fbpx
Anuncios
espacio publicitario

Una mirada sobre la economía argentina


El multifacético periodista y vecino de la región, Walter Giannoni, pasó por Radio El Milenio y habló sobre su trayectoria. Además, hizo una reflexión sobre la situación económica local y nacional.

Walter Giannoni es periodista especializado en Economía, trabaja en La Voz del Interior y vive en Unquillo.

Walter, que de chico quería estudiar Ingeniería Electrónica, hoy es uno de los más importantes periodistas cordobeses de política, negocios y finanzas. Actualmente, vive en Cabana y se desempeña como redactor en La Voz del Interior, donde, tras pasar por varias áreas, quedó al frente de la sección Economía.

Además, es el conductor de Container, un programa de televisión que ya lleva diez años al aire y se distingue por tener una visión poco habitual que cubre tanto el mundo de los negocios, la industria y las finanzas, como los aportes de la tecnología en este sector.

“Cuando terminé el secundario, hice un curso de periodismo para ver qué era y acá estoy, 35 años después”. Walter Giannoni

El Milenio: ¿Cómo te especializaste en el área de economía?

Walter Giannoni: Yo siempre trabajé en medios gráficos y en los periódicos vas rotando de sección. Mi primer diario fue La Calle de Río Cuarto y luego fui a Puntal, un medio muy importante del sur de la provincia.

En 1987 llegué a La Voz y entré en la vieja sección “Información general” (hoy, Ciudadanos), que trataba todos los problemas de los barrios, los centros vecinales, las plazas, etc. Luego pasé a la sección Política y ahí estuve mucho tiempo, hasta que entré a Economía. Al tiempo se armó la sección Negocios, donde estuve quince años escribiendo sobre lo que es la vida de las empresas. Finalmente, hoy estoy de vuelta en Economía.

Cuando terminé el secundario hice un curso de periodismo para ver qué era y acá estoy, 35 años después.De economía no conocía, tuve que aprender, tuve que estudiar, hasta hice una diplomatura para tener una herramienta más.


Te puede interesar

“La economía argentina genera un gasto público muy grande y carece de motores para atraer dólares” (audio)


EM: Teniendo en cuenta la situación actual de recesión, ¿qué sector de la economía de Sierras Chicas pensás que se va a ver más afectado?

WG: Las recesiones alcanzan a todos los sectores siempre. Esto es una profundización de la crisis, es decir, por ejemplo: el famoso frigorífico de Unquillo se cerró hace varios años, o sea ahí, ya estábamos en crisis. Ahora se ha profundizado o se ha generalizado un poco más esa situación. En este momento, hay algunas señales que indican que esto podría empezar a revertirse, pero todavía hay que ver.

Para muchos, Unquillo es una ciudad dormitorio, o sea, de gente que trabaja en otros lados, pero siempre, cuando hay menos dinero en la calle, el primer efecto de las personas es cerrar la mano. Y cuando uno cierra la mano para no gastar, empieza a afectar a otros sectores. La economía es una cadena, a lo mejor es una cadena que empieza gruesa en una parte y termina finita en la otra.

¿Y a qué sector específico puede afectar? Bueno, en Unquillo hay dos empresas importantes de transporte de pasajeros y el transporte hoy está bastante complicado, así que ahí puede haber impacto. Y en general en el consumo, Unquillo tienen un centro comercial dinámico, aunque a nosotros no nos parezca porque creemos que es un pueblo chico, pero si prestamos atención, vamos a ver que es así, y sin duda ahí la caída del consumo impacta.

Anuncios

EM: ¿Por qué crees que la economía argentina se encuentra siempre en problemas?

WG: Yo pienso que es por dos cosas. Primero, la economía argentina tiene un gasto público muy grande y le resulta muy complicado sostenerlo y pagarlo, lo tiene que financiar. Y segundo, Argentina tiene pocas fuentes para traer dólares (y, hoy en día, todo requiere dólares).

Una es el campo, otra era la minería, que ahora se ha achicado muchísimo, aparece la industria petrolera con un poco más de firmeza, algo de la industria pesquera y alimenticia. Y hay un sector muy importante que está empezando a traer dólares, sobretodo en Córdoba, que es el tecnológico, hay mucha gente haciendo software y tecnología para exportarla.

EM: ¿Hay alguna alternativa que no implique la dolarización de la economía?

WG: La economía está dolarizada de hecho, todos los actores económicos piensan en dólares y ese es un gran problema, porque cuando vos pensás en dólares, matás la moneda local, la nacional.

Pero el argentino tiene este problema, porque se defiende en dólares, o sea que la forma más práctica de cubrirse de los vaivenes de la economía es a través del dólar. Por ejemplo, una persona que quiere ahorrar para comprarse un auto, con los pesos va a comprar dólares, porque sabe que no se van a desvalorizar y es la opción más fácil, aunque existen muchas otras.

“La economía está dolarizada, todos los actores económicos piensan en dólares y ese es un gran problema, porque cuando pensás en dólares, matás la moneda local”. Walter Giannoni

EM: ¿Podés darnos alguna opinión sobre el empresariado argentino?

WG: Lo empresarial está muy cuestionado en este momento por distintas razones. La causa de los cuadernos es una, hay varios empresarios en juicio o detenidos. También está muy cuestionado por los precios, lo primero que hace uno cuando va al supermercado es decir “¿por qué aumentó tanto?”.

Yo creo que el empresariado es como nosotros en un sentido. Primero son argentinos, salvo las multinacionales que tienen negocios acá, que piensan de otra manera, ni mejor ni peor: responden a una casa central, tienen otras pautas, maximizan la rentabilidad, etc. Quieren ganar plata, porque en definitiva hacer negocio es para eso, y, además, es la forma más genuina de generar trabajo.

Entonces los empresarios están cuestionados porque hoy en Argentina, ¿quién no está cuestionado? Está cuestionada la iglesia, los médicos, los periodistas, ni hablar los políticos, los docentes. Y diría que, a nivel regional pasa lo mismo.

Creo que, desde el empresariado, durante mucho tiempo, por esto de que la economía a veces te manda para abajo y otras te da una bocanada de aire, han tratado de defender su empresa, de ganar plata como puedan y han cometido delitos en ese camino. Pero el tema es cómo malgastamos el futuro. Yo tengo 56 años casi, pero a los jóvenes y chicos que están estudiando, les va a afectar. No podemos dilapidar futuro, el empresario que tenga que pagar, tendrá que pagar.

Anuncios

Dejá un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: