fbpx

Río Ceballos. Las farmacias cortaron la atención de los jubilados afiliados del PAMI -–Programa de Asistencia Médica Integral–, debido a una deuda que mantiene la obra social desde agosto de 2019. Gabriela Raviola, farmacéutica y representante de los profesionales declaró a El Milenio que la empresa se justifica diciendo que “no hay plata”.

Tras una reunión el pasado viernes 17 de enero entre los profesionales de la localidad, decidieron parar “porque la situación no da para más”. “Es terrible porque no nos pagan y nosotros la medicación tenemos que darla en algunos casos hasta el 100%, es un monto muy grande que tenemos que desembolsillar, para que después el PAMI nos pague como quiere”, señaló Raviola.

El reclamo tiene el apoyo de la delegación Colón del Colegio de Farmacéuticos de la Provincia, que además son los mediadores entre los farmacéuticos y la entidad. Durante la tarde de hoy, éstos se reunirán buscando una solución para paliar la problemática.

A partir de lo que se trate en tal instancia, los implicados analizarán como seguir. En este sentido, Gabriela indicó: “el miércoles se sabrá qué medidas tomar, esto es día a día, nosotros no sabemos con qué saldrán ellos”. Mientras tanto, aguardan que “se pongan las pilas, porque los números no dan”.

Por último, se lamentó de que los jubilados sean víctimas de esta situación. “Es lógico lo que estamos haciendo, más allá de que los jubilados, pobres, sean la presa de nuestro lidiar con las obras sociales”, concluyó.

Dejá un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: