de sustancias y una necesidad mayor de atender particularmente sus situaciones.

Por su parte, el Ministerio de la Mujer también asistió a 17 mujeres en situación de calle, brindó refugio a más de 153 mujeres, niños y niñas, y se entregaron 8.726 ayudas económicas para alquiler y subsistencia a mujeres víctimas de violencia.

Principales datos

  • Llamadas a la línea 0800 888 9898: 22.526.
  • Contactos a través de la línea de Whatsapp: 3.400 solicitudes.
  • Consultas en redes sociales: más de 1.000.
  • Denuncias recibidas a través del 0800 y en las Unidades Judiciales: 2.800 ingresaron al 0800 y la Unidad Judicial del Polo de la Mujer recibió 2.346, de las cuales 1.946 fueron de violencia familiar, 381 por delitos contra la integridad sexual y 76 por contravenciones. 
  • 784 Botones Antipánico entregados.
  • 717 detenciones.
  • 602 intervenciones realizadas por la Brigada Integral de la Mujer.
  • El Centro Integral de Varones realizó 10.151 acompañamientos telefónicos.
  • Se brindó asistencia a 17 mujeres en situación de calle, y se dio cobijo y refugio a más de 153 mujeres, niños y niñas.

Se entregaron 8.726 ayudas económicas para alquiler y subsistencia.