fbpx

Por Candela Muntaner y Valentina Schiavelli

6to Año, Instituto Milenio Villa Allende


Los estudiantes de las facultades de Ciencias Médicas se ven afectados por las condiciones que la pandemia exige; este año no se podrán realizar las prácticas médicas para los alumnos. Esto conllevará un gran impacto negativo, ya que son esenciales en la carrera de medicina.

Por ese motivo, El Milenio, dialogó con Mauro Miranda, secretario general del Centro de Estudiantes de Ciencias Medicas de la UNC, con el objetivo de obtener información sobre cómo la Facultad de Medicina y el resto de las carreras asociadas, atraviesan el avance del virus SARS-CoV-2. Además, se le consultó de que manera se realiza el ingreso a estas casas de estudio, el acompañamiento a las personas con discapacidades y la importancia emocional con la que los estudiantes conviven a la hora de emprender esta carrera en el mencionado contexto.

Mauro Miranda es estudiante de la carrera de Bioimágenes y Secretario del Centro de Estudiantes por Franja Morada.

El Milenio: ¿A qué tipo de modificaciones tuvieron que adaptarse por el avance de la COVID-19?

Mauro Miranda: Básicamente, la mayoría de las carreras de Ciencias Médicas tuvimos que adaptarnos a un cursado completamente virtual al que no estábamos acostumbrados. Nuestras carreras son muy prácticas por lo que la presencialidad es fundamental para la formación. Si bien, la gran mayoría de los docentes sube contenidos al aula virtual, hay otros que no dan clases en vivo, o de consultas. Por lo que la retroalimentación es muy lenta.

EM: ¿Cómo les afectó la falta de prácticas hospitalarias?

MM: Por el momento todas las prácticas están suspendidas, por lo cual estamos a la espera de saber que pasará en cuanto a si nos atrasamos completamente un año o si una vez que termine la cuarentena deberemos cumplir muchas horas para compensar el tiempo perdido. Por el momento y hasta que se pueda discutir un protocolo de vuelta a hospitales, se está dando material virtual, y tratando de organizar la práctica en un cursado intensivo. Ya que está una parte fundamental del cursado de la Carrera.

Por el momento todas las prácticas están suspendidas, por lo cual estamos a la espera de saber que pasará en cuanto a si nos atrasamos completamente un año o si una vez que termine la cuarentena deberemos cumplir muchas horas para compensar el tiempo perdido.Mauro Miranda – Franja Morada

EM: ¿Se dieron a conocer prácticas organizativas para la vuelta a la Universidad?

MM: El rectorado de la UNC, a través de una comisión sanitaria virtual que la conforman miembros del Honorable Consejo Superior, decanos, gremio de no docentes y la Federación Universitaria de Córdoba, aprobaron un protocolo de funcionamiento de las áreas administrativas esenciales. Además, recientemente el COE aprobó la el funcionamiento presencial de las sesiones de dicho Consejo.

Respecto al cursado o exámenes presenciales, aún no se ha establecido ni discutido ningún protocolo de vuelta a la presencialidad.

EM: ¿Cómo es el ingreso a la Facultad de Medicina?¿Existe un cupo limitado?

MM: La Facultad de Ciencias Médicas cuenta con seis escuelas y cada una tiene un ingreso propio y modalidad, ya sea de materias y exámenes.

En primer lugar, es importante entender lo que se habla cuando decimos cupo, puesto que se entiende por rendir un examen y que no solo baste con aprobarlo con la nota mínima, si no en hacerlo con el mejor promedio y cierta cantidad de los mejores “entran”.

Una vez claro el concepto, la respuesta es que no, en ninguna de las siete carreras hay un cupo limitado. Los exámenes son niveladores, esto que quiere decir, quien apruebe con el porcentaje requerido ingresa a cursar ya sea algunas materias o todo primer año del ciclo lectivo al que te inscribiste.

Cada carrera maneja porcentajes distintos, pero se parte de la mínima que es el 60% de preguntas correctas sobre un 100% lo que equivale en nota a un 4.

EM: ¿ Es necesaria una preparación previa?

MM: Generalmente no recomendamos ponerse en gastos pagando academias, porque siento que el cursillo de nivelación que da cada escuela tiene un muy buen nivel, pero depende mucho de la base con la que vengan del secundario, cuando son colegios especializados en áreas como sociales, economía, etc.

Generalmente, los conocimientos en ciencias básicas (química, biología, física) son muy básicos y suele ser necesario asistir a algunas clases previas al cursillo, además de las de apoyo y grupos de estudio que brindamos desde el Centro de Estudiantes. Ya que los exámenes tienen una complejidad media difícil, por lo que sí, es muy importante dedicarle muchas horas de estudio. Y si uno no viene con una buena base del secundario, el esfuerzo a dedicar debe ser aún mayor.


Estudiantes de Ciencias Médicas a comienzos de marzo del 2020. La vuelta a clases en el segundo semestre estará llena de protocolos y nuevas reglas. /Foto gentileza: Facultad de Ciencias Médicas


EM: ¿Cómo se encuentra la deserción estudiantil en relación a la carrera de medicina?

