fbpx
Anuncios
CUBRIMOS, CUMPLIMOS

El milenio

10 años conectando Sierras Chicas

Rally en dos ruedas


Tomás Amatti, de Río Ceballos, practica Enduro desde los ocho años y a los catorce ya compite en el campeonato provincial cordobés, habiendo logrado consagrarse campeón en su primera participación.

“Me entusiasma correr el rally de Enduro de Tucumán. Son 200 km llenos de desafíos”, remarca Amatti.

El Enduro es una modalidad del motociclismo que genera una propuesta similar a la de un rally, en terrenos complejos, con rutas, etapas y organización de los tiempos de cada piloto. Las pruebas son cronometradas y establecen una gran exigencia de destrezas y velocidad sobre la motocicleta.

Esta disciplina puede practicarse tanto a cielo abierto como, en algunas excepciones, en espacios cerrados y si bien los elementos mecánicos poseen una gran potencia, los grandes obstáculos moldean una dinámica en la que la moto debe oscilar en velocidades bajas, que suelen rondar entre los 40 y 60km por hora.

Se presentan diversas opciones, la mayor parte de las pruebas son establecidas en campos cercanos a las 50 hectáreas, atravesados por subidas, bajadas, saltos, ríos y piedras. Mientras tanto, la duración de los recorridos suele tener grandes variaciones, que van desde los quince minutos a las dos horas

El Milenio: ¿Por qué empezaste a practicar este deporte?

Tomás Amatti: Desde que yo era muy chico, mi papá corría en moto y siempre lo acompañé a todas las carreras o entrenamientos. Pienso que de ahí nace mi gusto por este deporte o este estilo deportivo. A los ocho años ya recibí mi primera moto y comencé a competir sin dudarlo. Me gusta la adrenalina que provoca la competencia y el vértigo que siento cuando estoy arriba de la máquina. También me atraen mucho las bicicletas y la posibilidad que me genera el Enduro de establecer, en cada carrera, nuevos lazos de amistad. Ahí hago grupos de amigos todo el tiempo y aprendo de la experiencia de todos.

EM: ¿Qué tipo de entrenamiento requiere?

TA: Básicamente requiere un 50% de entrenamiento físico y un 50% técnico. El entrenamiento en moto puede variar entre una o dos veces por semana y en cuanto a lo físico ya se recomienda al menos tres veces a la semana, articulando con mucho de bici, además de salir a correr. Es muy importante estar arriba de la moto, sumar horas, que en definitiva son lo que a uno le brinda mayor habilidad y control.

EM: ¿Cómo está diagramado el campeonato provincial?

TA: Primero está dividido en siete fechas y en categorías, que van desde los menores hasta ‘senior’. Antes está ‘principiante’, ‘promocional’ y ‘junior’. Yo, actualmente, a los catorce años, corro en principiante, en esta categoría participan motos de más o menos 125 de cilindradas a 250, junto a una duración de carrera de una hora. Luego los más experimentados, entre todas las pruebas llegan a las dos horas de competencia.

EM: ¿Existen circuitos interesantes en Sierras Chicas?

TA: Sí, en Villa Allende y Salsipuedes. Ahí se realiza lo que llamamos entrenamiento cronometrado, lo podés hacer tranquilamente con tus compañeros de equipo y no es una carrera registrada.

EM: ¿En qué otra competencia te gustaría participar?

TA: La verdad es que me entusiasma una que hay en Tucumán. Es una vez al año, con 200 km, es decir larguísima. Presenta un desafío muy importante, porque vas cruzando ríos y selva. Además asisten más de 1500 pilotos nacionales e internacionales. Es un rally tremendo y me inscribí para participar con mi papá.

Anuncios

Dejá un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: