fbpx

Este miércoles bomberos voluntarios de 16 cuarteles permanecían desplegados en la zona de La Ochoa, en jurisdicción de Malagueño, procurando contener un incendio que arrasaba con arbustos y vegetación autóctona. El foco ígneo se mantiene lejos del sector urbano y no hay viviendas en riesgo.

Sin embargo, debido a la magnitud de las llamas y al intenso viento reinante en el sector hubo que “cortar preventivamente ambas manos de la autopista Córdoba-Carlos Paz, dijo el ministro de Seguridad provincial, Alfonso Mosquera al recorrer el lugar y advertir la falta de visibilidad en toda la zona. Y agregó: “Esperamos que en las próximas horas el fuego pueda estar controlado”.



Pese a las dificultades para poder contener las llamas, el secretario de Gestión de Riesgo Climático, Catástrofes y Protección Civil, Claudio Vignetta, sostuvo que “se está trabajando muy fuerte con todos los recursos disponibles de la provincia. En estos momentos lo hacemos con 65 bomberos, dos aviones, dos helicópteros y efectivos de la Policía Caminera que permanecen en los cortes sobre la autopista en donde es peligroso transitar”.



En las próximas horas, con las imágenes áreas de los aviones vigías, se podrá determinar la dimensión del terreno quemado.

Se recuerda que el riesgo de peligro para desarrollo de incendios forestales permanece muy alto.

Dejá un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: