La bailarina, docente y coreógrafa Silvia Zerbini visitó la ciudad de Saldán.

La bailarina, docente y coreógrafa Silvia Zerbini visitó la ciudad de Saldán.

Sobre su tiempo de trabajo compartido con Jorge Cafrune supo decir: “Fue maravilloso trabajar con él, era un tipo íntegro”.

La bailarina, coreógrafa y directora del Ballet Folclórico Nacional Silvia Zerbini pasó por Saldán para hacer lo que más le apasiona: bailar y enseñar. La Casa de la Cultura de la ciudad de las Sierras Chicas fue escenario y testigo de la inolvidable jornada.

Zerbini nació en Buenos Aires, luego  sus padres se mudaron a Carlos Paz y allí empezó a tomar clases de danza. Siguió sus estudios en Córdoba, se enamoró de un bailarín y se casó.

A los 24 años empezó a bailar en el escenario de Cosquín, el sueño de cualquier bailarín. Ese mismo año nació su primer hijo, pero esto no fue impedimento para sus sueños. Su pequeño hijo (Nataniel) creció sobre los escenarios, al igual que sus 2 hermanos (Izadora y Emiliano), que llegaron poco después.


Ella misma admite que muchas veces se siente sola, podría haber elegido otra vida, más cómoda, más tranquila, pero eligió esta, porque bailar la hace sentir viva, la hace feliz.