Anuncios

El milenio

10 años conectando Sierras Chicas

Sentir el teatro

CULTURA/ UNQUILLO


Actriz, directora, docente e investigadora, son algunas de las palabras que definen a Paula Susperregui. En esta entrevista, un repaso por la formación, trayectoria, y recuerdos más destacados de una vida dedicada al teatro.

“En Córdoba hay un potencial teatral increíble”

Paula Susperregui es actriz, nacida en la ciudad de La Plata, se formó en la danza con Violeta Cossani y a los diecinueve años empezó a estudiar actuación. “Me di cuenta que a la danza le faltaba algo, porque no podía expresar todo lo que quería, por lo que decidí que tenía que estudiar actuación”, narró. Además, se nutrió sobre diversos aspectos teatrales como la dirección.

Es admiradora de la actriz Carla Peterson, a quien define como “extraordinaria, maravillosa, con una creatividad muy particular” y considera al director franco-inglés Peter Brook y al actor argentino Norman Briski como sus maestros.

Formó la compañía El Sostén, la cual fue elegida por el Festival Alternativo de Madrid. En esa ciudad estudió por tres meses con los teatreros Guillermo Heras y Rubén Szchumacher, para luego formar una nueva compañía y participar en varias obras. Volvió brevemente a Argentina pero finalmente se radicó en España por diez años, trabajando en la sala Quinto Espiral, con la compañía aQú Teatro, realizando trabajos de investigación (de “laboratorio” según la jerga teatral).

Allí se abordaron problemáticas sociales, pero lejos de la mirada panfletaria, y más cercana a la reflexión a partir del arte. Un ejemplo es la obra “Experimento Lady”, la cual abordaba la violencia de género, a partir de la actuación de distintas actrices españolas.

“Experimento Lady” significó su obra más madura como artista y como ser humano. “Logramos tratar el tema con mucho cuidado, sin juzgar a nadie, para comprender que está pasando, cuestionando, ya que es un tema muy complicado”, expresó.

El Milenio: ¿Por qué decidiste comenzar con esta tarea?

Paula Susperregui: Por una necesidad de expresarme. Iba a estudiar educación física, porque toda la vida me dediqué al trabajo corporal con la danza y la natación. Mi vida iba entre el arte y el deporte, y me gustó mucho más el arte, porque me parecía que ese era un mundo no competitivo. Aunque después descubrí toda la competencia de egos en el arte, pero ya de más grande.

EM: ¿Cuál fue tu primer trabajo relacionado con la actuación?

PS: Con la actuación tuve varios momentos. Mi experiencia es mucho más como directora de teatro y como docente que como actriz. De todas maneras aprendía permanentemente. Con Mariana Briski, empecé a estudiar humor, pero fui asistente de dirección de un espectáculo que ella dirigía y en ocasiones, en que ella no podía estar en los ensayos. yo me encargaba. Luego faltó una actriz  en una función muy importante y me tocó suplantarla. Fue toda una experiencia. A partir de allí, hice muchísimas cosas pequeñas, pero sobre todo me dedicaba a estudiar para formar actores, descubrir qué es la actuación.

EM: ¿Es fácil conseguir trabajo en el ámbito de la actuación?

PS: Es complicado, porque hay momentos de decisión. Cuando vivía en Buenos Aires, la opción era la televisión y tenía que presentarme a castings. Yo casi hago una película que se llamaba El Dedo en la Llaga, una coproducción con EE.UU. Era muy joven e inexperta, y fue una gran decepción. Así que decidí que no quería seguir viviendo de esa manera, tener que ir a casting para ver si algún día me elegían. Sentía que perdía muchísimo tiempo, y energía, sin hacer algo creativo. Ahí me di cuenta que mi carrera iba por otro lado. Si yo tenía que trabajar en el cine o en la tele, tenía que ser porque mi carrera me llevaba a eso y no porque yo iba a exponerme a audiciones.

Creo que también afectó el no tener un apoyo familiar en ese momento, por lo que no pude sostener esa frustración. Por eso mi carrera fue por fuera del sistema,  buscando y creando mi universo para aprender.

“He tenido la oportunidad de estudiar con grandes maestros, y también fui una autodidacta”.

EM: ¿Consideras que es necesario salir de la provincia para poder triunfar en la carrera?

PS: No, porque depende a qué parte te querés dedicar. Yo viví tantas cosas, fui a España, tuve mi sala, ahora estoy acá en Unquillo, creando y armando.

A veces es un poco más complicado, otras veces vas muy bien. Lo que he aprendido a mis 47 años es que lo importante es cómo uno hace su carrera.

He tenido la oportunidad de estudiar con grandes maestros, y también fui una autodidacta.

Cada uno tiene que encontrar su camino, trabajar en el cine, la televisión, la radio, la calle, en todas partes, porque todo se relaciona con la formación. Si no hay experiencia no hay aprendizaje.

También hay personas que tienen apoyo familiar, o van a un casting y ahí comienza su carrera profesional. Eso está bien y es tan noble como la otra opción.

En Córdoba hay un potencial teatral increíble. Hay grandes directores, como Paco Giménez. Mucha movida teatral  de gran calidad. Hay series que se comienzan a hacer, cine que se empieza a escuchar. Creo que es un momento muy hermoso y propicio para dejar de centralizar todo en Buenos Aires.

EM: Si tuvieras que modificar alguna decisión en tu vida de actriz ¿cuál sería?

PS: ¡Qué buena pregunta! En un momento pensé que no me tendría que haber ido de Buenos Aires para desarrollar mi carrera como actriz profesional. Pero ese momento ya pasó, fui a España y no me arrepiento. Ahí pude dirigir obras de teatro, conocer otras culturas,  maneras de ver, pensar, entre otras cosas. Es una pregunta que tendría que seguir reflexionando, pero hoy estoy muy contenta con lo que he decidido hasta el momento.

EM: ¿Podrías contarnos cómo fue el conflicto con la municipalidad?  

PS: Son maneras de ver el mundo y la cultura, totalmente distintas y creo que ese fue el gran conflicto. Era un ambiente donde yo sentí que no se me valoraba ni respetaba, ni al grupo con que trabajaba. Fue muy difícil tomar esa decisión porque entraron en juego muchas emociones. Seguí pensando que lo mejor era lo que sentía, así que mejor retirarse. Hacer Mutis por el foro, que en teatro significa retirarse por atrás.

EM: Actualmente ¿estás trabajando en algún proyecto?

PS: Actualmente, estoy trabajando en el proyecto de investigación: “Teatro en Prácticas Callejeras” que empezó en España. Consiste en sacar actores y actrices para que la gente vea que no es un trabajo fácil, que tiene que ver con las emociones de aprender, perder la vergüenza, de buscar una manera estética de actuar, entre otras cosas.

También estoy dando clases en Unquillo con un grupo maravilloso, que es con el que estaba en la Casa de Cultura.Estoy muy contenta, ya hemos hecho cortos y  cosas que se nos van ocurriendo.

Anuncios

Dejá un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: