Profeta en su tierra, la artista escénica Lara Carignano presentó en Unquillo su nuevo espectáculo. En diálogo con El Milenio, habló sobre su unipersonal, la temporada en Carlos Paz y los proyectos por venir.


Tras años de participar en grupos teatrales, la actriz unquillense Lara Carignano optó por tirarse a la pileta y apostar por su propio proyecto: un unipersonal. Se trata de “Lara Contate Otra”, el show que la tiene como protagonista y que presentó en su tierra natal, Unquillo, el pasado 12 de abril.

“Lara Contate Otra” es un espectáculo humorístico en donde relata su vida en primera persona, rodeada de recuerdos personales y canciones de su autoría, las cuales fusionan tango, cuarteto y jazz.  Con una pizca de emotividad y mucho humor, Lara nos guía a través de la narración de esta propuesta artística, independiente, que llegó a Carlos Paz en la última temporada teatral de verano.

El Milenio: A lo largo de tu carrera has trabajado con distintos géneros teatrales, como el teatro infantil y la comedia musical. En esta etapa de “Lara solista”, ¿te inclinás hacia otras cosas?

Lara Carignano: Exacto, lo que hago ahora es una propuesta para adultos, para toda la familia. Uso otras temáticas y formatos, incluyendo el musical. Sigo combinando elementos todo el tiempo, pero ya no estoy en los elencos que trabajaba anteriormente.

Lara, contanos tu historia 6

EM: ¿En qué consiste la propuesta de “Lara Contate Otra”?

LC: Es un show humorístico-musical. Le pusimos ese título porque es puro teatro, combinado con canciones que son de mi autoría. No es stand-up porque tenemos escenografía, cambios de vestuario. Se genera un clima todo el tiempo, pasando por la risa, la emoción y la reflexión. Susana Curto, que tiene un programa en Radio Universidad, me dijo “tu show es versátil: va, viene, llevas, traes”. Todo el tiempo hay un dinamismo que te lleva para todos lados.

EM: ¿Pero predomina el humor?

LC: Sí, pero no es el típico del humorista que cuenta el chiste y que, al terminar, sí o sí hay que reírse. Esto tiene un hilo conductor, porque cuenta la historia de mi vida: mi nacimiento e infancia en un pueblo pequeño, cuando me fui a estudiar Buenos Aires, la vuelta a vivir a Córdoba y finalmente a Unquillo, donde volví a mi naturaleza y esencia.

Pero en el medio hay varias cosas, como lo que genera en una mujer tener que trabajar del arte, donde no hay horarios fijos. El stand-up tradicional no genera nada, es estar parado y contar monólogos, pero acá no es así: todo empieza y termina y cada escena se relaciona con la otra.

Anuncios

EM: ¿En qué se diferencia esta obra de tus trabajos anteriores?

LC: Ahora mi cabeza no es sólo de actriz, sino de productora, de pensar en los detalles de la escenografía o el vestuario. Estoy todo el tiempo concentrada en cada uno de los aspectos que implica hacer una obra de teatro. No me puedo relajar ni un segundo en ninguno de los aspectos.

EM: ¿Cómo ha sido la respuesta del público?

LC: Jamás me imaginé que iba a tener una aceptación como la que tuvo. Cuando hacés una obra hay dudas sobre qué vendrá, qué pasará y, desde las primeras funciones en Córdoba, la gente se involucró.  Yo no sé si es fue por el hilo conductor, la historia, la manera en que yo lo cuento o si el público se sintió identificado, pero funcionó.

Lara, contanos tu historia 7

EM: ¿Cómo llegaste a Carlos Paz?

LC: Trabajo con un grupo con el que teníamos la idea de ir a Carlos Paz el año que viene. Pero previo al verano, en una función de “Lara Contante Otra”, unos productores me vieron y les gustó la obra. Ellos tenían acceso, me lo propusieron y aceptamos.

EM: ¿Sentís que haber llegado a Carlos Paz te abrió puertas?

LC: Sí, me abrió, porque es ambiente de mucho teatro, independiente y comercial. A lo mejor en cuatro meses se me dieron un par de cositas que podrían haber tardado un poco más. Pero no todo fue suerte, también es mucho trabajo y cuando sostenés ese laburo toda la vida, en algún momento, las cosas suceden.

EM: ¿Por qué decidiste presentar la obra en Unquillo?

LC: Bueno, como cada uno que vive en su pueblo siempre tiene la idea de presentar su trabajo ahí. Lo que pasa es que primero pasé por el proceso de maduración de la obra, en donde se cambian monólogos de acuerdo a las necesidades mías y a los gustos de la gente.

Siempre tuve la idea de presentarla en Unquillo, pero había que esperar el momento indicado. Después de recorrer todos estos lugares del interior, la obra maduró y la traje a mi hogar.

EM: ¿Hay público para este tipo de propuestas en la región?

LC: Yo soy nueva en este rubro del unipersonal, estoy conociéndolo, pero sí, hay. El unipersonal hoy está saliendo mucho por la misma situación económica. Cuando querés plantear un proyecto de seis actores no te cierran los números. A veces tenés que decir: “hago un unipersonal porque quiero laburar del arte y hacer teatro”. No fue la razón por la que hice mi espectáculo de esta manera, pero mucha gente tuvo que decidir achicar el elenco por esta realidad social.

Lara, contanos tu historia 8

EM: ¿Qué satisfacciones te ha dado esta obra?

LC: Hasta ahora todo me da satisfacción. No sé si porque todo es nuevo o porque estoy sola. La devolución de la gente es lo que más te llega, así como cuando las personas te dicen “Yo no conozco Unquillo, pero sólo por tu descripción me lo imagino” o “Lo mismo que te pasa con tus hijos, me pasa a mí también”. Todas esas devoluciones, a la salida del teatro, son lo que me da placer y satisfacción.

EM: Habiendo incursionado por diferentes aristas del arte escénico, ¿cuáles son tus materias pendientes como artista?

LC: Filmar una película. Quién sabe, quizás en algún momento de mi vida se dé.

Anuncios

Dejá un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.