fbpx

/Foto de portada: El Diario de la República.


Al itinerante espectáculo “Cirque XXI”, al igual que muchos otros grupos de artistas, la pandemia provocada por la Covid-19, los obligó a paralizar todas sus actividades y planes para este año. En su caso, el grupo conformado por ocho familias de malabaristas, magos y payasos habían llegado a la localidad de Villa Merlo, San Luis, cuando el 20 de marzo de 2020 se decretó el aislamiento social obligatorio en todo el territorio nacional, quedando varados en esa localidad.

Llegamos a Merlo el 9 de marzo. Teníamos fecha de estreno el viernes 13. Armamos todo el material y el mismo viernes nos llegó una notificación de la Municipalidad que por el coronavirus no íbamos a poder trabajar, así que suspendimos el estreno esa noche y ahí mismo nos pusimos a desarmar adentro la carpa, el escenario y las luces”, dijo al medio El Diario de la República, Cintia López, una de las integrantes de Cirque XXI.

Según comenta Cintia, en los primeros meses de inactividad, recibieron la ayuda del Club, dueño del predio donde se encontraban con alimentos y energía eléctrica, pero a medida que pasaban los días, la situación se volvía cada vez más desesperante. “Hemos recibido ayuda de la gente del club. Nos dejó quedarnos. Nos está dando la luz y hace cinco o seis días al mediodía empezó a traernos viandas para 22 personas”, destacó en su momento.

El Show debe continuar

Para mediados de mayo, la situación de la enfermedad Covid-19 en la provincia puntana era mayoritariamente favorable, con respecto a otras localidades argentinas, permitiendo que se flexibilice la obligatoriedad de la cuarentena.

Por lo que desde el circo, solicitaron al municipio de Villa Merlo un permiso especial para volver a la actividad, respetando un estricto protocolo de seguridad que venía utilizándose con gran éxito en algunos países como Estados Unidos y Brasil: El Auto circo.

Lo que no esperaban los más de 30 integrantes de la familia circense, es que el propio gobernador Alberto Rodriguez Saa aprobara la iniciativa.

Mi cuñado, Fabián, lo habló con el intendente y lo elevaron al comité de emergencia de la Provincia. Y fue el propio gobernador, Alberto Rodríguez Saá, el que lo llamó el viernes a última hora a Fabián, para avisarle que estaba aprobado el show”, destacó Cintia para La Voz del Interior. “Esa misma noche, hasta la madrugada, estuvimos llevando todos los aparatos, cortinado, luces, sonido y armando el escenario en el balneario. Somos 33 personas y desde el más grande a más chico, todos trabajamos para, a las 16.30 del día siguiente, hacer la primera función”.

El espectáculo realizado el pasado martes 19 de mayo fue simple: Las familias podían disfrutar de los espectáculos de magia, payasos y acrobacias desde la comodidad de sus autos. Una señal FM que debían sintonizar en sus radios era más que suficiente para que pudieran escuchar a los miembros del circo.

Fue increíble lo que vivimos: con los bocinazos, que son la nueva manera de aplaudir, los nenes asomándose por las ventanas de los autos y la alegría de volver a reunirnos con el público. Con mis hermanos que somos nacidos y criados en el circo y todos los artistas, terminamos emocionadísimos”, relató emocionada la circense, quién se sinceró comentando que toda la noche previa estuvo cociendo barbijos para cuidar hasta el más mínimo detalle.



El futuro de los espectáculos post-pandemia



La experiencia del Cirque XXI, es la primera en la República Argentina en estos tiempos de pandemia. Su éxito permitió vislumbrar una alternativa para que el telón del circo y de los espectáculos callejeros se vuelva a levantar, respetando los nuevos protocolos de salud que se volvieron parte de nuestra nueva cotidianeidad.

De la misma manera, los Auto Cines, se vislumbran como el regreso más próximo para que el séptimo arte vuelva a funcionar. En Sierras Chicas, en el año 2015 fue la última vez que se vivió una experiencia de tales características, con el recordado proyecto impulsado por la Municipalidad de Unquillo, por lo que la tecnología y el espacio físico no son dificultades.

Por ahora, solo existe un proyecto de ley, impulsado por el radical Alfredo Sapp para garantizar este regreso en el mediano plazo. “Como los cines por la pandemia se encuentran cerrados existe la posibilidad de habilitación de estos establecimientos que Córdoba supo tener, que son los autocines, en superficies al aire libre y en donde se podrán pasar películas permitidas y autorizadas por el Instituto de Cinematografía y por producciones de cineastas independientes”, expresó Sapp para el medio radial Cadena 3 hace un par de semanas atrás.

Dejá un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: