fbpx

El ministro de Educación de Córdoba, Walter Grahovac, dijo que en la segunda quincena de julio los docentes de la provincia se reintegrarían a las escuelas para preparar el regreso de los alumnos en agosto, en aquellas zonas blancas que se encuentren en condiciones y siempre que la situación sanitaria lo permita.

En declaraciones a diversos medios, el titular de la cartera educativa cordobesa afirmó que el receso de julio –que comprende tanto a docentes como a estudiantes- probablemente se adelante para la primera quincena de este mes.

Consideró, además, muy necesario el descanso, luego de un trabajo muy fuerte por parte de toda la comunidad educativa. “Luego veremos el resultado de ese trabajo intenso”, indicó, haciendo referencia que, una vez que vuelva la presencialidad, se evaluará de qué manera han podido o no avanzar los estudiantes en sus aprendizajes.


/Foto de archivo: Fundación Josefina Valli de Risso.


En este sentido, Grahovac señaló que hacia la segunda quincena de julio se comenzará a preparar a los equipos docentes, no sólo para el regreso a la actividad escolar propia, sino también para el abordaje de la situación afectivo-emocional generada por la cuarentena y sobre cómo actuar ante la posibilidad del regreso al aislamiento social, preventivo y obligatorio por un rebrote: “Necesitamos que nuestros docentes estén bien, que estén preparados, poder hacer un diseño; porque el regreso a clase va a ser gradual, no va a ser masivo”.

En este marco, la vuelta a las aulas será gradual con prioridad en los estudiantes del último año de la primaria y de la secundaria, generando las condiciones sanitarias y pedagógicas para que puedan concluir el año y continuar con sus estudios al año siguiente, siempre que la situación epidemiológica lo permita, esto es, haya pocos contagios: “Eso va facilitar el proceso de reingreso o de apertura de las escuelas. Ahora, si eso no ocurre, lo tengamos muy claro: va a ser imposible que vuelvan a abrirse las escuelas. Así que ayudemos como sociedad a que no circule el virus y respetemos las normas de seguridad sanitaria que nos pide el COE”.

Una vez que se reabran las instituciones educativas, se va a comenzar a calificar con notas, de manera paulatina, y van a coexistir las clases virtuales y presenciales. Sobre el tema, expresó: “Tenemos que recuperar el sistema de calificaciones no porque sea perfecto, sino porque es el contrato social con el cual la familia envía a sus hijos a las escuelas y que la sociedad utiliza para saber la marcha en la educación de sus hijos. Pero no va a ser abrupto. Se van a habilitar los exámenes, van a poder dar las previas”.

El ministro Grahovac también hizo mención a que todos los turnos de exámenes, que ahora están suspendidos, serán reprogramados y que se diseñará, junto con la cartera educativa nacional, criterios comunes a todo el país sobre cómo se va utilizar el tiempo de clases restante en 2020 y en el inicio de 2021. Igualmente anticipó: “Las clases van hasta aproximadamente el 15 diciembre, y en enero habrá receso y los primeros días de febrero también”. Luego se analizará si habrá apoyatura para alumnos con dificultades y los de los sextos (de primario y de secundario) van a completar sus ciclos en parte de febrero y marzo.

Asimismo, señaló que la re-programación del calendario escolar en ningún caso significa que los estudiantes aprueben directamente el año“Se pueden llevar materias y tienen que rendirlas. Lo que se va a hacer es que se flexibiliza el tiempo en el cual uno tiene que demostrar que sabe los contenidos. En lugar de hacer esa evaluación en noviembre, ese proceso lo haremos más adelante. Así que si algún estudiante, sobre todo en el secundario, dice: ‘Este año estoy en tercero, el año que viene hago cuarto y ya tengo aprobado tercero’, se equivoca. Tiene que aprobar las materias de tercero mientras empieza a cursar cuarto. Si no las rinde, no va a poder aprobar el año”.

El cronograma dispuesto quedaría de la siguiente manera:

  • Vacaciones de invierno: Del 1 a 15 de julio.
  • Regreso de los docentes: Del 15 al 31 de julio.
  • Regreso de estudiantes: Aún no se confirma la fecha, pero sería después de la adaptación de los profesionales de la educación.

Adaptación docente para afrontar el regreso estudiantil


Walter Grahovac. /Foto Prensa Gobierno de Córdoba.


Desde Educación contemplan que la adaptación por parte del cuerpo docente deberá enfocarse hacía cómo afrontar la situación afectivo-emocional de la comunidad educativa tras la llegada de la pandemia de la COVID-19 a la Argentina: «Tendremos que tener no solo la actividad escolar, sino toda la situación afectivo-emocional que nos ha impactado como sociedad«, indicó el responsable del Ministerio. Y agregó: «Los chicos necesitan un abordaje y para eso necesitamos que los docentes estén bien preparados«.

Siendo tema de conversación con el medio mencionado, que el retorno se hará de forma gradual para que no sea masivo, recuperándose además, las calificaciones que fueron suspendidas durante el aislamiento social obligatorio: «La modalidad será dual: días con clases y días con labores desde la casa, pero tenemos que recuperar el sistema de calificaciones«, mencionó.

Dejá un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: