fbpx

Agua de Oro. En los techos de las viviendas, en patios particulares o sobre los caminos rurales, desde el día sábado 4 de enero, dos monos capuchinos recorren Agua de Oro y los vecinos preocupados, alertaron a la Secretaría de Ambiente de la Provincia y a los especialistas que integran el Proyecto Carayá (Una Organización No Gubernamental en dónde se desarrolla hace más de 20 años el “Programa de conservación ex –situ” de la especie Argentina “Alouatta Caraya“).

Una de las características de esta especie de primates es que se mueven con rapidez, en poco tiempo fueron vistos en el centro de la localidad, en el Algodonal y más tarde en El Manzano. Las autoridades del municipio advirtieron que no estaban al tanto de que algún ciudadano tenga esta especie en su propio hogar y les pidieron a los vecinos y turistas no acercarse a los animales, por riesgo de posibles ataques. 

Las autoridades del municipio advirtieron que no estaban al tanto de que algún ciudadano tenga esta especie en su propio hogar y les pidieron a los vecinos y turistas no acercarse a los animales, por riesgo de posibles ataques. 

De todos modos, los ciudadanos alertaron a los integrantes del Proyecto Carayá, una reserva de monos ubicada sobre la Ruta E-66 a 11 kilómetros de La Cumbre. Actualmente, sus integrantes se encuentran en la búsqueda de los monos. Por lo pronto, la pesquisa continuaría durante el día miércoles, aunque se valora cualquier información útil.

Según Juan Pablo Heredia, integrante de Proyecto Carayá, aseguró a La Voz del Interior que no es nada fácil encontrarlos, el monte es amplio y la naturaleza autóctona les ofrece una amplia variedad de comidas. “No son agresivos pero si la gente intenta tocarlos es posible que muerdan por defensa. Por eso, se solicita a la población que no trate de agarrarlos, que les den comida, los mantengan a la vista y avisen a las autoridades, Bomberos y Policía Ambiental o a la dirección de Ambiente municipal 03525-493509”.

Los Monos Capuchinos recibieron ese nombre por los exploradores que los encontraron  semejantes a la vestimenta de la orden religiosa Frailes Menores Capuchinos. Más allá de ello, estos monos son oriundos de América Central y América del Sur, siendo Argentina (norte: Misiones, Salta y Jujuy) su límite de expansión. 

Son considerados los monos más inteligentes ya que son capaces de convertir un palo o una piedra en una herramienta, útil a sus propias necesidades. Hay dos especies de monos capuchinos pero ambas se alimentan de frutas, frutos secos, brotes, semillas, insectos, arañas, huevos de aves, vertebrados pequeños como ranas y lagartijas y si pueden, crustáceos como cangrejos.

Dejá un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: