Limpieza en profundidad 9

Colaboración: Sofía Walzynski y Bautista Gonard, 4to Año, Instituto Milenio Villa Allende. Ignacio Weht y Tobías Duarte, 4to Año, Instituto Educativo Nuevo Milenio.

(Río Ceballos) – Una mañana de septiembre, Fausto Martínez fue a bucear al dique La Quebrada, como es su costumbre. Sin pensarlo, empezó a recoger basura que encontraba en el agua y, al salir, siguió levantando residuos de la costa, donde observaba que se encontraba una de las principales fuentes del problema, por los visitantes que allí se instalaban.

Cuando Alejo Grunhaut, también buzo y vecino de la región, se enteró del trabajo de su colega, decidió sumarse a la tarea. Así, lo que comenzó siendo un día más de buceo, se convirtió en una iniciativa que apunta a limpiar este importante espacio natural de Sierras Chicas y que suma nuevos adeptos en cada jornada, desde otros buzos hasta vecinos en general.

Vale recordar que esta represa, de aproximadamente 30 hectáreas, fue construida como fuente de provisión de agua para la región en 1976. Actualmente, abastece a gran parte de la localidad de Río Ceballos y un sector de Salsipuedes. Además, el espejo de agua es uno de los principales atractivos turísticos de Sierras Chicas y en él se realizan distintas actividades náuticas, deportivas y recreativas, limitadas a embarcaciones sin motor.

Anuncios

Primeros pasos. En diálogo con El Milenio, Fausto contó que es oriundo de Ushuaia, pero hace ya tres años que se instaló en Río Ceballos. “Yo buceo desde el año 2010, pero esta iniciativa nació para ver si podíamos poner el dique en mejores condiciones. Hay que tomar conciencia rápido porque es terrible el estado del lago, va a llegar un punto en que ya no va a haber forma de limpiarlo”, señaló Martínez.

Por su lado, Alejo vive en Villa Allende y practica buceo hace diez años, dentro de Córdoba y en otras partes del mundo. “Me encanta bucear y por eso también me gusta mantener limpio y prolijo los lugares a los que voy”, manifestó Grunhaut.

Respecto a la superficie afectada, Alejo apuntó que, hasta el momento, no han podido abarcar ni el 1% del dique. “Si digo que hemos cubierto 20 o 30 m² de superficie, es mucho. Así de pequeño es el impacto que tenemos, es lo que podemos bucear en diez o quince minutos”, se lamentó Alejo, aunque destacó la importancia de dar los primeros pasos en este tipo de acciones.

A pesar de las limitaciones, ambos se mostraron optimistas respecto al crecimiento de la iniciativa y su continuidad en el tiempo. Aunque para bucear se necesita conocimiento previo y equipo adecuado, así como un carnet de habilitación, los interesados pueden acompañar la iniciativa con ayuda de antiparras, snorkels o kayaks, botes y embarcaciones similares.

Limpieza en profundidad 10
Fausto y Alejo se juntan a limpiar el dique los fines de semana. Contacto: Fausto Martínez (Facebook).

En esta línea, Martínez explicó que cuando levantan la basura que encuentran bajo el agua, la meten en una bolsa grande que luego alguien acerca a la orilla. De esta manera, quienes no puedan sumergirse a gran profundidad, pueden ser el enlace entre los buzos y la costa.

“Hay mucho por hacer en la orilla misma del dique, como levantar las bolsas, botellas y demás residuos que quedan tirados ahí. La gente que quiera meterse al agua puede usar snorkel si no sabe bucear, no hace falta ir profundo”, agregó Fausto.

“Todo nace en la costa, alguien tira la basura en la tierra y después el viento termina arrastrándola al lago. Quienes se instalan en la orilla suelen ser quienes más residuos dejan, en lugar de llevarlos de vuelta o tirarlos en los tachos de basura”, añadió por su parte Grunhaut.

Limpieza en profundidad 11

«Hay que tomar conciencia rápido, porque es terrible el estado del lago, ya ni peces se ven. Va a llegar un punto en que no va a haber forma de limpiarlo». Fausto Martínez, buzo.

Anuncios

Una gota entre todos. Al hablar de la ayuda institucional, Martínez señaló que la comuna de La Quebrada se acercó a ellos y manifestó su interés en participar, incluso varios vecinos ofrecieron aportar kayaks para la tarea. “Me comentaron que ya han hecho acciones de limpieza, aunque principalmente en la costa. Cuando se enteraron de nuestra iniciativa, se les ocurrió trabajar en conjunto”, explicó Fausto.

“Lo más importante para nosotros es la voluntad. Obvio que el apoyo de las instituciones ayuda, ya sea el Estado o un colegio que organice una visita con sus estudiantes para conocer y limpiar el dique. Es una tarea que tenemos que llevar a cabo entre todos”, comentó por su parte Alejo y aclaró que no han tenido contacto con la Municipalidad hasta el momento, pero que tampoco lo han buscado.

Limpieza en profundidad 12
“Lo más importante para nosotros es la voluntad”.

Lejos de pedir recursos materiales o económicos, para ambos buzos, el mayor deseo es que la comunidad se acerque a ayudar. “Mientras más gente se sume, más repercusión e impacto va a tener. Así va a crecer la idea. Queremos lograr que todos se involucren. Ahora lo que más necesitamos es mantener la energía que se está generando por la limpieza del lago”, afirmaron.

Limpieza en profundidad 13
“Mientras más gente se sume, más repercusión e impacto va a tener” .

Por el momento, las tareas se han limitado a los alrededores del dique, principalmente en ambos costados del paredón. Sin embargo, los buzos reconocen que el lugar es demasiado grande para ellos solos. “Hay más de lo que podemos sacar. Tanto fuera como dentro del agua, hay mucho laburo por hacer”, manifestaron con tristeza, aunque sin intención de bajar los brazos. A futuro, el plan es despejar las orillas y seguir organizando jornadas de limpieza los fines de semana.

«La educación es la clave. Más allá de las acciones que hagamos, la gente debe aprender a llevarse su basura y no dejarla en los espacios públicos». Alejo Grunhaut, buzo.

Lo que el humano dejó. Al hablar de los residuos encontrados, los buzos comentaron que abundan las botellas de plástico y vidrio, envoltorios, bolsas, latas, cajas, colillas de cigarrillos y hasta cubiertas de autos. “La última vez que fuimos, llenamos cuatro bolsas en media hora, dos con residuos del agua y otras dos con basura de la orilla”, apuntó Alejo.

Limpieza en profundidad 14
La mayoría de los residuos que terminan en el agua provienen de la orilla.

Además, explicó que el área que cubren está muy cerca del borde del lago, donde hay más basura, y aventuró que es probable que en el centro del dique haya menos desechos, ya que es la zona más alejada de la costa.

Aunque por el momento no han hallado baterías, pilas u otros residuos tóxicos semejantes, Grunhaut aclaró que no es tan sencillo encontrar ese tipo de objetos, ya que el fondo del dique está cubierto por una capa de entre 30 y 40 centímetros de barro ligero. “Es algo muy blandito, entonces cuando algo pesado (como una pila) cae en el agua, rápidamente ese sedimento lo cubre y no se ve, a diferencia de los residuos más livianos, como una bolsa de plástico, que quedan flotando”, explicó.

“Hasta ahora no se ha encontrado nada tóxico, pero el plástico es uno de los peores males que hay. Hemos notado que hay muchos microplásticos. De todos modos, no puedo asegurar que no vayamos a encontrar algo peor, ya que a mayor profundidad está más oscuro y debemos usar iluminación artificial”, señaló Fausto.

En este sentido, el buzo agregó que, al día de hoy, sólo han alcanzado los 19 metros de profundidad. “No ha sido el objetivo llegar hasta el fondo, sino más bien generar conciencia y limpiar lo que se pueda. Sería una utopía querer sacar toda la basura del dique”, agregó por su parte Alejo.

Para ambos buzos, “la educación es la clave”. “Por más que hagamos cientos de acciones, no logramos educar a la gente. Las personas ven que alguien más lo recoge, entonces siguen tirando. Si no aprendemos que la basura no hay que arrojarla en los espacios públicos, no vamos a avanzar nunca”, sostuvo Grunhaut.

Las personas ingieren alrededor de 2000 piezas de microplástico cada semana, cantidad que equivale al tamaño de una tarjeta de crédito (Fuente: Dalberg 2019).

Ecosistema inexistente. Una de las principales señales de alerta detectadas por Martínez y Grunhaut es la escasez de fauna acuática en el dique La Quebrada. “Casi no hay peces en el agua, no se acercan a curiosear en busca de comida. Antes, la gente iba a pescar trucha y pejerrey, o al menos había algún pato. Esto puede tener que ver con algún tipo de contaminación, hoy lo único que se ve es plástico y más plástico”, comentó Fausto con preocupación.

Por su parte, Grunhaut comentó: “En todos los diques hay un ecosistema constituido por un montón de especies, pero en este sólo vimos mojarritas. Es una situación que hay que remediar cuanto antes, hasta algo pequeño, como las colillas de cigarrillo, puede ser muy contaminante”.

Limpieza en profundidad 15
Otros buzos, como el rioceballense Osvaldo Jara, se sumaron al trabajo en el dique.

“Yo creo que esta iniciativa es positiva para todo, no sólo para el ambiente, sino también para la sociedad, para generar conciencia, difundir la importancia de mantener limpio los espacios y cuidar la naturaleza. Cualquier actividad que ayude a concientizar es buena. Lamentablemente, no hay muchos proyectos que incentiven esto en Córdoba”, concluyó el buzo de Villa Allende.

Anuncios

Microplásticos, un problema que no se ve. Los microplásticos son pequeñas piezas de plástico (de menos de cinco milímetros de diámetro) que contaminan el ambiente. Provienen tanto del deterioro de desechos más grandes, como de un sinfín de otras fuentes (cosméticos, ropa, productos de limpieza, pesca, procesos industriales, etc.).

Limpieza en profundidad 16

Un estudio internacional realizado por Dalberg Global Development Advisors, estima que las personas ingieren alrededor de 2000 piezas de microplástico cada semana. Esto equivale a 21 gramos por mes, lo cual sería como comer una tarjeta de crédito por semana.

Dichos desechos llegan al organismo del ser humano a través de la comida o el agua, ya que, al ser tan pequeños, los peces y otros animales acuáticos los ingieren confundiéndolos con su alimento natural. Además, por la misma razón, muchas veces los filtros de agua no logran retenerlos.

Anuncios

Dejá un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.