MM: Si hablemos del ingreso, lamentablemente es poco el número de ingresantes en relación a la cantidad de inscriptos, pero como hablaba en la pregunta anterior, muchas veces proviene de una base del secundario bastante básica respecto a lo que la facultad exige.

Desde mi percepción personal, es necesario hacer hincapié en que en el transcurso del Nivel Medio cada estudiante vaya acercándose a la universidad y se interiorice en ciertas carreras, para así poder elegir a qué especialidad del colegio orientarse, y si es necesario cambiarse, debería hacerlo para poder llegar con mejores bases en su área.

También, es sabido que muchos de los que se inscriben al examen, no asisten a rendirlo, o asisten sin haber estudiado a “probar suerte”, ya que es un examen múltiple opción, donde se califica el resultado final y no el proceso, lo cual genera mucha controversia.

En cuanto a lo que es dentro de la carrera, la deserción está dada por muchos factores, principalmente, la intensidad de la carrera hace que sea imposible trabajar o estudiar, teniendo que optar por una de las dos, y la que mayormente elegida es trabajar.

Sumado a eso, a medida que se avanza el contenido se va intensificando, lo que también conlleva a que muchos deban recursar algunas materias, ya que no la han podido regularizarlas en el momento que las cursaron por primera vez, esto produce que el promedio que te lleva recibirte de una carrera aumente entre uno o dos años más.

La deserción está dada por muchos factores, principalmente la intensidad de la carrera hace que sea imposible trabajar o estudiar, teniendo que optar por una de las dos, y la que mayormente es elegida es trabajar.Mauro Miranda -Franja Morada

EM: ¿Qué diversas carreras podemos encontrar en la Facultad de Ciencias Médicas?

En nuestra Facultad podemos encontrar seis Carreras de GRADO y son:

  • Medicina  (6 años).
  • Lic. En Producción de Bioimágenes (4 años).
  • Lic. En Kinesiología y Fisioterapia  (5 años).
  • Lic. En Fonoaudiología  (5 años).
  • Lic. En Nutrición  (5 años).
  • Lic. En Enfermería  (5 años).

(Enfermería tiene título intermedios al finalizar tercer año, es decir, solo te recibís de Enfermero, si querés obtener la Licenciatura debes realizar dos años más)

Y ademas, en la Facultad podemos encontrar una Carrera de pre grado:

  • Técnico en Laboratorio Clínico e Histopatológia (3 años).

EM: ¿De qué manera abordarán el tema de inclusión en las disertaciones que realizarán? ¿Tienen alguna manera de organización que permita acceder a este curso a personas con discapacidades? Refiriéndose al tema visual y auditivo.

MM: Desde la Secretaría de Asuntos Estudiantiles (SAE) y la Dirección de Inclusión Social cuentan con diversos programas y profesionales especializados para abordar estas situaciones, nos pasó que hemos recibido a estudiantes con discapacidad visual y auditiva, por lo que nos acercamos a la SAE pudiéndoles brindar un acompañamiento completo.

Ya sea que estos les otorgan material en sistema braille o le adaptan los textos a quienes tengan alguna disminución visual. Además, la SAE cuenta con intérpretes de lengua de señas para estudiantes hipoacúsicos. En nuestras disertaciones de manera virtual, lo que solemos hacer para estos estudiantes es habilitar subtítulos para que puedan ir leyendo lo que se va disertando.

EM: ¿Cómo atraviesan emocionalmente esta cuarentena con respecto al estudio?

MM: Creo que para todos los estudiantes se vuelve bastante estresante el hecho de no poder hacer más que leer el aula virtual, estamos muy acostumbrados a socializar y empatizar más en base a nuestras carreras y ahora, desde nuestras casas, muchos se sienten bastante limitados, lo que suele generar muchos sentimientos.

Además de aquellos estudiantes que viven solos y la cuarentena los encontró en Córdoba, sin posibilidad de volver a sus casas, por lo que todo se complejiza. Pero bueno, se trata de poder acompañarnos entre todos, ya sea haciendo grupos de estudios u otras actividades más descontracturantes para distraernos un rato de estar todo el día en la compu o el celu.

EM: ¿Cómo creen que será la nueva organización en años posteriores a esta pandemia?

MM: Creo que va a ser algo a lo que vamos a tener que adaptarnos de manera muy progresiva, más que nada, a la hora de tener que recuperar todas las horas prácticas pérdidas. Es completamente nuevo, tanto para estudiantes como para los docentes, así que dependerá de que tanta predisposición pongamos de ambos lados para salir adelante sin perjudicarnos.

Sin duda, a pesar de esto, es importante rescatar el trabajo que se ha realizado en la virtualidad. Creo tranquilamente puede llegar a ser una herramienta sumamente útil para complementar las clases presenciales, así como, para los estudiantes trabajadores o con hijos a cargo. Hay que seguir enfatizando que se explora aún más y se le pueda dar un mejor uso aún.

Dejá un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: